María Jesús y Tejado durante la discusión en 'GH DÚO'.

María Jesús y Tejado durante la discusión en 'GH DÚO'. Mediaset

Famosos MINUTOSTV

Expulsión disciplinaria para María Jesús tras su gran mentira en GH DÚO

Hay aspectos en los que no cabe la improvisación o la más incómoda de las subjetividades: se han mostrado contigo en modo agresivo, o no; has sentido intimidación, o no. No hay vuelta de hoja, ¡mentirosa! 

La historia de María Jesús Ruiz (35 años) en Gran Hermano DÚO tiene los días contados, y eso que se postulaba como una de las grandes favoritas del concurso cuando este respira casi su ecuador. Pues no, se conoce que la de Jaén ha estirado demasiado el chicle, ha jugado a las casitas con cosas serias que, vaya avatares, le han terminado explotando dentro de la casa de Guadalix. Así como su relación con Julio Ruz le salió bien -en el sentido de que todo el mundo le dio la razón ante la pesadez suprema del empresario y su posterior expulsión disciplinaria-, ahora la exmiss España se ha visto envuelta en una de las grandes mentiras del concurso. Es más, diría yo: la más patética y surrealista de las renuncias. ¿Dónde está el programa en este caso? ¡Injusticia! Y es que, hay aspectos en los que no cabe la improvisación o la más incómoda de las subjetividades: o se han mostrado contigo en modo agresivo, o no. O has sentido intimidación, o no. No hay vuelta de hoja. 

Y lo siento, pero resulta que, en mi opinión -y en la de media España-, fue María Jesús quien se acercó a Antonio Tejado (32) en modo envalentonado y con ganas de gresca, acercándole su cara, buscándole la mirada en tono provocador rollo acércate si te atreves o tienes lo que hay que tener. Ella a él, no él a ella. Se había vendido al público que había sido el sobrino de María del Monte (56) el cual, mosqueado por el repentino vínculo entre Candela -su expareja- y María Jesús -su último ligoteo en la casa-, había entrado como un miura en la habitación donde ambas mujeres conversaban por lo bajini, pero no: ¡en ningún momento se ve ni un atisbo de agresión, ni qué decir de maltrato! 

María Jesús y Tejado durante su duro enfrentamiento.

María Jesús y Tejado durante su duro enfrentamiento. Mediaset

Cuando Antonio entra en la habitación es cierto que no lo hace completamente tranquilo -en qué cabeza cabe, está sulfurado-, pero de ahí a lo que definió María Jesús, hay un trecho gordo. Y muchas lagunas y claroscuros. La primera renuncia de la que un día representó a España es que el encontronazo más importante se produce más tarde, en el pasillo, y no junto a Candela -María Jesús había defendido lo contrario-. El programa ha emitido las imágenes y en ellas se ve cómo Tejado y la exmodelo tienen un face to face de lo más intenso en el pasillo. Recalco: no se nos debe olvidar que la Ruiz mantuvo que todo aconteció junto a Candela, en la habitación del baño; primera mentira. 

Pero, siéntense si creen que lo han leído todo. Resulta que la segunda trola estaba al caer: en el pasillo, entre gritos y acusaciones, no fue Tejado quien se lanzó como un basilisco contra María Jesús, ¡fue al revés! Ella, de rojo pasión y fuera de sí, dio un quiebro en sus pasos y volvió junto a Antonio. Cara a cara, a centímetros el uno del otro. Venga, hazme algo si te atreves, Tejadito. Aquí, delante de España"Que sea la última vez que me levantas la voz", recrimina/azuza/busca María Jesús a Tejado mientras este, con las manos hacia atrás -lo único cierto del relato inicial- le planta cara, pero en silencio y sin aspavientos. Como con cautela, la que tendríamos todos. Ya casi al final, Tejado le espeta que es una gran mentirosa y que, Dios lo libre, de él nadie piensa "lo que de ella" en España. Hay quien ve en estas declaraciones una crítica velada a cosas muy serias. Yo, en cambio, me quedo con lo que sigue: María Jesús mintió; nunca sintió miedo de Antonio Tejado. Lejos de eso, fue ella quien buscó la bulla. Ahí están las imágenes, no lo dice un servidor.

