Ana Obregón en una imagen de archivo.

Ana Obregón en una imagen de archivo. Gtres.

Famosos PLAN DE CHICAS

El respiro de Ana Obregón en su continua preocupación por la salud de su hijo

Álex Lequio (26 años), hijo de Ana Obregón (63) y el conde Lequio(58), regresó a Madrid hace un par de meses tras una larga estancia en Nueva York, donde se sometió a un tratamiento para combatir el cáncer que padece en el prestigioso centro Memorial Sloan Kattering Cancer Center de Nueva York.

Durante todo este tiempo su  madre ha sido su mejor apoyo, y la mejora de la salud del joven empresario también le afecta a ella. La bióloga asegura que ahora se encuentra perfectamente: "Estoy bien, gracias".Obregón ha decidido comenzar el año de la mejor forma posible aprovechando la jornada para comer junto a sus amigas en un restaurante de la capital. Para la ocasión la actriz lució un pantalón de cuero en color rojo que combinó con una chaqueta de cuero del mismo tono. Para completar su outfit vistió un top negro a juego con un cinturón y unas gafas de sol.

Muy aliviada por todo lo que han hecho los médicos por su hijo, Ana comentó que tenía muchas ganas de ir a un restaurante y relajarse: "Un poquito de salir que han sido muchos meses sin salir".

Desde que se enteró de que su hijo padecía esta enfermedad, Ana Obregón lo dejó todo. Su vida laboral, social, e incluso sus aspectos más íntimos, y ha estado dedicada en cuerpo y alma a su hijo. 

"Sigo siendo el mismo chico de siempre, igual de despistado", asegura Alees, que reconoce que es algo que ha heredado de su madre. "Tengo dos pilares fundamentales en mi vida: el primero es la familia y el segundo es el trabajo. La ilusión más grande que tengo es parecerme lo más posible a mi abuelo. Si consigo ser una décima parte de lo que ha sido él, esa sería la mayor locura", confesaba Lequio en una entrevista concedida a finales de 2018. 

[Más información: Esta es la cifra que ha cobrado Álex Lequio por hablar de su cáncer]