El Gobierno español decretó el 14 de marzo el estado de alarma en todo el país. Una situación que conllevó como principal medida la imposición de una cuarentena nacional para reducir el contagio. Esta cuarentena por coronavirus obliga a todos los españoles a mantenerse encerrados en sus residencias habituales. Las excepciones a esta medida pueden darse a la hora de ir a comprar alimentos y medicinas, acudir al puesto de trabajo (solo trabajos y actividades esenciales) o atender emergencias. La pregunta que todo el mundo se hace ahora es hasta cuándo estaremos confinados en nuestras casas.

Las hipótesis de los expertos

El sábado 4 de abril, el Gobierno amplió por tercera vez el plazo de 15 días del estado de alarma, prolongando este hasta el próximo día 26 de abril. Sin embargo, son muchas las voces que aseguran que antes de ese día el Gobierno volverá a prolongar el estado de alarma unas dos semanas más.

Los expertos manejan una serie de modelos y escenarios en el que coinciden muchos análisis. Todo apunta a que pasaremos el mes de abril completo confinados en casa. Pero, a lo largo del mes, iremos viendo una evolución positiva en los casos de contagio y se experimentará una mejoría general que invite al optimismo para el mes de mayo. Además, la mayoría de especialistas consultados aseguran que la finalización del confinamiento se llevará a cabo de forma gradual.

Es muy probable que, como primera medida, se siga manteniendo el distanciamiento social, ya que el virus seguirá entre nosotros hasta que no tengamos una vacuna. Por lo que seguirá habiendo contagios, aunque esperamos que en número mucho más reducido. Virólogos y epidemiólogos insisten en que el confinamiento no va a acabar por completo con el virus. El principal objetivo es aplanar la curva, frenar el crecimiento exponencial y evitar así el colapso del sistema sanitario.

Tomando como ejemplos a China e Italia

La provincia de Hubei fue el lugar en el que se originó el coronavirus. Allí sus ciudadanos han estado completamente confinados en sus casas durante 2 meses (concretamente desde el 23 de enero al 24 de marzo). En Wuhan, el gran epicentro de la pandemia, han estado confinados dos meses y medio (levantarán la cuarentena el 8 de abril). La ciudad de Wuhan fue cerrada el 23 de enero. La curva de contagios no se doblegó hasta 23 días después (12-13 de febrero).

Su aplanamiento se produjo el 26 de febrero y el 19 de marzo se anunció que por primera vez que no se había producido ningún contagio nuevo en la provincia de Hubei. Siete días después, el 26 de marzo, se empezaron a suavizar las restricciones y el confinamiento. Así se espera que el 8 de abril se dé ya por finalizado el confinamiento en Wuhan, con un total de 76 días de cuarentena. Una cifra que puede ser muy similar a lo que vivamos en España.

El caso italiano es el más cercano en el tiempo a nuestro país. Allí se estima que el confinamiento se alargará como mínimo hasta el 18 de abril. El regreso a la normalidad, en cambio, no podrá darse al menos hasta el 4 de mayo y de manera progresiva. Estaríamos hablando, por tanto de un confinamiento de 7 semanas. Para el caso más concreto de España, ya se han elaborado diferentes estudios para tratar de dar una fecha a límite al confinamiento.

Un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia

El Instituto de Matemática Multidisciplinar de la Universidad Politécnica de Valencia ha elaborado un estudio en el que trata de responder a la pregunta de cuánto tiempo más estaremos confinados. Según dicho estudio, el regreso a la actividad normal deberá realizarse de forma escalonada.

Lo más probable, continúa este estudio, es que el próximo 1 de mayo se pueda reincorporar a su rutina habitual el 25% de la población. El 8 de mayo lo hará otro 25%, a la semana siguiente igual y los últimos ciudadanos lo podrán hacer el 22 de mayo. Este regreso a la normalidad, no obstante, se efectuará siempre con exigentes medidas de protección para evitar nuevos contagios. El estudio de esta universidad valenciana apunta además que el pico de pacientes en la unidad de cuidados intensivos se alcanzará el próximo jueves 9 de abril.

Las teorías más pesimistas

Por último, hay que señalar algunas de las teorías más pesimistas que circulan y que han sido desarrolladas por estudiosos y científicos en todo el mundo. 

  • El profesor de Biología de Sistemas en Israel, Uri Alon, propone dos opciones para abordar la pregunta de hasta cuándo estaremos confinados. Por un lado, propone dos días de trabajo y cinco de confinamiento, y por otra, cuatro días de trabajo y diez en casa. Su teoría parte de la base de que las personas contagiadas son infecciosas durante tres días.

  • El director médico de la empresa farmacéutica rusa NovaMedika, Zajar Leikin, estima que el confinamiento debería ser absoluto hasta que no se encontrara una vacuna. Esto nos llevaría a pensar que el confinamiento en nuestro país, por ejemplo, debería alargarse entre 12 y 18 meses.

  • Un artículo en la revista estadounidense The Atlantic asegura que la cuarentena debería durar entre uno y dos meses si los contagios son leves. Sin embargo, si se descubre que el coronavirus es capaz de resistir a las altas temperaturas del verano, habría que permanecer confinados al menos un año o hasta el tiempo en el que se lograra fabricar vacunas.

Información sobre el coronavirus: