Con la colaboración de:

Salud

La congelación de óvulos, una medida preventiva contra la infertilidad asociada a la edad

La vitrificación de óvulos es una técnica cómoda y sencilla que permite a las mujeres planificar su futuro al poder buscar el embarazo cuando ellas lo deseen.

En junio, mes de la fertilidad, el INE daba a conocer la última encuesta del Movimiento Natural de la Población. El número de nacimientos en España ha descendido un 6,1% en 2018 y un total de un 40% en la última década. La tasa bruta de natalidad también ha descendido hasta 1,25 hijos por mujer, el dato más bajo desde 2002. Una de las causas de estos datos, según se destacaba en este informe, es la reducción del número de mujeres en edad de ser madres

Buscar el embarazo lejos de la edad de máxima eficiencia reproductiva, que es óptima hasta los 31 años, es una elección frecuente de las mujeres españolas, que en la actualidad buscan su primer embarazo por encima de los 32 años. Cabe destacar que el año pasado, el 30% de las mujeres tuvieron a su primer hijo a partir de los 35 años, según el Informe España 2018, que se lleva elaborando 25 años y analiza temas como la demografía, el empleo o el medioambiente. 

En este estudio también se señalan algunos de los factores que llevan a las mujeres a retrasar el momento de ser madres: “La precariedad laboral de los jóvenes, las dificultades para conciliar vida laboral, personal y familiar y la desigualdad de género en el ámbito de los cuidados”. El doctor Isidoro Bruna, ginecólogo especialista en fertilidad y reproducción asistida y director de HM Fertility Center, también lo cree así: “Intentar un embarazo en una edad joven no es sencillo en el contexto histórico actual. La conciliación familiar es cada vez más difícil de compaginar con el desarrollo profesional de la mujer y las distintas administraciones no sólo no apoyan sino que, en muchos casos, penalizan a las mujeres cuando se quedan embarazadas”. 

Dr. Isidoro Bruna, director de HM Fertility Center.

Dr. Isidoro Bruna, director de HM Fertility Center. Jorge Barreno

No obstante, también existe un desconocimiento generalizado en cuanto a las dificultades de concepción de forma natural que existen a partir de una determinada edad. La edad ha probado ser uno de los factores más determinantes a la hora de concebir y “un segmento significativo de la población femenina española sigue teniendo una información muy sesgada sobre el riesgo de infertilidad asociado a la edad. Parece que por el hecho de haber prolongado significativamente su esperanza de vida, hubiera olvidado que su capacidad de ser fértil está fisiológicamente determinada en el tiempo”, relata Bruna. 

Cuando la capacidad de concebir naturalmente queda mermada por las consecuencias de la edad o alguna enfermedad, las técnicas de reproducción asistida se presentan como una solución a la infertilidad a la que cada vez más mujeres y parejas recurren. Éstas abarcan la inseminación artificial (IAH e IAD), fecundación in vitro (FIV) y sus distintas variantes y por último, los tratamientos destinados a la preservación de la fertilidad, como la congelación de semen y la vitrificación de ovocitos y embriones. La multitud de opciones ha permitido que “cada mujer y cada pareja reciban un tratamiento individualizado que se adapte a su proyecto de vida”, destaca el ginecólogo. 

Congelación de óvulos: la solución ante la infertilidad asociada a la edad

Pese a no ser uno de los recursos de reproducción asistida más solicitados, las técnicas de criopreservación han cobrado importancia en los últimos años. Para el doctor Bruna, la congelación de óvulos “es la mejor medida preventiva contra la infertilidad asociada a la edad. No creo que a corto plazo la dinámica social vaya a cambiar, por eso me parece tan importante la vitrificación de ovocitos de cara a que las mujeres puedan planificar su futuro genésico”, afirma Bruna. 

Se trata de una técnica “sencilla, cómoda, muy segura y que no lleva más de doce días”, asegura el doctor. A día de hoy, ya han nacido miles de niños sanos provenientes de óvulos congelados, ya que “la supervivencia ovocitaria tras las desvitrificación es superior al 90%”. Otro punto a subrayar, según el ginecólogo, “es que cuanto más joven sea la mujer a la hora de vitrificar sus óvulos, mejor calidad ovocitaria va a tener y mayores posibilidades de que estos se fecunden normalmente”, con la minimización de riesgos que esto conlleva, como la reducción de alteraciones cromosómicas y de patologías obstétricas asociadas a la edad como la diabetes gestacional.

Las pacientes de HM Fertility Center tienen una edad media de 38 años y, para la mayoría de las pacientes que vitrifican sus óvulos, esta solución “supone un alivio emocional al quitarse de encima la ansiedad de no poder buscar un embarazo cuando ellas desearían”, alega Bruna. Sin embargo, la vitrificación es una opción a la que, desgraciadamente, recurren “muchas menos mujeres de las que querríamos”. En 2018, cuenta el doctor, “solo vitrificamos ovocitos a 135 pacientes. El 46% se realizaron en pacientes diagnosticadas de procesos oncológicos y el resto, de cara a posponer su maternidad. Todavía no existe una concienciación en las mujeres que las incite a vitrificar sus ovocitos”.  

Los resultados de HM Fertility Center

HM Fertility Center arrancó en 2015 y cuenta con 6 centros: en el Hospital Universitario HM Montepríncipe (Boadilla del Monte, Madrid), en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur (Móstoles, Madrid), en HM Gabinete Velázquez (Madrid), en el Hospital HM Vallés (Alcalá de Henares, Madrid), en HM IMI Toledo y en el Hospital HM Belén (La Coruña). Entre todos se realizan cada año más de 1.300 tratamientos de reproducción asistida con grandes resultados. 

HM Fertility Center disponen de todos los tratamientos de reproducción asistida, siendo los más frecuentes la fecundación in vitro y la microinyección espermática. Con estas técnicas han logrado una tasa de embarazo por transferencia del 47,3% con óvulos propios y del 57,1% con óvulos donados

Las tasas de éxito se explican a través de una de las mayores ventajas de HM Fertility Center, que es estar situados dentro de un centro hospitalario de HM Hospitales: “Hoy en día es inimaginable el ejercicio de la medicina de la reproducción sin el concurso de múltiples especialistas (andrólogos, psicólogos, genetistas, inmunólogos, endocrinólogos…), y todos están en el mismo hospital, con el ahorro de tiempo, de desplazamientos y la comodidad que ello supone”. Además, continúa Bruna, también “disponemos de los más novedosos recursos diagnósticos y terapéuticos”.

Citación en HM Fertility Center en 900 11 10 10 o encuentra más información en www.hmfertilitycenter.com.