Apple ha alcanzado el 83% en su apuesta por las energías limpias, según el informe de Greenpeace

Apple ha alcanzado el 83% en su apuesta por las energías limpias, según el informe de Greenpeace Pixabay

Tecnología Sostenibilidad

Greenpeace nombra a Apple la tecnológica más verde del mundo

A la compañía de Tim Cook le siguen otros gigantes como Facebook y Google, por sus altos niveles de eficiencia energética.

Aroa Fernández

Por tercer año consecutivo, Apple ha sido señalada como la compañía tecnológica más respetuosa con el medio ambiente por la organización ecologista Greenpeace. El informe, en el que se analizan las principales empresas del sector, ha revelado que la compañía que dirige Tim Cook está obteniendo resultados significativos en su esfuerzo por reducir su huella energética a través de la apuesta de energías renovables.

Uno de los ejemplos más notorios de esta apuesta es la reciente construcción de su nueva sede en California, con edificios autosostenibles y una superficie de 65.000 metros cuadrados de paneles solares.

Pero no solo Apple apuesta por las energías verdes: Facebook y Google la siguen de cerca en el informe presentado por Greenpeace. Según su clasificación, que valora la eficiencia energética en un rango de la A (el mejor) a la G (el peor), las tres compañías han obtenido la nota más alta. Sin embargo, en el índice de energías limpias, Apple destaca con un 83 % de las renovables en el consumo de todas sus instalaciones, seguida de Facebook con un 67 % y Google con un 56 %.

Greenpeace comenzó a medir la eficiencia energética de las tecnológicas en 2009. Desde entonces, la organización, promotora del uso de las energías verdes, asegura haber visto un aumento en el compromiso del sector por priorizar el uso de este tipo de energías.

De acuerdo con el informe, la huella energética de las empresas tecnológicas representa actualmente el 7 % de la electricidad mundial. Una cifra que va a ir al alza, pues se prevé que el tráfico global de internet se triplique de aquí a 2020. "Se espera que la huella energética siga subiendo, alimentada tanto por nuestro consumo individual de datos como por la difusión de la era digital a más población, desde 3.000 millones a más de 4.000 millones de personas a nivel mundial", detalla el informe.

"Si internet fuera un país, tendría el sexto mayor consumo de energía del mundo", asegura Niklas Schinerl, experto en energía de Greenpeace. Por ello, es primordial que los gigantes de la tecnología actúen de manera responsable.

Aunque la situación mejora cada año, todavía hay mucho por hacer. Apple, al igual que Facebook, tiene margen para mejor en la categoría que Greenpeace define como advocacy (promoción o fomento de las renovables), donde ambas obtienen una calificación de B, mientras que Google no destaca en transparencia.

Las nuevas incorporaciones y los más rezagados

El informe de Greenpeace también ha dejado otras sorpresas. La compañía de soluciones tecnológicas Switch, con sede en Nevada, se ha estrenado en la lista con un 100 % en el índice de energías limpias, utilizadas principalmente para asegurar el consumo de sus centros de datos. Por el contrario, Amazon solo obtuvo un 17 % en el uso de fuentes renovables a favor de la utilización del carbón y la energía nuclear.

También sorprenden las bajas puntuaciones de Netflix. La compañía, cuyo uso representa un tercio del tráfico de internet en Norteamérica, obtuvo una calificación general de D en la clasificación energética y un 17 % en el índice de energías limpias.

El informe también señala que Netflix no ha hecho ningún compromiso público en materia de energías renovables y que, "a diferencia de otras grandes plataformas de streaming de vídeo como Apple, Facebook o Google, Netflix no facilita regularmente los datos de consumo energético, las emisiones de gases de efecto invernadero o el mix energético de sus operaciones globales".

Además de Amazon, situada en la duodécima posición, la división SDS de Samsung, el proveedor de base de datos Oracle y el motor de búsqueda surcoreano Naver son los más rezagados en la lista presentada por Greenpeace.