José Manuel Yáñez y Mari Pau Domínguez

José Manuel Yáñez y Mari Pau Domínguez

Famosos EN DOS AÑOS

La expareja de Mari Pau Domínguez no podrá acercarse a ella a menos de 500m.

Así lo ha estimado el juez de Violencia sobre la Mujer número 5 de Madrid, después de estimar que sometió a la periodista a un "acoso constante" y de quebrantar la orden de alejamiento hace tan sólo unos meses.

El pasado mes de marzo José Manuel Yañez (54 años), última pareja de Mari Pau Domínguez (54), era detenido por presunta violencia de género. El que fuera jefe de gabinete del portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de la Comunidad de Madrid había amenazado en redes sociales a la periodista y se había presentado de madrugada en su casa en aparente estado de embriaguez, insistiendo en que le dejara entrar y quebrantando así una orden de alejamiento. Ahora el juez de Violencia sobre la Mujer número 5 de Madrid le  ha prohibido al periodista aproximarse a su expareja, la periodista y escritora Mari Pau Domínguez, a menos de 500 metros así como comunicarse con ella durante dos años.

Los hechos

Yañez, tras romper la relación sentimental que mantenía con la escritora hasta junio de 2016, la había sometido a un "acoso constante", según reza en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press. "Todo ello alteró gravemente el desarrollo de la vida cotidiana" de la víctima. Su ya expareja fue "incapaz de aceptar la ruptura" y de aceptar que Domínguez pudiera "rehacer libremente su vida".

[Más información: La atracción fatal de Mari Pau Domínguez y el exdirigente de Cs que ha terminado en comisaría]

Mari Pau Domínguez  sufrió el acoso de su expareja.

Mari Pau Domínguez sufrió el acoso de su expareja.

Por eso, la llamaba por teléfono con "abrumadora frecuencia" y publicaba en su cuenta de Twitter "ataques e insinuaciones contra ella", entre ellos "múltiples mensajes" contra su "profesionalidad" y amenazas dirigidas hacia la periodista.

[Más información: Mari Pau, la periodista que huyó de la pantalla porque no quería ser famosa]

La noche del 10 de marzo se presentó en el domicilio de Mari Pau llamándola "insistentemente". Al ver que no le contestaba llamó a su teléfono de forma "continua" durante más de una hora, incluso al de un bar próximo. Al parecer, en el momento de los hechos el acusado se encontraba en estado de embriaguez.

[Más información: Detienen a un exalto cargo de Ciudadanos en Madrid por amenazar a su pareja, la periodista Mari Pau Domínguez]

Su detención no sorprendió e su partido

El comportamiento de Yañez no pilló por sorpresa a sus compañeros de Ciudadanos. Según pudo saber EL ESPAÑOL el pasado mes de marzo, tras su contratación comenzó a llegar tarde al trabajo y a descuidar sus funciones. Los miembros de su partido comenzaron a ver "cosas raras" en su actitud, relacionadas principalmente con su relación sentimental, lo que llevó al partido a prescindir de sus servicios por "falta de confianza".

Yañez era un alto cargo de Ciudadanos hasta que su partido decidió destituirle.

Yañez era un alto cargo de Ciudadanos hasta que su partido decidió destituirle.

Tras la detención de Yañez, tuvo lugar un juicio rápido en el que el juez dictó un auto acordando una orden de alejamiento y dejando al ahora condenado en libertad provisional, pero advirtiéndole de que el incumplimiento de la orden de alejamiento podría suponer "medidas más restrictivas" como la prisión provisional.Una orden que Yañez quebrantó al presentarse en el domicilio de la periodista a finales de ese mismo mes.

De ahí que el juez mantenga la orden de alejamiento de menos de 500 metros a Domínguez en cualquier lugar que se encuentre, ya sea su domicilio o lugar de trabajo o cualquier otro que ésta frecuente. También le prohíbe comunicarse con ella por cualquier medio durante dos años y le condena a realizar trabajos en beneficio de la comunidad durante cuarenta días.

Antecedentes

Yañez, analista político y periodista de medios como la Cadena Ser, Onda Cero, Intereconomía y 13TV, ya cometió un delito, esta vez de tráfico, en el año 2015, cuando le retiraron ocho meses el carné y le pusieron una multa de 1.500 euros después de pillarle con una tasa de alcohol cinco veces superior a la permitida.