Imagen de la cabina de palpado testicular.

Imagen de la cabina de palpado testicular. Testimatic

Salud Medicina

Testimatic, el primer 'glory hole' médico: palpa testículos sin contacto visual

Noticias relacionadas

La necesidad de acudir al médico tras notarse algún tipo de bulto en un testículo es relativamente común. Y, de hecho, en la mayor parte de los casos no suele detectarse nada más allá de un quiste de líquido sin importancia, o bien el inicio de una infección en los conductos seminales de los testículos.

Sin embargo, en otras ocasiones el motivo de aparición de dicho bulto puede ser mucho más grave, y dada la incomodidad que supone una exploración a este nivel, no son pocos los hombres que evitan consultar a su médico hasta que ya es tarde.

Actualmente, el cáncer de testículo representa tan solo el 0.5-1% de los tumores en los hombres, con 49.000 casos al año en todo el mundo, aunque este número ha ido aumentando desde la década de 1950. En España, el 96% de los hombres sobrevive a un cáncer testicular tras el paso de 5 años, uno de los mejores datos en comparación a los tumores en otras localizaciones.

Teniendo en cuenta la incomodidad de la exploración, el Testicular Cancer New Zealand ha ideado una forma de evitarlo: El Testimatic, el primer comprobador de testículos "automático", el cual se comercializará durante mediados de noviembre de 2018.

El primer controlador de cáncer testicular automático

Según Big Boys Toys, empresa desarrolladora del dispositivo, los hombres podrán tener sus testículos controlados gracias al Testimatic, aunque el término "automático" resulta un poco confuso en este caso: se trata de una cabina con una cortina, donde entrarán los hombres sin ropa de cintura hacia abajo; por otro lado, a través de una pequeña obertura, un urólogo o médico de cabecera podrá sacar sus manos y revisar los testículos del paciente, sin que haya contacto visual de por medio.

La exploración apenas dura 30 segundos, y también se busca que este "dispositivo" más "íntimo" ayude a enseñar a los hombres a autoexplorarse ellos mismos al menos una vez al mes.

Según datos de Nueva Zelanda, país originario de este invento, solo en 2015 se registraron 173 casos de cáncer de testículo, un tipo de tumor que suele afectar comúnmente a hombres jóvenes y que tiene muy buena evolución si se detecta a tiempo. De media, se detectan 120 casos al año, y hasta 6 de ellos acaban muriendo por dicho motivo.

De hecho, los mismos creadores del Testimatic admiten que su creación tiene un toque humorístico, y eso era precisamente lo que buscaban también, dado que los individuos más jóvenes no suelen responder tan bien a otros medios más tradicionales, como los folletos publicitarios.