Una mujer se tapa la nariz y la boca para estornudar.

Una mujer se tapa la nariz y la boca para estornudar.

Salud Salud pública

Cinco datos que no conocías sobre las alergias

El Informe Alergológica 2015, presentado en este mes de junio, aporta información sobre la incidencia de las alergias en la población española.

Las alergias afectan cada vez a más personas y se detectan más precozmente. Esto provoca que crezca el número de españoles que acuden al alergólogo para tratarse de rinoconjuntivitis, asma o rinitis.

Con motivo de la presentación del Informe Alergológica 2015, este jueves se han reunido en Madrid algunos de los mayores especialistas españoles sobre el tema. Entre ellos se encontraban Joaquín Sastre, presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y el expresidente de esta misma asociación, el médico Tomás Chivato.

Este estudio, que se ha realizado por tercera vez, muestra los principales cambios que han tenido lugar entre el año 1992, cuando se hizo su primera edición, 2005 -cuando se publicó la segunda- y  2015, cuando se recopiló la información necesaria para esta versión. Estos son algunos de los datos que seguramente no conocías sobre las alergias.

La contaminación hace más agresivo al polen

Según cuenta Tomás Chivato, decano de la Facultad de Medicina CEU San Pablo, el polen de las zonas rurales analizado con microscopio se presenta de una forma redonda, sin imperfecciones y no presenta otras sustancias adheridas.

Sin embargo, los pequeños granos desprendidos por las plantas que se hallan en la ciudad tienen una composición más irregular, y muestran adheridos a su estructura otras sustancias nocivas para la salud que lo hacen más agresivo.

Esto explica que a pesar de que en el campo haya más plantas y más presencia de alérgenos, sea en la ciudad cuando los alérgicos presenten una mayor irritación de las vías respiratorias y de las mucosas y que tengan un mayor riesgo de sufrir una crisis.

Cada vez hay más alérgicos a temprana edad

El estudio realizado por la SEAIC en colaboración con la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria muestra que desde el 2005 hasta la actualidad han aumentado las alergias respiratorias, la rinitis y conjuntivitis y el asma bronquial a edad temprana.

Según el informe, en 2005 la edad media para acudir por primera vez al alergólogo eran los 16 años. En 2015 la edad más común para realizar la primera consulta por síntomas de sufrir alergia son los 12 años.

Además, Tomás Chivato destaca el aumento de diagnósticos a niños de entre 0 y 3 años, durante la primera o segunda temporada de exposición de su vida.

El cambio climático provoca más alergias

El aumento de la temperatura del planeta provoca que el ciclo de la polinización de las plantas varíe. Algunas especies arizónicas, como los cipreses, sueltan polen de forma regular desde diciembre hasta marzo, ampliando la época más difícil para los pacientes.

Además, el alza de los termómetros provocada por el efecto invernadero y el deshielo de los polos afectaría a la sensibilización y a los síntomas negativos que sufren los enfermos.

A más mascotas, más alergia

Según datos de la federación que agrupa a los productores de comida para animales (FEDIAF, por sus siglas en inglés), en España el 26% de los hogares tienen un perro y el 19% tienen un gato.

El número de hamsters en las casas también ha aumentado, elevando la cifra de personas que entra en contacto con roedores. Precisamente las alergias a estros tres animales son las que más han crecido desde el año 2005 hasta hoy.

Extranjeros que se hacen alérgicos aquí

España es un país que acoge inmigración de muchos países distintos. Colombia, Ecuador, Marruecos o China son algunos de los países que más personas de origen extranjero aportan al computo global de 4.5 millones de inmigrantes que residen en España actualmente.

Tanto Chivato como Sastre afirman que cada vez más se encuentran a personas en consulta que no padecían ninguna alergia en sus países de origen pero que al llegar a España se ven aquejados de alguna alergia.

Los médicos no tienen una respuesta para esta variación y además apuntan que la mayoría de personas de este grupo presentan alergias al polen de plantas que no crecen en sus países de origen.