La princesa de Asturias, Leonor de Borbón.

La princesa de Asturias, Leonor de Borbón.

Casas Reales PREMIOS PRINCESA DE ASTURIAS 2019

El gran debut de Leonor aunque se olvidó de Juan Carlos, no de Sofía ni de su "sangre asturiana"

Este viernes por la tarde, la primogénita de los reyes Felipe VI y Letizia ha pronunciado su primer discurso en el marco de los Premios Princesa de Asturias en Oviedo. 

Noticias relacionadas

La princesa de Asturias, Leonor de Borbón (13 años), acaba de dar un importante paso no solo para la dinastía de los Borbones sino también para la historia de España. La primogénita de los reyes Felipe VI (51) y Letizia (47) ha leído su primer discurso como Princesa de Asturias en la ceremonia de entrega de los galardones que llevan como nombre su título de heredera al trono. 

Discurso completo de la princesa Leonor en los Premios Princesa de Asturias 2019

Ante la atenta mirada de más de 1.200 personas presentes en el Teatro Campoamor de Oviedo y millones de espectadores alrededor del mundo, Leonor ha iniciado oficialmente su camino hacia el reinado. Sus 416 palabras han desprendido felicidad, orgullo de la tierra materna, de su linaje como hija de rey y también como nieta de reyes. Con una excepción, en este, su primer discurso, tan solo ha tenido espacio para destacar la figura de su abuela, la reina Sofía (80), pero en ningún caso la de su abuelo, el rey Juan Carlos (80). 

Estas son las tres claves del discurso de Leonor de Borbón

1. La proximidad con su madre

La reina Letizia felicitando a la princesa Leonor tras pronunciar su discurso.

La reina Letizia felicitando a la princesa Leonor tras pronunciar su discurso. EFE

Sus primeras palabras públicas han llevado la impronta del inmenso cariño y admiración que Leonor de Borbón siente por su madre, la reina Letizia. "Asturias es, también, la tierra de mi madre, la Reina. Yo llevo sangre asturiana", ha puntualizado Leonor, ante la siempre contenida emoción de Letizia, viendo a su hija mayor en su patria chica ejerciendo de princesa de Asturias. En cada ocasión que Leonor ha nombrado a su madre, le ha dedicado una mirada. Letizia, cómplice, se la ha devuelto en todo momento. No era de extrañar esta alusión a su madre, pues la relación entre ellas es muy estrecha. Comparten gustos y aficiones, como el ballet y el teatro.

2. El cariño a la abuela Sofía

En su discurso, Leonor ha hablado de su padre, el rey Felipe, de su hermana, la infanta Sofía, de su madre, la reina Letizia y también ha querido brindar unas palabras de agradecimiento hacia su abuela Sofía de Grecia. "Me gustaría dar las gracias también a mi abuela, la Reina Sofía. Ella sabe lo importante que para mí es su presencia en esta ceremonia, que significa tanto para Asturias y para toda España".

Con esta mención, Leonor habría pretendido cerrar para siempre aquel polémico capítulo que junto con su madre y su abuela protagonizó a las puertas de la Catedral de Palma en Domingo de Resurrección del año pasado. Aquel rifirrafe real llegó a comprometer la impoluta imagen de Leonor, cuando en el fragor de la escena, se zafó de su abuela apartándole el brazo con un gesto tan debatido como reprobado.

La reina Sofía, escuchando las palabras que le ha dedicado su nieta Leonor.

La reina Sofía, escuchando las palabras que le ha dedicado su nieta Leonor. RTVE

3. La ausencia de su abuelo Juan Carlos en el discurso

Más de 400 palabras y algo más de cinco minutos de reloj no han sido suficientes para que Leonor haya dedicado una mención a su abuelo, el rey Juan Carlos. Si bien el emérito no es asiduo a esta prestigiosa gala de premios, sí que suele sentirse honrado y agradecido cuando sus descendientes le dan su espacio. Y, por el contrario, agraviado cuando se lo niegan. Uno de los ejemplos más sonados fue cuando se convirtió de manera involuntaria en el gran ausente en los actos de aniversario por los 40 años de democracia en 2017. Ahí manifestó públicamente sentirse herido con su vástago, no solo como padre sino también como soberano.

Discurso íntegro de la princesa de Asturias Leonor de Borbón

Hoy es un día muy importante en mi vida que he esperado con mucha ilusión. Desde muy pequeña he visto el cariño y la emoción con que mis padres, Sus Majestades los Reyes, vienen cada año al Principado para presidir esta ceremonia y vivir todo lo que sucede en esta tierra durante los días de nuestros premios. Esto ya es motivo suficiente para que hoy me sienta muy feliz por estar aquí.

Mis padres siempre nos han hablado a mi hermana, la Infanta Sofía, y a mí de Asturias, de su cultura, historia y tradiciones. También de su naturaleza. Pero, sobre todo, nos han enseñado a querer y a admirar a los asturianos. Estaba pensando ahora en todo lo que vivimos durante nuestra visita a Covadonga el año pasado.

Asturias es, también, la tierra de mi madre, la Reina. Yo llevo sangre asturiana.

Es, además, la tierra que da nombre al título que ostento como Heredera de la Corona, al igual que hizo mi padre, el Rey, durante tantos años. Y lo hago con responsabilidad; me siento muy honrada con ello. Es un título que me compromete con la entrega y el esfuerzo de servir a España y a todos los españoles. En mi casa, las palabras España y Asturias siempre están unidas con la misma fuerza con que las ha unido la historia. Así lo siento en mi corazón.

Quiero dar las gracias en especial a quienes crearon esta Fundación hace casi 40 años, y a todos los que cada día le dedican su trabajo, su inteligencia y su generosidad.

Y, claro, quiero felicitar a los premiados, los protagonistas de este acto. Gracias por fomentar la cultura y la ciencia, por impulsar la solidaridad, por mejorar la educación. Gracias por trabajar para preservar la naturaleza y reducir las injusticias, la discriminación, la pobreza y la enfermedad. Estamos aquí para rendiros homenaje. Vuestras obras nos recuerdan que hay millones de personas que piensan y actúan para que el mundo sea mejor.

Me gustaría dar las gracias también a mi abuela, la Reina Sofía. Ella sabe lo importante que para mí es su presencia en esta ceremonia, que significa tanto para Asturias y para toda España. Gracias también a todos los que habéis querido acompañarnos y a los que apoyáis y ayudáis siempre a la Fundación. Este momento será inolvidable para mí. Como dijo mi padre a mi edad y aquí mismo, será un día que “llevaré siempre en lo más profundo de mi corazón”.

Muchas gracias.

[Más información: La felicidad exultante de Leonor en su primer día como futura Reina: 'selfies' con su público de Oviedo]