Teresa Campos y Edmundo Arrocet en imagen de archivo.

Teresa Campos y Edmundo Arrocet en imagen de archivo. Gtres

Famosos LA MALAGUEÑA LO PADECIÓ EN MAYO DE 2017

La prueba de amor de Bigote a Teresa Campos: su campaña del ictus vía WhatsApp

En mayo de 2017 la presentadora padeció una isquemia cerebral mientras Edmundo estaba en 'Supervivientes'. Pasado el tiempo, el humorista se ha convertido en el mayor abanderado de la causa difundiendo una nueva señal para prevenirla. JALEOS ha sido testigo. 

Miércoles 17 de enero. Edmundo Arrocet (68 años) crea un mensaje de difusión vía WhatsApp acerca del ictus isquémico y los medios para prevenirlo. En concreto, el cómico habla de una "nueva señal" para cazarlo a tiempo, y ya van cuatro, según su optimista mensaje. JALEOS ha sido testigo del escrito, el cual sin duda se puede entender como una gran prueba de amor hacia María Teresa Campos (76) después de las aciagas circunstancias en las que esta lo sufrió. 

Aquellos tiempos superados, el chileno se ha convertido en un abanderado de la causa, en un fiel defensor del estudio, después de que la presentadora padeciera dicha enfermedad en mayo de 2017 mientras Edmundo se encontraba participando en Supervivientes. No se le informó, él vivía ajeno al drama. El destino quiso que Bigote no estuviera al lado de su pareja en esos momentos tan críticos y parece que ahora, recuperada la matriarca del clan Campos, quisiera resarcirse al volcarse con los síntomas de la isquemia cerebral.

Estracto del mensaje de Edmundo.

Estracto del mensaje de Edmundo.

"Muy interesante, merece la pena leerlo", arenga el cómico. "El ictus tiene una nueva señal: dicen los médicos que si mandas este correo a diez personas tienes la oportunidad de salvar una vida. ¿Lo harás?", pregunta Edmundo a sus selectos contactos -entre los que se encuentra este medio- mientras descubre que la cuarta señal para combatir el ictus es la lengua.

En su difusión, Arrocet narra la trágica historia de Juana, una mujer que se tropezó y cayó durante una fiesta pretextando que los zapatos eran nuevos. Sin embargo, le había dado un ictus que acabó con su vida más tarde. Nadie le dio importancia en un principio, ni siquiera ella misma. "Si alguien habría reconocido sus síntomas, quizás Juana estaría con nosotros hoy", razona la pareja de Teresa Campos. Ella tuvo mucha suerte, lo cazó a tiempo gracias a la celeridad de su entorno.

Quizás por eso Edmundo subraya con especial hincapié la observación y el estudio de los síntomas. Con gestos como estos, queda claro que detrás de la imagen chistosa y desenfadada de Bigote se esconde un hombre que sufrió, y mucho, cuando Teresa le informó de todo. Un derroche de amor incondicional. ¡Viva el amor y las prevenciones!

[Más información: Los desvaríos de Bigote Arrocet: "Mi caché está entre 35.000 y 60.000 euros"]