El mensajero de Burger King, con el regalo de comida basura para la presidenta.

El mensajero de Burger King, con el regalo de comida basura para la presidenta. Burger King.

Salud Salud pública

Burger King usa a Cristina Cifuentes para promocionar la comida basura

La cadena estadounidense manda una nota, que después rectifica, en la que aseguraba que la presidenta de la Comunidad de Madrid había dicho en televisión que consideraba su hamburguesa con 33 gramos de grasa su comida favorita. 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, apareció ayer en las pantallas de Telecinco en el programa Mi casa es la tuya, presentado por Bertín Osborne. Según la cadena de comida rápida Burger King, la máxima representante de todos los madrileños contó allí cuál era su comida favorita: la hamburguesa Whopper. 

La empresa ha utilizado a la presidenta de una comunidad con una tasa de obesidad del 21,7% para publicitar un alimento desaconsejado por cualquier nutricionista, uno de los máximos exponentes de lo que no debe incluir una dieta saludable

Burger King aprovechó esta supuesta afición de la política para enviar a los medios un comunicado de prensa sacando pecho de una declaración que resultó ser falsa. "El paso de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, por el sofá de Bertín Osborne ha sacado a la luz anécdotas y gustos que se desconocían de la política, entre ellos su amor por la hamburguesa Whopper de Burger King", rezaba la nota.

Nota de prensa de Burger King

Nota de prensa de Burger King

Para agradecerle la supuesta publicidad, la cadena estadounidense ha enviado a la popular su hamburguesa preferida aunque, según especifican, sin cebolla. Un mensajero de su servicio de entrega a domicilio se lo ha llevado a su despacho de la Puerta del Sol

Si la política se ha comido el regalo, habrá ingerido 641 calorías, 33 gramos de grasas en total -9 de los cuales grasa saturada, la más perjudicial de todas-, 2.322 mg. de sal y 13 gramos de azúcar, cantidad muy cercana al límite que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) de consumo diario de esta sustancia.

El problema es que Cifuentes no dijo en ningún momento en el programa de Bertín Osborne que el Whopper fuera su comida favorita. La empresa decidió diseñar la maniobra publicitaria tras constata, en sus palabras, que "su pasión por la Whopper® viene de lejos" y ha sido recogida en varios medios este fin de semana en el contexto de la celebración de esta entrevista". Flaco favor para la presidenta y para la lucha contra la obesidad, uno de los principales problemas de salud pública en España y, por supuesto, en Madrid.