Ana Obregón tendrá que hacer frente a varios temas burocráticos.

Ana Obregón tendrá que hacer frente a varios temas burocráticos.

Famosos UN QUEBRADERO DE CABEZA MÁS

El trámite de Ana Obregón y Álex Lequio para seguir recibiendo tratamiento en Estados Unidos

La bióloga permanece al lado de su hijo Álex Lequio en Nueva York. La estancia se alarga y la actriz tendrá que llevar a cabo varias diligencias administrativas.

Más de dos meses son los que llevan Álex Lequio (25 años) y Ana Obregón (63) instalados en Estados Unidos. Desde aquella primera visita al hospital Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York que se produjo a principios de abril las informaciones sobre el estado de salud del joven parecen mostrar un avance favorable en su diagnóstico. Son buenas noticias para madre e hijo, pero todavía su estancia en la Gran Manzana no ha llegado a su fin. Se acercan de manera inminente a los tres meses de permanencia, el límite que establece la visa de turista, por lo que además de estar al lado de su hijo, la actriz tendrá que sacar tiempo para el costoso trámite administrativo que les espera para poder continuar en el país.

El mutismo acerca de la enfermedad de Álex ha sido la tónica habitual en estos meses, salvo por dos o tres testimonios de amigos que han apuntado que "se encontraba allí haciéndose pruebas" y después se conocía que "responde bien al tratamiento", según han contado Jesús Mariñas (75) y la exnovia del joven. Parece que las esperanzas están llegando junto con el verano, al mismo tiempo que también se aproxima la fecha de los 90 días permitidos por la visa de turista.

Ana junto a su hijo, Álex.

Ana junto a su hijo, Álex. Gtres

Para viajar a Estados Unidos, Ana, Alessandro y Álex han tenido que cumplimentar un formulario que les permite acceder a Norteamérica durante un periodo determinado por motivos de negocios, turismo o tratamientos médicos, como es el caso de los Lequio Obregón. Esta visa pudieron obtenerla con facilidad en un principio gracias al correo electrónico con la cita programada para el Memorial Sloan Kettering Cancer Center que les sirve de justificante para poder permanecer en EEUU durante un tiempo sin requerir visado. Este es el procedimiento habitual y así se lo ha hecho saber el propio centro a JALEOS.

Sin embargo, transcurrido un tiempo -alrededor de 90 días- de permiso deberán solicitar una extensión excepcional de la visa o directamente el Visado de No Inmigrante al Consulado. Para conseguir el documento que permite residir en el país de forma indefinida se deben abonar 160 dólares por cabeza y llevar a cabo un riguroso trámite, aunque debido al servicio de atención a los pacientes internacionales del hospital en el que se trata Álex Lequio puede optar a mayores facilidades a la hora de obtener el visado. Estos servicios del centro no hacen en ningún caso que la familia se libre de la gestión administrativa ni del pago correspondiente para conseguir el visado.

Podría parecer un mero requerimiento de firmas y un simple desembolso, pero la realidad siempre es más costosa y extensa. Con este documento podrán permanecer en Estados Unidos el tiempo que el tratamiento precise y por ello el camino hacia la obtención no es tan sencillo. Deberán presentar los documentos y justificantes de su estancia, jurar por escrito la nula participación en asuntos ilegales durante su permanencia en territorio americano, personarse en la Embajada, entrevistarse con los funcionarios que validan los visados y esperar el visto bueno de éstos para continuar con los trámites más puramente administrativos.

El justificante más contundente para poder quedarse en territorio americano es la carta para la obtención del visado que les puede facilitar el hospital. No obstante, no está exento de pago. Este medio ha podido conocer que el Memorial Sloan Kettering ayuda a sus pacientes con el paso más importante para la obtención del visado gracias a la redacción de una carta firmada por el titular del centro en la que especifica el diagnóstico del enfermo y el tiempo necesario para su recuperación, todo por un precio de 260 dólares, es decir, 223 euros -a sumar a la cantidad que pide la Embajada para expedir el visado-.

La obtención del visado será un relevante punto que atender por parte de Ana y su hijo, pero no así para Alessandro Lequio que debido a que viaja a España a menudo para continuar con su trabajo de colaborador en El programa de Ana Rosa, cada vez que pisa EEUU sus días vuelven a contabilizarse desde cero. Por lo que Álex y su madre son quienes estarán unidos también en sus tareas extrahospitaliarias.

Alessandro Lequio y Ana Obregón, muy atentos de su hijo.

Alessandro Lequio y Ana Obregón, muy atentos de su hijo. Gtres

Un viaje costoso y sin fecha de vuelta

Aunque todos desean regresar a España lo antes posible, esa decisión solo se tomará cuando la salud de Álex Lequio lo 'autorice'. Son casi dos meses y medio de alojamiento en hoteles de Manhattan cuyos precios se encuentran disparados debido a estar en temporada alta por la cercanía del verano y la llegada de turistas.

Un gran desembolso que se une al coste de los vuelos, las dietas y sobre todo del tratamiento en uno de los centros oncológicos más prestigiosos del mundo. Todo el tiempo y el dinero se está dedicando en exclusiva al joven, algo que su madre seguirá haciendo sin renunciar jamás.

[Más información: El 'sacrificio' de Ana Obregón por su hijo]