El AcornOS, un sistema operativo basado en la rueda del iPod que nunca vio la luz.

El AcornOS, un sistema operativo basado en la rueda del iPod que nunca vio la luz. Sonny Dickson

Tecnología Dispositivos Móviles

Así hubiera sido el iPhone si Apple hubiera replicado la famosa rueda del iPod

Sale a la luz el prototipo de sistema operativo basado en la famosa rueda del iPod que Steve Jobs y los suyos estuvieron probando antes de presentar el terminal que todos conocemos.

Noticias relacionadas

Si un flamante iPhone 7 o 7 Plus ha aparecido debajo de tu árbol tras la visita de los Reyes Magos, estás de enhorabuena. Por desgracia, el presupuesto de Sus Majestades de Oriente no llega para dejar uno en cada casa, así que muchos tendrán que esperar a otra ocasión o rascarse el bolsillo para echarle el guante al buque insignia de Apple (si es que no prefieren un Android, que 2016 nos ha dejado algunos de lo más interesantes).

Lo cierto es que el dispositivo que nos enseñó en 2007 lo que debía ser un verdadero smartphone, y que este año celebrará su décimo aniversario, podía haber sido muy distinto. Un nuevo vídeo publicado por el bloguero Sonny Dickson nos muestra el prototipo de sistema operativo basado en la famosa rueda del iPod que Steve Jobs y los suyos estuvieron probando antes de anunciar el terminal con la interfaz que todos conocemos.

Aquella prueba que al final no vio la luz llevaba por nombre AcornOS. La pantalla se dividía en dos mitades, con una rueda táctil que simulaba el comportamiento de la popular click wheel del iPod en la parte inferior y un menú prácticamente calcado del reproductor de música (de hecho, para preservar la apariencia original, ni siquiera ocupaba todo el espacio disponible) en la parte superior. A las habituales secciones "Música" y "Juegos" se sumaban, como principal diferencia, las de "Llamada" y "SMS".

iPhone Click Wheel Software

Como prueba de la autenticidad del prototipo que ha desvelado, Dickson apunta a una patente de Apple del año 2016 en la que se describe un "dispositivo multitáctil" con una rueda táctil como uno de sus posibles mecanismos de entrada.

No obstante, la posibilidad de que un sistema como AcornOS se hubiera probado en el cuartel general de Apple es algo con lo que se viene especulando en el sector desde hace muchos años. Se dice que en 2005, cuando Steve Jobs estaba diseñando el iPhone original, se barajaban dos opciones: aumentar el tamaño de la interfaz del iPod o disminuir el de OS X. Dicho de otro modo, se debatían entre fabricar un reproductor mp3 más grande, con funciones de llamada y mensajes, o probar suerte con un ordenador de bolsillo.

Como bien sabemos, el dispositivo que finalmente vio la luz se parece más a lo segundo, cayendo la otra opción en el olvido hasta que, casi una década después, el vídeo de Dickson nos ha dejado echarle un vistazo. Pero, ¿por qué se descartó el teléfono con pinta de iPod? Tony Fadell, directivo de Apple en aquella época, respondió a esta pregunta en una entrevista concedida a The Verge en 2012: "Teníamos una pantalla pequeña y una rueda física y nos quedamos estancados ahí [...] A veces tienes que intentar las cosas para descartarlas".

El infame iTunes Phone

Lo que sí llegó a existir, aunque tal vez no debería haberlo hecho, fue un teléfono con iTunes. Aunque Steve Jobs se subió al escenario en 2005 para presentarlo (con pifia incluida), no era un terminal de Apple propiamente dicho. En una jugada poco propia de Jobs, decidió aliarse con Motorola para fabricar un terminal, el ROKR E1, que se anticipara a los competidores y protegiera los ingresos de la compañía, en aquella época derivados del iPod casi en un 45 %.

Steve Jobs presents the iTunes Phone

Como los fabricantes de móviles empezaban a incorporar cámaras en sus dispositivos, no podía faltar mucho para que alguno también lograra incluir un buen reproductor de música. Esto amenazaba a las ventas de su buque insignia, así que Jobs, preocupado, dedició actuar... y se precipitó. Tras el fiasco estrepitoso del artilugio, bastante mejorable en todos los aspectos, Jobs decidió desligarse de Motorola en septiembre de 2016 y apostar por un enfoque nuevo.

Para entonces, la batalla entre AcornOS y lo que llegaría a ser el iOS que conocemos ya debía estar librándose. Afortunadamente, el fundador de la manzana mordida no volvió a cometer el mismo error. Se decantó por el sistema operativo que hizo del iPhone el dispositivo que nos mostró, allá en 2007, lo que debía ser un buen smartphone.