Las confesiones más duras de Kiko Rivera

Kiko Rivera tras su última confesión personal.

Kiko Rivera tras su última confesión personal. Mediaset

Yo ya no me fío del programa de GH DÚO en el que Kiko Rivera (34) no abra su corazón. Oye, lo hace con tanta frecuencia que, me van a disculpar, muchas veces pienso que aquello está más que amañado. No me digan que es normal que este hombre cuente cosas jugosísimas sobre su vida así, porque se me escapa. El primer desliz, vale; el segundo, puede que también, pero el tercero no te la compro. Lo siento, aquí hay gato encerrado. ¿Por qué Kiko habla tanto de su vida privada? ¿Le están pagando por detrás? Yo es que tiendo a desconfiar mucho de la gente altruista y llena de bonhomía y Kiko, en el concurso, es un sospechoso bocachanclas. No me cuadra eso en un hijo de Isabel Pantoja (62)

Total, que después de su confesión sobre la adicción a la drogas, y de los cinco millones de euros que, según él, se ha pulido en sus años mozos por este problema, llegan otros rosarios de desgracias. Ahora el hijo de la tonadillera más famosa de España ha confesado que se fundió los 700.000 euros que iban destinados a Hacienda; que un día desvalijó las bebidas de todo un bar por 5.000 euros y que sus análisis de sangre y orina rutinarios en un principio le dieron tembleques y que, en la actualidad, son por sorpresa. Hay que decir, en su descargue, que todo esto, en una revista o programa, se hubiera traducido en un plus insultante de dinero, en una pasta gansa. Al César lo que es del César: Kiko es generoso. 

El trío Sofía-Candela-Tejado 

Antonio Tejado en una de sus disputas con su ex, Candela.

Antonio Tejado en una de sus disputas con su ex, Candela. Mediaset

Este jueves, un día más, Tejado ha sido uno de los grandes protagonistas. Y es que, hay que ver la que tiene liada el chaval. Resulta que, para colmo de males, y cuando ya su roneo express con María Jesús en la casa de Guadalix se había tornado en indiferencia y enemistad, llega su ex, Candela, a agitar el cotarro. La mujer entra en el concurso con sed de venganza -después de ver cómo María Jesús se camela a su chico- y, ni corta ni perezosa, se alía con ella en contra de Tejado. Sin duda, una obra maestra para desestabilizarlo; la una le dice a la otra que no se fíe de él, que es un mentiroso patológico, y la otra le suelta que nada, que aquello fue una tontería de una semana. "No te preocupes, que no siento nada por él", la tranquilizó María Jesús. 

Pero, esperen, que llega Sofía Suescun, la otra repescada de la noche -fue expulsada y luego escogida de nuevo como concursante-. Ella, que dirán ustedes que aparentemente no tiene nada que ver en la intríngulis de Tejado, aterriza y sorprende: resulta que Antonio, antes de GH DÚO y durante su colaboración en Sálvame, le mandó mensajes a Suescun, según ella demasiado picantones. Ahí la tenemos montada. Total, que tal quebradero de cabeza se le ha quedado al hombre que ha llegado a reflexionar: "Estoy seguro de que las tres están compinchadas desde fuera contra mí, no es normal esto". Pues sí, hijo, muy normal es: la ex celosa, tu lío en el concurso renegando de ti, y un mensaje del pasado se te revuelve. Si es que no ganas para disgustos. 

Expulsada: Raquel Lozano

Nueva concursante repescada: Sofía 

Expulsada de la repesca: Candela 

Nominados: María Jesús, Ylenia y Alejandro Albalá

[Más información: La brutal acusación de maltrato de María Jesús contra Tejado en GH DÚO]