Pintar los azulejos es una gran solución decorativa

Pintar los azulejos es una gran solución decorativa

¿Cómo hacer... ?

Cómo pintar los azulejos del baño

Existe una manera barata y sencilla de renovar los baños y la cocina sin tener que hacer obras, consiste en pintar los azulejos nosotros mismos.

Los baños y las cocinas son dos de las estancias que más fácilmente se estropean por el uso intensivo que se les da, y, en el caso de los baños, uno de los elementos que más rápidamente pasan de moda son los azulejos de baño, un producto que los fabricantes renuevan continuamente. 

Ideas para pintar los azulejos de baño

Ya vimos cómo pintar las paredes de una habitación, ahora abordaremos la pintura de los azulejos cuyos materiales están al alcance de cualquier economía y no se necesitan grandes habilidades, sólo hay que ponerle imaginación y algo de tiempo.

Nunca hay que usar pintura para paredes, ya que los azulejos no son transpirables como las paredes yeso. La pintura adecuada para este tipo de trabajo es el esmalte, aunque también se pueden usar pinturas plásticas epoxi específicas para zonas con una elevada humedad. Si usamos esmalte, los hay de dos tipos:

  • Esmaltes sintéticos con base de aceite, que permiten un secado muy rápido, pero con el tiempo amarillean, teniendo que ser repintados a menudo.
  • Esmaltes acrílicos, con base de agua, con un acabado menos brillante pero que resisten mejor el paso del tiempo y son fáciles de limpiar. 

Los esmaltes se fabrican en multitud de colores y tonos, así que dan mucho margen a la imaginación. Una vez elegido el diseño y los colores que se van a usar, hay que asegurarse del buen estado de los azulejos que se vayan a pintar y, en caso de que haya desconchones o haya que sellar las líneas entre azulejos hay que hacerlo al menos una semana antes que pintar. Luego, hay que limpiar bien los azulejos sobre los que se va a pintar. Es muy importante usar un buen jabón, que no deje restos tras el aclarado, o puede resultar fatal para la fijación del esmalte. En caso de que haya moho, es recomendable usar lejía, y siempre hay que dejar que los azulejos se sequen al menos durante 24 horas antes de pintar sobre ellos.

Antes de pintar, es bueno lijar ligeramente la superficie de las baldosas con un papel de lija para que la pintura se adhiera mejor, pero siempre con cuidado de no pasarnos. Al terminar de lijar hay que retirar todo el polvillo que haya quedado sobre los azulejos.

Una vez hecho esto, los pasos a seguir son los siguientes remedios caseros

  1. Proteger con cinta adhesiva los enchufes, marcos de puertas, grifería y otros elementos que no podáis retirar durante el pintado y no queráis manchar.
  2. Empezar pintando con un pincel las juntas entre los azulejos, para asegurar que no vamos a dejar zonas sin cubrir. Eso solo es necesario si los azulejos se van a pintar por completo, no si vamos a crear dibujos sobre ellos. 
  3. En caso de que hayamos decidido aplicar un solo color sobre todos los azulejos, aplicar la pintura con un rodillo con movimientos de arriba abajo. 
  4. En caso de que queramos pintar sólo algunos azulejos, antes de pasar al punto 2 hay que tapar con papel y cinta adhesiva los que no se quieran pintar, creando el patrón que se desee, y haciendo un estilo propio. 
  5. Si lo que se quiere es dibujar sobre los azulejos, podemos hacerlo con un pincel pequeño, a mano alzada, o con una plantilla, usando un pincel grande de punta redondeada para practicar el estarcido. 
  6. Retirar la cinta adhesiva o los papeles usados para cubrir zonas antes de que la pintura esté completamente seca para así evitar levantarla. 
  7. Dejar secar la pintura, aireando el baño adecuadamente para eliminar los olores.

Azulejos adhesivos de baño

Otra opción sencilla y rápida para renovar el baño son los adhesivos vinílicos, especialmente pensados para colocarse encima de los azulejos de porcelana y, por tanto, para evitar obras innecesarias.

Existen dos opciones: 

  • Adhesivos decorativos para colocar directamente sobre los azulejos, de manera que queden como dibujos. Suelen usarse en las paredes como alternativa a la pintura.
  • Azulejos vinílicos completos, que se colocan sobre las baldosas, normalmente en el suelo, para crear un suelo cien por cien renovado.

Ambos se colocan de la misma manera: hay que limpiar con alcohol de quemar la superficie de los azulejos de porcelana y luego secarla bien. Después hay que despegar el papel protector de la trasera de los azulejos y colocarlos en su sitio, fijándose en que estén en el sitio adecuado antes de pegarlos del todo presionando sobre la superficie, ya que una vez colocados despegarlos es complicado y os obligaría a iniciar nuevamente el proceso. Aún así, este tipo de adhesivos tardan 24 horas en estar completamente pegados y en cualquier momento pueden despegarse introduciendo una espátula o algo similar por debajo de los mismos. 

Los vinilos adhesivos presentan multitud de diseños y son un estilo de renovar el baño mucho más rápida y limpia que la pintura, sin embargo, en caso de que alguno se despegase o rompiese pasados unos años desde su colocación su reparación es más complicada que en el caso del pintado, por lo que es recomendable adquirir piezas de más y guardarlas para evitar tener que hacer una renovación completa en caso de que el modelo desaparezca del mercado. 

En todo caso, una vez colocado y secado, el vinilo adhesivo pasa a formar parte del azulejo y no requiere de ningún mantenimiento especial, se limpia con los mismos productos que habríamos usado con los azulejos originales, exceptuando sólo los más abrasivos, como el salfumán, que es excesivamente corrosivo para los materiales plásticos.