La princesa de Asturias y su hermana han seguido con la tradición familiar.

La princesa de Asturias y su hermana han seguido con la tradición familiar. Gtres

Casas Reales SIGUEN LOS PASOS DE SU TÍA

La afición secreta de Leonor y Sofía

Las hijas de los reyes no sólo disfrutan del cine japonés, el esquí, los cursos de cocina o el ballet. También cumplen con la tradición familiar y practican un 'hobby' desconocido hasta ahora, tal y como ha podido confirmar EL ESPAÑOL. 

Con cuentagotas. Así es como el pueblo llano va conociendo a la que un día será la reina de España. Sus apariciones públicas son medidas al milímetro y limitadas a los actos oficiales, de su personalidad apenas han trascendido detalles y sus aficiones se desvelan muy poco a poco.

Pero la princesa Leonor (11 años) lleva años practicando junto a su hermana Sofía (10) un hobbie con solera en la familia Borbón y del que nunca se ha hablado hasta ahora. Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, las dos hijas de los reyes reciben semanalmente clases de hípica, un disciplina que encanta a ambas.

Las dos hermanas practican equitación en el picadero de Zarzuela.

Las dos hermanas practican equitación en el picadero de Zarzuela. Gtres

Según indican a este medio, ambas practican esta afición en las instalaciones del Palacio de la Zarzuela, en el mismo lugar en el que lo han hecho otros miembros de la familia como la infanta Elena (53) y sus hermanos o Victoria Federica (16).

Allí reciben clases de sus instructores de equitación a los que atienden con especial interés. De vez en cuando, un orgulloso rey Felipe (49) se acerca hasta la zona de las cuadras para observar cómo sus hijas montan a caballo, algo que hacen con maestría, según ha podido saber este medio. Sus visitas suelen coincidir con la llegada o salida de alguno de los viajes del monarca en helicóptero, pues el helipuerto, que cuenta con dos pistas, se encuentra muy próximo al picadero del palacio.

Leonor y Sofía adoran los animales. En la imagen, durante una visita a la Granja de Esporles en Mallorca.

Leonor y Sofía adoran los animales. En la imagen, durante una visita a la Granja de Esporles en Mallorca. Gtres

Hasta hace algún tiempo, la reina Sofía (78) solía hacer lo propio y acudía también a ver a sus nietas con relativa frecuencia, algo que podía distraerlas de su ocupación, por lo que las visitas se redujeron considerablemente. La reina Letizia (44) siempre ha sido partidaria de que sus hijas disfruten de sus aficiones con una completa tranquilidad.

Precisamente esta última está de acuerdo en que tanto Leonor como Sofía practiquen equitación. No en vano la princesa de Asturias cuenta con un torneo con su nombreEn cuanto a los otros deportes reales como la vela o el esquí, la situación es muy diferente. Las hijas de los reyes no se han dejado ver ningún verano en los tradicionales cursos de vela de Palma de Mallorca a los que acuden normalmente todos sus primos. No ocurre lo mismo con el esquí. Son varias las ocasiones que los medios han podido captar sus viajes a la nieve (la última vez, el pasado mes de febrero en las pistas de Astún-Candanchú), pero son muchas más las que no han trascendido. Tanto Leonor como Sofía dominan este deporte.

Los Reyes y sus hijas disfrutan en familia de una jornada de esquí en Astún

Las otras aficiones de la heredera

Además de la hípica, la princesa Leonor tiene otros hobbies que los españoles han ido conociendo poco a poco. Así, hace apenas unas semanas se desveló que entre las inquietudes de la heredera al trono patrio se encontraba la informática y la robótica, el cine japonés, el ballet, la literatura de autores como R. L. Stevenson, Tolkien, Dickens y Lewis Carroll, la música, la cocina, el chino y los animales. No en vano, Leonor cuida con devoción a su perrita de raza labrador color chocolate llamada Sara.

[Más información: Las curiosas aficiones de la princesa Leonor]

Siguiendo los pasos de su tía

Si con su abuela materna comparte su pasión por los animales, la equitación es una afición que practican desde hace años algunos miembros de su familia, como su tía y su prima mayor. Victoria Federica ha llegado a competir como amazona en diversos certámenes, como el Concurso Internacional de Saltos de Obstáculos que se celebraba en el Club de Campo de Madrid.

La infanta Elena junto a su hija Victoria a lomos de sus respectivos caballos.

La infanta Elena junto a su hija Victoria a lomos de sus respectivos caballos.

En cuanto a la duquesa de Lugo, de sobra conocida es su pasión por todo lo que rodea al mundo del caballo. Tanto es así que, además de competir, se ha dedicado a la cría de algunos equinos tanto en la propia pista ecuestre y consiguientes cuadras de Zarzuela como en el Club de Campo. 

[Más información: La infanta Elena se lesiona una muñeca al caerse de un caballo en Zarzuela]