La entrevista de trabajo es la herramienta más utilizada

La entrevista de trabajo es la herramienta más utilizada

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer una entrevista de trabajo

El propósito de realizar una entrevista de trabajo es encontrar a la persona adecuada. Te mostramos cómo acudir y qué responder en estos casos. 

Estás frente a un puesto de trabajo que te interesa mucho y te preguntas cómo vas a afrontar tu primera entrevista de trabajo. Estás nervioso y es lógico, aunque está claro que, si has llegado hasta aquí, seguro que han leído tu currículum y les ha gustado.

Qué objetivo tiene una entrevista de trabajo

En el caso del entrevistador o la empresa que oferta el trabajo, la entrevista la realiza con objetivo de conseguir información directa y auténtica de la trayectoria laboral, de los conocimientos y de la experiencia y habilidades de las personas que pueden acceder al puesto de trabajo.

Gracias a las entrevistas pueden analizar cuál de los candidatos es más adecuado para el perfil de la empresa y para el puesto ofertado. Para el entrevistado, el objetivo también es conseguir información, pero en este caso de la empresa que oferta el trabajo.

Lo que debes hacer antes de ir a la entrevista de trabajo

  • Si te han citado a la entrevista por escrito, confirma tu asistencia.
  • Infórmate al máximo sobre la empresa en la que vas a realizar la entrevista. Busca información en su página web, trata de conocer a qué se dedican, busca en redes sociales. Cuanta más información recapitules, mejor.
  • Prepara la entrevista: piensa en posibles preguntas que puedan hacerte y en sus posibles respuestas.
  • Busca tus puntos débiles y trata de convertirlos en fortalezas, busca argumentos para defender esas debilidades y evita que puedan perjudicarte a la hora de enfrentarte a la entrevista.
  • Analiza cuales son tus puntos fuertes y busca argumentos que los corroboren.
  • Se puntual a la cita.

Lo que debes hacer durante la entrevista de trabajo

  • Ante todo, debes conocer bien tu propio currículum. Estúdialo si es necesario, porque es obvio que te preguntarán sobre cualquier aspecto que hayas incluido en él. Trata de pensar, mientras lo estudias, en qué puntos puedes ampliar tus cualidades, es decir, aquellos que quieres potenciar para acceder al trabajo.
  • Cuando vayas a una entrevista de trabajo, el aspecto es importante. Piensa que la imagen es lo primero que ven y, aunque no nos guste admitirlo, el primer análisis de cualquier persona que nos permite formar nuestra primera opinión sobre alguien se basa en su aspecto físico. Trata de ir bien vestido, arreglado y pulcro.
  • Habla claro y con corrección. Es importante que te expreses claramente y que el interlocutor pueda entender todo lo que explicas. Usa un lenguaje correcto y trata de hablar de una manera tranquila, sin acelerarte. Sé preciso en el momento en que soliciten información sobre ti, pero desarrolla siempre las respuestas, no te limites a usar monosílabos, pero tampoco des demasiada información ni información que no te han solicitado. Si te pones muy nervioso al hablar en público o en este tipo de entrevistas, te damos recomendaciones que puedes seguir para superar el miedo.
  • Controla tus gestos. En algunas empresas las entrevistas de trabajo las realizan psicólogos especializados en leer el lenguaje corporal, por tanto, controla lo que haces y cómo te mueves. Por ejemplo, no debes cruzar los brazos ni las piernas, debes sonreír, mirar a tu interlocutor a los ojos y mostrarle respeto, atención y confianza.
  • No mientas. Nunca mientas en una entrevista de trabajo. Al mentir es fácil caer en contradicciones, especialmente si estás nervioso y si te cazan en una mentira, te perjudicará mucho en tu entrevista, hasta el punto de que es probable que no te tengan en consideración.
  • Muestra tus puntos fuertes. Véndete, es decir, trata de hacerle ver al entrevistador que eres el adecuado para el puesto de trabajo, para ello debes mostrar lo mejor de ti.
  • Da la vuelta a los puntos débiles. Habla de tus puntos débiles de forma positiva, por ejemplo, si estás desempleado, puedes decir que no has estado “parado”, sino que has estado formándote para mejorar.
  • Haz preguntas. Si tienes dudas, tú también puedes hacer preguntas. 

Qué llevar a una entrevista de trabajo

  • Es imprescindible que lleves tu currículum, pero no sólo lleves uno, lleva varias copias por si se te extravía uno o en la entrevista hay varias personas entrevistando y necesitas repartirlos.
  • Lleva un cuaderno para tomar notas y un bolígrafo. Siempre es útil, ya que puede que necesites escribir cuál es el horario de trabajo, el salario, etc.
  • También debes de llevar tu identificación. El DNI o el pasaporte, es posible que te pidan otra documentación como el número de la seguridad social, en ese caso te mostramos cómo solicitarlo.
  • Verifica toda tu documentación académica y llévala. Puede que te la pidan y lo mejor será tenerla a mano para mostrarla, además darás imagen de ser una persona transparente y eso es algo que gustará a tus entrevistadores.

Qué no debes hacer en una entrevista de trabajo

  • No debes olvidar ningún documento. Si lo haces darás imagen de ser una persona desorganizada y olvidadiza.
  • Evita llegar tarde. El lo peor que puedes hacer, ya que puede ser que incluso por ese error, ya no puedas hacer la entrevista, pues habitualmente se suelen citar a varias personas para entrevistar y es posible que se salten tu turno si llegas con retraso.
  • No uses un vocabulario inadecuado. Debes tratar de usar un vocabulario formal. Habla de manera educada y correcta.
  • No des vueltas a tus respuestas. Antes de responder, es mejor que pienses bien la respuesta y que busques las palabras adecuadas, evitando dar rodeos. Es decir, debes tratar de ser siempre claro y conciso.

Por supuesto es importantísimo saber inglés para muchos puestos, anímate y sigue nuestras recomendaciones.