Iñaki Urdangarin y Juan Valentín, en un montaje de JALEOS.

Iñaki Urdangarin y Juan Valentín, en un montaje de JALEOS.

Casas Reales REUNIÓN PADRE E HIJO

Iñaki Urdangarin recibe la visita de su hijo mayor, Juan Valentín, en la cárcel

El hijo mayor de los exduques de Palma acudió al centro penitenciario de Brieva el pasado viernes 6 de julio.

Iñaki Urdangarin (50 años) ha cumplido este lunes tres semanas en la cárcel. El cuñado del rey Felipe VI (50) lleva 22 días aislado en el Centro Penitenciario de Brieva (Ávila) aunque cada semana ha recibido la visita de sus seres más queridos. La 'clandestina' visita de la infanta Cristina (53), después llegó la de su madre, la de sus hermanas y el pasado viernes disfrutó de la presencia de uno de sus hijos: Juan Valentín (18).

El hijo mayor de los exduques de Palma acudió el pasado viernes 6 de julio a la prisión abulense, según informan fuentes de la revista SEMANA. El joven acudió por la mañana y utilizó la puerta principal -por la que entran todos los visitantes-, por lo que cualquiera que estuviera en ese momento por la zona podría haber visto con claridad al nieto de los reyes eméritos. Permaneció dentro una hora y media, según el citado medio.

Padre e hijo en bicicleta por la calles de Ginebra.

Padre e hijo en bicicleta por la calles de Ginebra. Gtres

En septiembre del año pasado, cuando aún se desconocía que Iñaki Urdangarin pudiese entrar en prisión, Juan Valentín cumplía la mayoría de edad. Debido a su edad adulta es el más consciente de lo que están viviendo sus padres y quizá por eso haya querido mostrarle su apoyo y ánimo in situ a su progenitor.

Esta nueva y especial visita, la primera de uno de sus hijos, se une a un continuo goteo de familiares que han querido estar al lado de Urdangarin en su dura estancia en la cárcel. La primera fue su inseparable mujer, que el 24 de junio ya quiso conocer el estado de su marido antes de que cumpliera una semana entre rejas.

Su madre, Claire, también quiso pisar la prisión para dar consuelo a su hijo cuando apenas se cumplían nueve días desde su ingreso. Un aliento que el exduque reforzó aún más cuando vio a sus hermanas, Ana y Laura Urdangarin, tres días después. La familia directa del cuñado del rey no le deja solo en estos difíciles momentos y ellos son representan esa libertad que ahora no tiene.

[Más información: Así se coló la infanta Cristina en la cárcel de Brieva: en coche tintado y sin identificarse]