La infanta Cristina ya ha sido captada entrando a la cárcel.

La infanta Cristina ya ha sido captada entrando a la cárcel.

Casas Reales YA HAY FOTO

Cristina, fotografiada por primera vez visitando a Urdangarin en la cárcel

La hermana del rey acudió el domingo junto a su hijo Pablo a la cárcel de Brieva.

Iñaki Urdangarin (50 años) está arropado por sus seres más queridos cada semana. El exduque de Palma ha recibido ya seis visitas en sus primeros 20 días en prisión y ya ha podido disfrutar de su primer vis a vis. Además, ya existen las primeras imágenes de la infanta Cristina (53) acudiendo a su última visita a la cárcel de Brieva.

Ocurría el pasado fin de semana. El viernes fue el mayor de los Urdangarin Borbón, Juan Valentín (18), el que quiso visitar a su padre en el Centro Penitenciario de Ávila. Sin embargo, en flujo de visitantes continuaba el resto del fin de semana. Según publica Europa Press, una de las hermanas de Iñaki, Clara, acompañada de su marido, acudía a la cárcel este sábado al mediodía para tener el primer vis a vis con el cuñado del rey. Tras tres horas dentro del lugar, el matrimonio apareció a la salida con un evidente gesto de preocupación y un semblante muy serio, tal y como muestran las fotografías del citado medio.

Captura del momento en el que Cristina acude a la cárcel de Brieva.

Captura del momento en el que Cristina acude a la cárcel de Brieva.

Un día después, Urdangarin recibía una nueva y especial visita. La infanta Cristina junto a su hijo Pablo (17) acudieron a la prisión de Brieva el pasado domingo. Lo hacían en un coche con los cristales traseros tintados, por lo que a su salida solo se podía percibir la silueta del rostro del joven. Además de la poca visibilidad del interior había que sumarle la gran velocidad a la que circulaba el vehículo a su salida del centro penitenciario.

La anterior ocasión de la que se tuvo constancia de la visita de la infanta fue el pasado 24 de junio, solo seis días después de que Iñaki ingresara en prisión. El modus operandi fue el mismo, se desplazó hasta el interior del centro en un coche de ventanas tintadas pero sin ser fotografiada.

El yerno del rey Juan Carlos tiene a su núcleo familiar más directo junto a él, arropándole para hacerle más llevadera su estancia en prisión. Su madre, sus tres hermanas, su mujer y sus dos hijos mayores no han dudado en visitarle en un momento en el que la implicación del rey emérito en el Caso Nóos está en boca de todos tras las cintas secretas de Corinna desveladas esta semana.

[Más información: Así se coló la infanta Cristina en la cárcel de Brieva: en coche tintado y sin identificarse]