Tanto para las personas que tienden a comprar más ropa de la que usan, como para aquellas otras que se aburren de la ropa cada poco tiempo y renuevan su vestidor cada temporada, o para papis y mamis cuyos hijos crecen a tal velocidad que no les da tiempo a amortizar el gasto de ropa, vender ropa usada puede ser una solución perfecta, que os permitirá vaciar los armarios y recuperar, aunque sea solo en una pequeña parte, el gasto realizado.

Vender ropa usada: ¿cómo hacerlo?

El vender ropa usada es, en la mayoría de los casos, una manera entretenida de cambiar el fondo de armario y, con suerte, de poder renovarlo un poco. Vimos hace poco cómo blanquear la ropa y efectuar su limpieza, con algunos trucos y remedios caseros, ahora te damos los trucos para venderla. 

Qué tipo de ropa usada puedo vender

  • Debe estar en buen estado, sin manchas permanentes, descosidos ni roturas.
  • No pueden ser falsificaciones de marcas que pretendan pasar por originales.
  • Con una única excepción, de la que hablaremos más adelante, debe estar limpia.

Los distintos tipos de ropa deberán venderse de maneras distintas:

  • Ropa de marcas reconocidas, tanto de hombre como de mujer (aunque la de mujer tiene más salida): es la más vendible, y la que puede venderse con un precio más aproximado a aquél por el que se compró.
  • Ropa vintage, tanto de hombre como de mujer: la ropa de hace 50, 60, 70 años..., está de moda, y las marcas actuales la imitan, así que, si tenéis la suerte de tener a vuestro alcance el armario de una abuela, aprovechadlo. La ropa vintage puede venderse bastante bien en internet y, aunque en España aún no están muy a la orden del día, están empezándose a abrir tiendas especializadas en este tipo de prendas.
  • Ropa de niños: es más complicada de vender, pero si está en buen estado tiene cierta salida, especialmente si se trata de ropa de bebé o de niño muy pequeño que se ha usado muy poco.
  • Zapatos y complementos: Son muy vendibles, pero deben estar en buen estado y, especialmente en los zapatos, la limpieza es crucial. Si queréis limpiar unas zapatillas blancas para su venta, en este post te damos todos los trucos para que queden impolutas.
  • Ropa interior: aunque, a priori, no parece que unas braguitas ya usadas tengan mucha salida, lo cierto es que existe un mercado muy específico para este tipo de producto, que no solo se vende, sino que se vende más caro que nuevo, porque su comercialización entra dentro del ámbito del fetichismo sexual

¿Qué valor tiene mi ropa usada?

No existen unas normas a seguir en cuanto a la tasación de la ropa usada se refiere, por tanto, no existen unos límites acerca de lo que se puede pedir por una prenda, más allá, obviamente, del sentido común. Las prendas más exclusivas o interesantes se pueden vender de una en una, ya sea a través de internet o por otros medios, pero la mayor parte de la ropa no se logra vender de esa manera y entonces se tiene que vender por lotes a precios bajos.

Es posible vender ropa usada al peso, y de hecho la compra de ropa al peso está generalizada en algunos sectores, como por ejemplo entre los vendedores de mercadillo. Estos suelen comprar directamente a vendedores que se dedican a liquidar stocks de tiendas, pero algunos aceptan también lotes de ropa usada de particulares.

Dónde vender ropa usada

Existen varias opciones, adecuadas a distintos tipos de prendas.

Sitios web para vender ropa

Internet es un gran recurso para muchas cosas, y vender ropa usada es una de ellas. Existen varias opciones para la venta de ropa en internet:

  • Sitios web especializados en compra-venta de ropa, como Vinted. Se trata de páginas en las que, tras crear una cuenta de usuario, puedes publicitar tus prendas de manera sencilla. Algunos cobran una pequeña comisión por venta.
  • Sitios web de compra-venta generalista, como Ebay. Funcionan de la misma manera que las anteriormente descritas, pero permiten vender muchos tipos de productos.
  • Tablones de anuncios, como Milanuncios. Se trata de simples páginas de anuncios de compra venta en las que contactar con compradores en potencia, ya sea publicitando las prendas que quieras vender o buscando gente que compre ropa al por mayor.
  • Sitios web de tiendas que compren ropa, como Percentil. En ellos contactas directamente con compradores profesionales con condiciones de compra estandarizadas.

Tiendas de moda vintage o segunda mano

Existen tiendas especializadas en ropa usada o en prendas antiguas o vintage, especialmente en grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Si tu ropa usada es de un tipo muy específico (ropa de motorista, por ejemplo) o de gran calidad, y está en perfecto estado porque casi no la has usado, esta puede ser tu mejor opción. Mercadillos. Cada vez hay más mercadillos vecinales u organizados por asociaciones u ONGs, en los que por una inscripción de 5 o 10€ tendrás derecho a vender cualquier cosa, incluida tu ropa usada.

Si consideras la posibilidad de vender ropa de esta manera, solo necesitas seleccionarla bien y practicar cómo colocarla en tu puesto para que sea atractiva para los posibles clientes.

Si no puedes venderla, dónala

Y si tu ropa, por lo que sea, no se puede vender con facilidad (es de marcas desconocidas, está más usada de lo que debería o, simplemente, te ofrecen un precio muy bajo) puedes optar por una solución alternativa para hacer espacio en tu armario: donarla a una ONG.