Por ahora tendremos que esperar para ver a Telma Ortiz en bikini

Por ahora tendremos que esperar para ver a Telma Ortiz en bikini Gtres

Casas Reales LA CUÑADA DEL REY

Las imágenes de Telma Ortiz bañándose en bikini que no verán la luz (por ahora)

La hermana de la reina pasó una agradable jornada de piscina en un conocido hotel de Barcelona. Existen fotografías del momento que se han ofrecido a las revistas, pero no quieren publicarlas.

Al contrario de lo que ocurre en otras monarquías europeas, donde las hermanas de las reinas lucen sus encantos veraniegos en biquini en las revistas europeas, como la celebérrima Pippa Middleton (33 años), en España la situación es bastante diferente. Así ocurre con Telma Ortiz (43) que, una vez más, se ha salido con la suya en su ardua lucha contra la revistas del corazón.

Hace unos días, la hermana mediana de la reina Letizia (44) aprovechó los días de sol primaveral en Barcelona para acudir a la piscina del Hotel W en compañía de su hija, Amanda (9), según ha podido confirmar EL ESPAÑOL. A pesar de su perfil mediático, la cuñada del rey Felipe VI pasó bastante desapercibida, ya que el cinco estrellas, diseñado por el polémico arquitecto Ricardo Bofill, está lleno de turistas extranjeros.

Telma Ortiz, paseando por Barcelona.

Telma Ortiz, paseando por Barcelona. GTRES

Telma y su hija ocuparon una de las hamacas y se dieron un merecido baño en la gran piscina donde, una vez más, la hermana de la reina mostró una exuberante figura con un bikini con franjas de colores verdosos, anaranjados y rosados, a juego con una pamela que le cubría prácticamente toda la cara y una gran toalla granate con la que se secaba el cuerpo.

Según ha podido saber este medio, madre e hija fueron fotografiadas y las imágenes se están intentando vender en el mercado de las revistas. Sin embargo, lamentablemente, no se podrán ver en los quioscos, ya que las publicaciones del corazón se han negado a comprar y publicar el material, todo lo contrario que ocurrió hace unos años, cuando la revista ¡QMD! sí se atrevió a hacerlo. ¿Qué ha pasado ahora?

Telma Ortiz no quiere ser un personaje público a pesar de ser la hermana de la reina de España. De hecho, hace años empezó una cruzada judicial contra los medios por difundir detalles de su vida privada que terminó perdiendo. No obstante, parece ser que las presiones han dado su resultado. Bueno, algunos fotógrafos dicen que desde Zarzuela han dado un toque de atención a los diferentes directivos de las revistas para que se respete al máximo la figura de Telma. Nadie quiere problemas y desean dejar las aguas tal y como están.

Telma Ortiz con su hija Amanda.

Telma Ortiz con su hija Amanda. GTRES

A pesar de no ser un miembro de la casa real ni de la familia del rey, Telma sigue gozando de privilegios, y no sólo los que les dispensa su hermana y su cuñado, sino la gente que le rodea. En cuanto uno de los altos cargos del hotel W se percató de que Telma estaba en una hamaca como el resto de los mortales, se ofreció a que descansara en una de las camas balinesas y le invitó a unas bebidas.

Telma y Amanda pasaron un rato muy ameno ausentes de la rutina estresante como directora de Relaciones Internacionales en la Escuela de Negocios ESERP y la pequeña como estudiante. Ambas estuvieron nadando, tomando el sol y disfrutando de los diferentes platos que ofrece el restaurante del hotel. Sin embargo, a pesar de este relax, Amanda, una pequeña muy responsable, se llevó los libros, las libretas y los bolígrafos porque estuvo estudiando durante un buen rato mientras se tapaba el cuerpo con otra toalla granate, luciendo el pelo largo mojado hacia atrás y sentada en una tumbona de lujo. Ni rastro de Jaime del Burgo, de quien Telma se divorció el verano pasado.