Sebastián Justiniano en el hospital.

Sebastián Justiniano en el hospital.

Salud Cáncer de riñón

Sebastián, el niño que no tiene riñones porque su médico se confundió: "Saqué el que no era"

"Hice una estupidez, saqué el que no era". Esto es lo que tuvo que oír Ever Justiniano, padre del pequeño Sebastián, de boca del médico Roger Moreno cuando le preguntó por qué el informe de la operación indicaba que le habían extirpado el riñón derecho al niño cuando el tumor estaba localizado en el izquierdo. El suceso, ocurrido en el departamento de Santa Cruz (Bolivia), ha conmocionado al país y ha hecho intervenir hasta al propio presidente, Evo Morales.

El pequeño de tres años ingresó el pasado 5 de septiembre para operar el órgano después de un diagnóstico de cáncer de riñón con metástasis en los pulmones, y fue inmediatamente intervenido de nuevo cuando el hospital fue consciente del error. "En la segunda operación sacó el riñón malo, pero lamentablemente antes había sacado el bueno y mi hijo quedó sin riñones" - ha explicado Ever a la prensa. El médico ha sido detenido y se le imputa "inobservancia de protocolo de cirugía".

Moreno no había "evaluado al paciente durante la primera y la última intervención", recoge el expediente abierto por el hospital, y no realizó la "placa radiológica de la tomografía que debió haber sido usada como referencia en el quirófano durante la operación". A raíz del suceso, se ha hecho público que el cirujano acumula con este caso cinco denuncias, una de ellas por causar la muerte de un niño tras dejarle instrumental quirúrgico olvidado dentro del cuerpo, y otra por dejar tetrapléjica a una adolescente.

El caso de Sebastián ha levantado una oleada de solidaridad en el país y de ofrecimientos de donaciones de riñón. No obstante, el pequeño sigue recibiendo quimioterapia por lo que su situación no es compatible con un trasplante. Su vida pende ahora de los tratamientos de hemodiálisis, a lo que se sumas las dificultades económicas de los padres, de origen humilde, para sufragar los gastos.

La familia de Sebastián, en una fotografía divulgada por el Ministerio de Salud.

La familia de Sebastián, en una fotografía divulgada por el Ministerio de Salud.

Tras el escándalo, el Ministerio de Salud boliviano envió al responsable nacional del programa Salud Renal, Adolfo Zárate, a garantizar a la familia que Sebastián vería cubiertos todos los tratamientos necesarios a partir de ahora. El presidente Morales ha convocado una cumbre nacional sobre la salud en respuesta a la crisis y ha anunciado un desembolso millonario para mejorar el sistema sanitario, mientras no cejan las críticas por el hecho de que alguien con el historial de Moreno siguiese practicando cirugía en un hospital estatal.