Un joven disfruta de un cigarrillo.

Un joven disfruta de un cigarrillo. Pixabay

Salud

Alerta, fumadores: las vitaminas B6 y B12, asociadas al cáncer de pulmón

Un consumo excesivo podría aumentar entre un 30% y un 40% el riesgo de padecer esta enfermedad en los hombres.

Toda dieta debe tener un aporte adecuado de vitaminas, pero esto no quiere decir que consumirlas abusivamente suponga necesariamente un beneficio para la salud. De hecho, la hipervitaminosis es una alteración del organismo causada por el exceso de vitaminas, que se puede manifestar a través de una cantidad muy variable de síntomas.

Un buen ejemplo puede ser el de las vitaminas B6 y B12, ya que, según un estudio publicado recientemente en Journal of Clinical Oncology, un consumo abusivo de éstas podría aumentar las posibilidades de contraer cáncer de pulmón. Eso sí, sólo en varones fumadores.

Por lo general, los casos de hipervitaminosis se dan por el abuso de las conocidas como vitaminas liposolubles, que, al contrario que las hidrosolubles, no se expulsan por la orina, sino que se acumulan en los tejidos.

Las vitaminas del grupo B no son liposolubles, por lo que en condiciones normales no dan lugar a ningún tipo de toxicidad; pero este nuevo estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, sí que ha encontrado un efecto perjudicial de su abuso en hombres fumadores.

Estas conclusiones se extraen del seguimiento de los historiales médicos de un total de 77.000 hombres fumadores, de entre 50 y 76 años de edad. De todos ellos, aquellos que tomaron suplementos de vitaminas B6 o B12 contrajeron cáncer de pulmón en un porcentaje entre un 30% y un 40% superior a los que no lo hicieron.

Además, después de 10 años, este riesgo se triplicó en los hombres que tomaban más de 20 miligramos de B6 diarios y se cuadruplicó en los que alcanzaban los 55 miligramos al día de B12.

Sin embargo, no se observó ningún tipo de riesgo en las mujeres que tomaron estas dos vitaminas, ni en cualquier persona que tomara vitamina B9. Por otro lado, estos datos sólo hacían referencia al consumo de suplementos individuales, nunca de complejos vitamínicos.

Aún no se conocen las causas de este hallazgo y, de hecho, tampoco puede tomarse como algo fiable al cien por cien, pues existen estudios anteriores que lo contradicen totalmente. Esto podría deberse a que unos analizan los niveles de estas vitaminas en sangre, mientras que otros lo miden directamente en la dieta, de modo que un aumento en sangre causado por otros factores asociados al tabaco podría falsear los resultados.

Lo que está claro es que el exceso de vitaminas B6 y B12 es totalmente inofensivo en personas no fumadoras, por lo que cualquiera que quiera tomarlas y tema estar consumiendo una cantidad excesiva tiene una solución de lo más sencilla a su alcance: dejar de fumar. Su salud se lo agradecerá.