Un diminuto lagarto mira desafiante.

Un diminuto lagarto mira desafiante. Pixabay

Salud

El extraordinario caso del hombre que encontró un lagarto en su oreja

Había acudido de urgencias al hospital para ser tratado por un intenso dolor de oído que no remitía.

Los motivos por los que acudimos a un servicio de urgencias son diversos, y muchas veces se ven influenciados por la escasa educación sanitaria recibida o por el miedo. Sin embargo, hay ocasiones en las que una simple molestia, que a priori podría no tratarse de una urgencia como tal, puede acabar dando sorpresas.

Eso fue precisamente lo que le ocurrió a un hombre de Guangzhou, una ciudad del sur de China. Según el diario indio Deccan Chronicle, este individuo, de 30 años de edad, acudió al hospital aquejado de un intenso dolor en su oído, con una sensación como de que "algo se retorcía ahí dentro". La sorpresa sobrevino cuando los médicos que se encontraban atendiendo al paciente descubrieron que lo que realmente estaba causando su dolor era un lagarto.

En un principio, los profesionales sanitarios trataron de sacar al pequeño animal con unas pinzas, pero este se retorcía e intentaba meterse aún más en la oreja. Así, para evitar que el lagarto se asustara, los médicos anestesiaron al animal y posteriormente lo sacaron con unos alicates más largos.

Tal y como señala el Deccan Chronicle, el lagarto no se pudo extraer al completo. Su cola se perdió por el camino. De hecho, es bastante común que algunos reptiles pierdan esta parte de su cuerpo ya que algunas especies se liberan de ella como método de autodefensa.

Éste no es el único ni el caso más raro de un "cuerpo extraño" detectado en el interior de un oído o en la fosa nasal de una persona. De hecho, existen varios casos descritos sobre objetos encontrados en el interior del cráneo de algunos individuos: desde cucarachas vivas a trozos de bolígrafos, pasando por larvas o moscas de la fruta.