Ángel Garó y Darío, a su entrada en los juzgados.

Ángel Garó y Darío, a su entrada en los juzgados.

Famosos EXCLUSIVA

Ángel Garó, absuelto del delito de lesiones a su novio por falta de pruebas

El humorista tuvo que abandonar la casa 'Gran Hermano VIP' para acudir a juicio por una demanda interpuesta por su exnovio, Darío. 

El juzgado de lo Penal número cinco de Málaga ha absuelto a Ángel Garó (53 años) del delito de lesiones contra quien fuera su pareja sentimental, Dario José Abelaira Galán por falta de pruebas. Se reconoce que Darío, el novio de Ángel, presentaba lesiones consistentes en policontusiones, erosiones varias, esguince de tobillo derecho, para cuya curación necesitó además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico consistente en inmovilización del tobillo mediante férula, habiendo requerido para su sanidad de 30 días durante el transcurso de los cuales estuvo impedido.

Sin embargo, tras largas disquisiciones sobre jurisprudencia y fundamentos de derecho, se afirma que "no siendo posible esclarecer si el origen de las lesiones fue por una caída accidental o por acción del acusado, quedando reducida la cuestión a las versiones contrapuestas de las partes. Así, aluden a que La STS 411/2010 de 13 de marzo, establece que para que nos encontremos ante un tratamiento médico es necesario que no se trate de un mero diagnóstico o una prevención médica".

Ángel tuvo que abandonar durante unas horas la casa de Gran Hermano VIP para ser juzgado por una presunta agresión a quien era su compañero sentimental con fecha de mayo de 2017 en la casa que el humorista posee en el centro de Málaga. La fiscalía pedía para él 20 meses de cárcel.

Absuleto Ángel Garó del delito de lesiones a su expareja JALEOS

Durante la vista, el humorista negó en todo momento que pegara, agrediera y lanzara por las escaleras quien en aquel momento era su novio. Dario, quien llegó a manifestar en el Deluxe que jugaba en su contra el hecho de ser un hombre y no una mujer, al no poder ser catalogado su caso como de violencia sexista, declaró delante de un juez detrás de un biombo, tal era el estado de nervios en el que se encontraba. De hecho, en los mismo pasillos del juzgado, Dario mostró nerviosismo constante por temer encontrarse con Garó.

El episodio que se ha juzgado ocurrió en la madrugada del 24 de mayo de 2017 en el domicilio que Garó tiene en el centro de Málaga. Garó, en el juicio declaró "es una persona a la que he cuidado, que vivía en la calle, que he intentado educar y refinar... Prometo no volver a hacerlo". En materia de responsabilidad civil el Ministerio Fiscal solicita 1.830 euros, y la Acusación Particular 1.997'37 euros por las lesiones sufridas por Darío. En la sentencia consta que Ángel Garó tenía antecedentes penales no computables.

Ángel Garó, a su entrada en los juzgados.

Ángel Garó, a su entrada en los juzgados. Gtres

El testimonio de Carolina González Padreda, que esa noche estuvo en casa de Garó, ha sido clave para la absolución del cómico. Afirma que no se produjo ningún tipo de agresión física o empujón. Tampoco sirvió de mucho el testimonio de los agentes que intervinieron tras el supuesto altercado o caída. Uno de ellos solo afirma, según la sentencia, que Ángel Garó estaba un poco bebido. La sentencia reconoce que los daños sufridos por Dario "no se trata de autolesiones, pero, que las citadas lesiones sí es posible que pudieran provenir tanto de un empujón intencionado como de una caída accidental por las escaleras". La sentencia, a la cual ha tenido acceso JALEOS, añade:

"Por ello, considera este juzgador que las lesiones que presenta el perjudicado no se puede determinar cómo se han producido, si las mismas se originan por una acción directa del acusado mediante un empujón, si las mismas poseen una etiología accidental y por ende desafortunada, por un mero traspiés, ni tampoco se puede situar si esta caída o empujón se produce en las escaleras de caracol que comunican la zona de la terraza con la zona del salón, o se producen en las escaleras que dan acceso a la vivienda tras la puerta de la entrada principal, o si se producen en una escalera de caracol de obra diferente. No existen testigos presenciales directos que hayan podido presenciar la caída accidental, el empujón ni los golpes o agresiones que haya podido sufrir el perjudicado, quedando por todo ello reducida la cuestión a las versiones claramente contrapuestas mantenidas por las partes. Las costas del caso se pagarán de oficio".

[Más información: Ángel Garó sale de 'GH VIP' para enfrentarse con su expareja en los juzgados]