Una mujer con los labios pintados.

Una mujer con los labios pintados. John Voo Flickr

Salud Dermatología

La mujer que denunció a Sephora en EEUU por adquirir herpes con un pintalabios

A pesar de lo llamativo de la demanda, los expertos afirman que este contagio sería muy poco probable. 

El uso de maquillaje prestado es un tema delicado y bastante controvertido, pues hay personas que se niegan a compartirlo por miedo a contraer enfermedades, mientras que otras creen que ésta es una medida demasiado exagerada.

Lo mismo ocurre con los probadores de cosméticos que se encuentran en las tiendas especializadas. Muchas personas lo prueban en su propia piel en busca del tono adecuado, por lo que podrían convertirse en vectores de todo tipo de virus y bacterias de la piel.

De hecho, eso es precisamente lo que alega una mujer de California, que ha denunciado recientemente a una de las tiendas de la cadena Sephora por ser culpable del herpes labial del que se contagió en octubre de 2015, según ella, al usar un probador de barra de labios.

Un contagio inmediato

Sí que es cierto que en este tipo de establecimientos se deben tomar medidas como probar los productos de ojos y labios en zonas menos delicadas y visibles, como la piel de la muñeca, o limpiar previamente el producto con un desinfectante a base de alcohol.

Sin embargo, según declaraciones a Live Science de Suman Radhaskrishna, presidenta del  Centro de Control de Enfermedaes Infecciosas de Dingnity Health, contraer un herpes labial a través de uno de estos probadores es posible, pero muy poco probable. Esto es así porque el virus duraría muy poco tiempo en el pintalabios, por lo que el paso del producto de la persona infectada a la denunciante debería haber sido inmediato.

Por lo tanto, como indica otro especialista en el tema, Amesh Adalja, podría ser que la mujer ya hubiese contraído el herpes a través de otros medios, pero no hubiese empezado a manifestar los síntomas hasta después de su visita a Sephora.

De hecho, según la OMS, se trata de una enfermedad de lo más común, que afecta al 67% de las personas menores de 50 años, en muchas ocasiones sin llegar a causar ningún síntoma, por lo que su propagación se puede producir a través de medios mucho más sencillos que un probador de lápiz de labios.

De momento Sephora no ha hecho declaraciones sobre lo ocurrido, mientras que la mujer denuncia que la cadena debería advertir de los posibles peligros de las muestras de maquillaje.

Precauciones con el maquillaje

Si bien el origen del herpes de esta mujer podría no ser el que ella misma piensa, sí que es cierto que los dermatólogos advierten del peligro de no lavar las brochas de maquillaje o de compartir ciertos productos.

En declaraciones a Chicago Tribune, la dermatóloga Tora Patel explicó en 2015 cómo muchos de sus pacientes acuden a la clínica con enfermedades de la piel contraídas después de compartir ciertos productos de maquillaje.

En estos casos el trasvase sí que es inmediato, pues es muy común que dos personas que se maquillan juntas compartan algún cosméticos, por lo que las probabilidades de contagio aumentan.

Además, no es necesario compartir para contraer enfermedades infecciosas debidas al maquillaje. Por ejemplo, las brochas son también un vector muy importante de microbios, por lo que se recomienda lavarlas al menos cada quince días para eliminar posibles agentes patógenos que se hayan ido acumulando durante ese tiempo.