Begoña Gómez y Elvira Fernández, frente a frente.

Begoña Gómez y Elvira Fernández, frente a frente. Gtres

Famosos DUELO DE DAMAS

Begoña frente a Viri: la otra moción de censura de dos mujeres

 

Jornada intensa en el hemiciclo. Desde el tendido, y con metafórico pañuelo blanco entrelazo en sus manos, las cónyuges de los protagonistas de la actualidad política, Begoña Gómez (jamás trascendió su edad) y Elvira Fernández-Balboa 'Viri' (52 años) viven con tensión la sesión de la moción de censura en el Congreso de los Diputados. Apartando con disimulo el pañuelo, puede que las manos de Begoña, esa mujer brillante, concienciada y con personalidad, se estén frotando a raíz de imaginar su inminente mudanza al palacio presidencial que viene dado con el cargo que su marido exige. 

A la contra, Mariano Rajoy (63), y por defecto su esposa, Elvira, a quien cariñosamente llaman 'Viri' desde pequeña para evitar confusión con su madre, podrían preparar las maletas pronto para salir de la siempre anhelada Moncloa. No sería un trago amargo para ella, que prefirió pasar su última Navidad como ciudadana 'normal' en su residencia de Aravaca antes de entrar a vivir en el 'casoplón' que le correspondía por ley.

Begoña Gómez

Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez.

Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez. Gtres

Begoña Gómez y Pedro Sánchez (46) se conocieron hace más más de doce años en una fiesta: "Fui con unas amigas a una fiesta y allí coincidimos con un grupo de amigos que me presentaron a Pedro. Bueno, fue un flechazo, la verdad", comentó a Jesús Calleja (53) para su programa de Cuatro. Al poco de conocerse, decidieron irse a vivir al piso de ella en el madrileño barrio de La Latina. Ni en los sueños más ambiciosos de aquella pareja de jóvenes barajaban la posibilidad de acariciar la Moncloa.

Nacida en Bilbao y criada en León, fan de la música alternativa con Björk al frente y de personalidad fuerte con conciencia social. Con el color corporativo del PSOE por bandera, Begoña abraza al rojo para su día a día de primera dama (de la oposición) y sorprende con otros tonos cuando posa en actos públicos como una entrevista o una gala de premios. Vinculada siempre a causas solidarias y organizaciones no gubernamentales, la esposa de Sánchez actualmente trabaja en Inmark Europa, compañía dedicada al diseño y puesta en marcha de equipos comerciales externos donde ostenta el cargo de directora de consultoría en outsourcing.

Begoña Gómez en su entrevista con Susanna Griso.

Begoña Gómez en su entrevista con Susanna Griso. Antena3

El matrimonio tiene dos hijas: Ainhoa (13) y Carlota (11), que (por el momento) acuden a un colegio público de Pozuelo de Alarcón. Begoña no teme a las cámaras. Y no solo hace acto de presencia en eventos públicos junto a su marido, que ostenta el cargo de secretario general del partido más fuerte de la oposición sino que además, Gómez ha participado en diferentes entrevistas donde ha mostrado su lado más cercano y confesado algunos de sus secretos más íntimos junto a Sánchez: "Es muy romántico. Me ha escrito cartas de amor. Lo tengo todo guardado en un baúl pequeño de madera", declaró ante la atónita mirada de Susanna Griso (48). 

Viri Fernández-Balboa

Discreta, prudente y siempre manteniendo un perfil bajo, Elvira es la antítesis de la primera dama al uso. Comprende su papel desde la sombra, quizá porque prefiera evitar el azote de pueblo y prensa al que están expuestas otras señoras de su misma índole, bien Melania (48), bien Brigitte (65). En su interés por pasar tremendamente desapercibida y no llamar la atención, Viri selecciona los colores más sobrios de la gama de Pantone para los actos protocolarios o eventos estrictamente oficiales en los que sí o sí debe acompañar al presidente. Esto es, en un gran mitin o en una cena de gala donde se disponen saludos a los reyes a través del Salón del Trono del Palacio Real.

Elvira Fernández-Balboa en el Palacio Real de Madrid.

Elvira Fernández-Balboa en el Palacio Real de Madrid. Gtres

La historia de amor del presidente y su esposa nació en un pequeño bar de la exclusiva localidad pontevedresa de Sanxenxo, patria chica de ambos, el verano de 1992. El propio Rajoy Brey escribía en su biografía unas románticas palabras que seguro su mujer atesora a buen recaudo: "Tan guapa y con una personalidad muy marcada a la vez que discreta e inteligente, no me iba a dejar indiferente de por vida". Apenas cuatro años después aquel chispazo en La Luna, Rajoy y Viri se casaban y la biblia del corazón exhibía su enlace, muy a pesar del deseo de la novia, quien jamás habría querido verse en la capa de ¡HOLA!

Mariano Rajoy y Elvira Fernández se besan tras la victoria del presidente.

Mariano Rajoy y Elvira Fernández se besan tras la victoria del presidente. Gtres

Fruto de su matrimonio nacieron dos hijos: Mariano Jr. (18) y Juan (12). La tradición familiar es que los Rajoy Fernández desayunen y cenen todos los días juntos. En la misma línea de distancia con el foco mediático se encuentra Mariano, el primogénito de la pareja y quien a sus 18 años estudia Administración y Dirección de Empresas y Relaciones Internacionales en la Universidad Pontificia de Comillas (ICAI-ICADE), un centro privado por el que los presidentes estarían desembolsando entre 15 y 18.000 euros al año.

La primera dama

Desde Sonsoles Espinosa (56) (por no hablar de Ana Botella (64) no se ha lucido en nuestro país la siempre relevante figura de la primera dama. No la tenemos y quizá debamos reivindicarla. En Francia, los galos aplaudían los vaivenes de la otrora cantante alternativa y modelo de los noventa, Carla Bruni (50), al lucir toda la artillería pesada de la casa Dior from head to toe, pasando por el dedo anular. Inolvidable es el anillo de rubíes en forma de corazón ('Cupidon') diseñado por Victoire de Castellane para Dior Joaillerie con el que Sarkozy (63) quiso sellar su amor eterno con Bruni.

En Estados Unidos, la primera dama suele ser una heroína en defensa de los derechos de la mujer, como Michelle Obama (54). Un coloso contra la obesidad infantil que puso a bailar a todos los niños de América a ritmo del Get me bodied de Beyoncé (36) e incluso es capaz de hacer una aparición estelar con Ellen DeGeneres (60) en su magazine televisivo o marcarse una sesión de Carpool Karaoke con James Corden a lomos de su coche por Beverly Boulevard. Elvira y Begoña, Begoña y Elvira, en cualquiera de los casos, aún falta mucho diamante por pulir para poder lucir con la categoría de brillante la etiqueta de primera dama que con largo recorrido y buen hacer ya ostentan algunas de las citadas.

[Más información: Letizia y otras famosas, en el club de fans pro-Sánchez ante la moción de censura]