Carrefour se lanza a la venta de insectos: gusanos y grillos especiados a 500 euros el kilo

Carrefour se lanza a la venta de insectos: gusanos y grillos especiados a 500 euros el kilo

Salud Nutrición

Los agujeros legales en la venta de insectos de Carrefour para comer

La UE no ha autorizado oficialmente la venta y el consumo de insectos comestibles, y la Seguridad Alimentaria en España se ha pronunciado en contra.

Los insectos son el alimento del futuro, insisten los expertos en nutrición. Pero los que han desembarcado en forma de snack en los estantes de Carrefour pueden haberse precipitado. El motivo es que la Unión Europea no ha oficializado estos productos como alimentos reconocidos para su comercialización y consumo. Rige una ambigüedad que cada país interpreta a su manera. Y la última recomendación de Salud Alimentaria vigente en España aboga por no permitir la comida hecha con insectos.

Desde el Grupo Carrefour explican a EL ESPAÑOL que los snacks que han llegado a España llevan años vendiéndose con garantías en otros países de la UE, y que están amparados por el Reglamento Europeo 2015/2283 relativo a los nuevos alimentos que entró en vigor el 1 de enero de 2018. Dicho texto hace referencia a los insectos y a sus partes, ya autorizados en algunos casos como pienso animal, especificando que pasan a la categoría de "nuevos alimentos". Estos son los que no se consumían "en una medida importante" por humanos en la Unión "antes del 15 de mayo de 1997".

Sin embargo, ni el grillo Acheta domesticus, ni el gusano Alphitobius diaperinus, ni la larva de Tenebrio molitor- los ingredientes de estos aperitivos especiados de origen francés - aparecen en el catálogo de nuevos alimentos que elabora la Comisión Europea. Pero es cierto que llevan años consumiéndose en otros países de la UE sin problemas. ¿Cómo es posible?

"En el Reglamento de 1997, ahora derogado, una de las categorías era la de ingredientes alimentarios obtenidos a partir de animales" - explica la tecnóloga de alimentos Beatriz Robles. "Algunos países interpretaron que se incluían los insectos enteros". Así, países como Bélgica, Reino Unido, Holanda, Dinamarca y Finlandia ha permitido la comercialización de insectos con alimento - redactando legislación específica en algunos casos - pese a que nunca han sido autorizados oficialmente por la UE.

Y en medio de esta ambigüedad, la postura de España se ha decantado por la prohibición. "En marzo de 2015, la Agencia Española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición (AECOSAN) mantuvo su postura de prohibir la venta de insectos para consumo como alimentos, precisamente a la espera de que se publicase el nuevo Reglamento" - recuerda Robles. "Y algunos negocios innovadores, como el puesto del mercado de La Boquería, fueron prohibidos por Sanidad".

Existiría un resquicio legal en el artículo 35 del nuevo Reglamento, que establece que, de existir una solicitud de comercialización previa al cambio de regulación sobre un alimento concreto que aún no estuviera resuelta, pasaría a considerarse como "una solicitud de conformidad" con el régimen vigente.

"Pero aquí se plantean varias cuestiones" - insiste Robles. "En primer lugar, tendrían que haberse cursado solicitudes de autorización individuales para cada una de las especies. Por otra parte, este artículo no contempla que su venta quede autorizada, sino simplemente que la solicitud se considera cursada en base al nuevo Reglamento. Pero es que, aún en el caso de que se diera por autorizado, ¿no tendrían que aparecer en el listado de nuevos alimentos?"

"Nos ha pillado por sorpresa"

"Lo que establece el Reglamento en vigor desde enero es que se puede solicitar la autorización para comercializar alimentos a base de insectos, no que se puedan vender desde ya" - explica Sabas de Diego, presidente de MealFood Europe SL., una empresa biotecnológica de cría industrial de insectos en Salamanca. "Y a los países en los que ya se consumen, se les ha otorgado un periodo transicional de dos años mientras se dirime la normativa. Pero España no está entre ellos".

Dicha autorización no puede ocurrir fuera de un plazo de varios meses, en los que se debe dirimir desde los aspectos de producción, realizar consultas con los estados miembros y aguardar el dictamen de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, explica el experto en industria y seguridad alimentaria. Por eso, aseguran, la puesta a la venta de los productos de Carrefour les ha cogido por sorpresa.

"No ponemos en duda que estos insectos sean saludables para el consumo" - subraya. "Pero desde el momento en el que la AECOSAN se opone a su venta e incluso critica el periodo transicional en Europa, hemos cursado una consulta para esclarecer si su postura ha cambiado. Y si no lo ha hecho, deberían tomar algún tipo de acción".