Este es artilugio que puede evitar que la contaminación entre en tu cuerpo

Este es artilugio que puede evitar que la contaminación entre en tu cuerpo

Salud Innovación

Este es el último invento para evitar la contaminación (y no es una mascarilla)

La contaminación atmosférica ha provocado la muerte prematura de 93.000 personas en España en la última década, según denuncia la ONG ecologista Ecodes. La inhalación de diversas sustancias contaminantes que realizamos a diario podría desaparecer gracias a un nuevo invento, que promete que no va a llegar a su organismo el 99% de partículas contaminantes comunes que hay en las ciudades. 

La encargada de fabricar el invento en cuestión es la empresa O2. Este artilugio de látex, denominado O2 Nose Filters, consiste en dos pequeños filtros con forma circular que se introducen en la nariz y un puente para unirlos (que queda a la vista del mundo).

El artilugio está compuesto de varias capas de materiales electrostáticos, que capturan las partículas nocivas. A pesar de que los contaminantes se adhieren a los filtros no se reduce el flujo del aire, según los fabricantes.

En concreto, O2 Nose Filters promete retener el 90% de las grandes partículas de contaminación que flotan en el aire y que el 70% de las partículas más finas que suelen entrar en los pulmones.

Además, el uso de estos filtros mejora el flujo de aire hasta en un 60%. Asimismo, reduce los ronquidos al relajar la nariz y hacer que las paredes vibren durante el sueño. Del mismo modo, son beneficiosos en otras actividades deportivas.

Los creadores denominan en su página web a este invento como "la solución más discreta y efectiva contra la contaminación del aire, los alérgenos, los virus y protección durante todo el día".

Usar y tirar

Los filtros de nariz de O2 están diseñados para durar hasta 12 horas. Sin embargo, en ambientes polvorientos o especialmente contaminados, es posible que sea necesario cambiarlos con mayor frecuencia. Respecto a la reutilización, la empresa no recomienda que sean usados varias veces por razones de higiene, salvo que haya sido empleado un periodo de tiempo muy corto.

Los creadores hacen hincapié en que hay que utilizar el tamaño correcto para estar cómodo y tener una protección óptima. Así, venden cuatro tamaños distinto: XS, S, M y L.

En su página web podemos encontrar a la venta en Europa varios packs, que van desde los 6,70 euros por una caja con tres pares de estos filtros; hasta los 11 euros de una paquete de 10.

Concienciación sobre la contaminación

Las pequeñas tiendas inglesas registraron un aumento de las ventas de mascaras faciales contra la contaminación. No solo fueron adquiridas por ciclistas, también por peatones, usuarios de transporte público y personas que viven cerca de áreas en las que se podrían producir incendios. "Este mercado está auge", explica Harry Cole, director técnico de una empresa británica que fabrica máscaras a The Times

"Las personas que usan metro, autobús, trenes y aviones tienen mayor conciencia de la posible mala calidad del aire", explica. "No solo venderemos a ciclistas, también a peatones y turistas que van a diferentes países donde hay una mala calidad del aire conocida", hace hincapié.

Por su parte, Mark Miller, investigador de la universidad de Edimburgo, expresa al periódico británico que sus estudios sugieren que estos instrumentos pueden ayudar a detectar algunos de los peligros para la salud asociados con el aire sucio.

[Más información: Cubrir de musgo los edificios, el 'arma verde' para frenar las muertes por contaminación