Iñaki Urdangarin y Critina pasarán esta fecha tan especial muy solos.

Iñaki Urdangarin y Critina pasarán esta fecha tan especial muy solos.

Casas Reales POCOS MOTIVOS PARA CELEBRAR

El aniversario más triste de Cristina y Urdangarin: distanciados por la cárcel y unidos por la soledad

Este jueves 4 de octubre Iñaki Urdangarin (50 años) tachará el centésimo sexto día de su calendario en la cárcel. Pero se trata de una fecha especial que probablemente tendrá marcada en rojo, porque se cumple su 21º aniversario de boda con la infanta Cristina (53). 

Aquel día de 1997 en el que se juraron amor eterno, no mentían -como ha demostrado su absoluta lealtad mutua a pesar de las dificultades y polémicas estos años-, pero lo que no hubieran imaginado en ese momento es que años después se encontrarían tal y como están ahora. Él cumple una condena de cinco años y diez meses en prisión, mientras su mujer vive en Ginebra con sus hijos, unos jóvenes Urdangarin Borbón que ya vuelan libres y apenas necesitan los cuidados de su madre.

A los ex duques de Palma les alejan 1.404 kilómetros, los que separan Brieva de Ginebra, pero, aún así, están unidos por la sensación de soledad que ambos viven desde el pasado 18 de junio cuando Urdangarin puso un pie en la cárcel. Solo seis días después, la infanta Cristina acudió a verle; ella fue su primera visita, en la que demostró, una vez más, su fidelidad infinita. Por eso este 4 de octubre será uno de los días más triste de su vida.

Cristina de Borbón, en soledad por las calles de Ginebra.

Cristina de Borbón, en soledad por las calles de Ginebra. Gtres

Sin embargo, y precisamente desde el mismo día que se dieron el 'sí, quiero', siempre han superado cualquier obstáculo manteniéndose unidos. Incluso para poder casarse tuvieron que hacer frente a la oposición del rey Juan Carlos. El monarca no veía con buenos ojos que su hija se casara con un "deportista con varios líos de faldas a sus espaldas" y que, además, fue el causante de filtrar la fecha de su boda cuando tenía órdenes directas de Zarzuela de permanecer callado.

Lo peor de este 21º aniversario es que ya no se pueden apoyar el uno al otro día a día. Se levantan solos y se acuestan solos. La soledad embarga su rutina y más aún la de Urdangarin, pues se acentúa por la falta de libertad. No es tiempo de celebraciones, aunque quizá un vis a vis podría ofrecerles esa dosis -de hasta 3 horas- con la que conseguir crear un buen recuerdo de este día, al menos, en compañía mutua.

Será el primer año que no pasen juntos su fecha más especial. Sin embargo, acumulan ya varios aniversarios amargos, ya que la espera judicial del Caso Noós y su posterior sentencia firme se hicieron de rogar. Hace exactamente un año, la entrada en la cárcel de Urdangarin era ya prácticamente un hecho del que era totalmente consciente el matrimonio. No obstante, pudieron 'celebrar' sus 20 años de amor juntos en Ginebra y en compañía de sus cuatro hijos.

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, asistiendo a uno de los juicios del Caso Noós.

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, asistiendo a uno de los juicios del Caso Noós. Gtres

Pero su 15º aniversario de boda también estuvo marcado por la tristeza, la incertidumbre e inesperados cambios constantes. El Caso Noós estalló tan solo un año y medio antes y todas las miradas estaban puestas sobre Iñaki y Cristina. El exjugador de balonmano se enfrentaba al juez por primera vez pocos días después de su recordatorio nupcial y por esas fechas preparaba su defensa en los Tribunales. Además, la hermana del rey ya fue totalmente apartada de la agenda real. Y abandonaron el Palacio de Pedralbes para mudarse a un piso más 'modesto', aunque finalmente, algunos meses después, dieron el salto definitivo a Ginebra.

Hace cinco años ya del 'exilio' de los Urdangarin Borbón a Suiza para alejarse del foco mediático y del núcleo de la Familia Real. Con ese movimiento solo les quedaba confiar el uno en el otro; ellos dos eran su propia familia, esa que crearon tras su 'sí, quiero' el 4 de octubre de 1997. Fecha que este jueves no podrán celebrar como desean, pues o lo hacen en solitario, o viéndose entre rejas.

[Más información: Las incesantes visitas a Urdangarin en la cárcel. ¿Nueve en un mes son más de las permitidas?]