Un padre con hijos en los 50, que debió de vivir mucho.

Un padre con hijos en los 50, que debió de vivir mucho. Hulton Archives Getty Images

Salud Esperanza de vida

Si quiere vivir más a partir de los 60, tenga hijos

La paternidad alarga la esperanza de vida y los efectos se mantienen hasta edades muy tardías. 

Noticias relacionadas

Ser padre aumenta la esperanza de vida. De hecho, esto es algo que ya se sabía por anteriores investigaciones: aquellos que disfrutan de la paternidad suelen vivir, de media, más que las personas que jamás tienen hijos.

Sin embargo, una nueva investigación del Instituto Karolinska de Suecia no solo ha corroborado dichas investigaciones, sino que ha añadido algo más a la cuestión: ser padre alarga la vida, incluso en los últimos años de la misma, es decir, en la vejez.

Hasta los 100 años

Según Karin Modig y sus colegas del Instituto Karolinska, cuya investigación de ha publicado recientemente en el Journal of Epidemiology & Community Health, en esta ocasión no solo se fijaron en la esperanza de vida a partir de los 60 años, sino que hicieron un seguimiento a largo plazo hasta la edad de los 100 años.

Para ello, los investigadores suecos usaron datos del registro nacional sueco de casi 1,5 millones de individuos nacidos entre 1911 y 1925, siguiendo su vida mientras envejecían. Según sus datos, el riesgo de muerte de todos los individuos estudiados aumentaba de forma proporcional a su edad sin distinción; sin embargo, aquellos que tenían hijos también disfrutaban de una mayor esperanza de vida o longevidad.

Los hombres con una edad de 60 años solían vivir hasta 2 años más de media que aquellos que no los tenían (20,2 años más de media, en comparación a los 18,4 años más que llegaban a vivir los adultos sin hijos). Por su parte las mujeres mayores de 60 años vivían hasta 1,5 años más de media que aquellas que no tenían hijos (24,6 años más de media, en comparación a los 23,1 años de aquellas mujeres que no tenían hijos).

Las cosas cambiaban a partir de los 80 años. A partir de tal edad, los hombres con hijos tenían una esperanza de vida media de hasta 7,7 años más (en comparación a los 7 años de los hombres sin hijos); por su parte, las mujeres tenían una esperanza de vivir hasta 9,5 años más (en comparación a los 8,9 años de las mujeres sin hijos). Es decir, entre medio año y año y medio más de media.

Por qué tener hijos alarga la vida

Según los resultados, tener hijos no solo alarga la vida en general, sino que los hombres son los que más pronto se suelen beneficiar de esta longevidad. Asimismo, los hombres solteros con hijos son los que alargan más su vida que los casados, según el estudio.

Esto se debería, según los investigadores, a que los hombres solteros son más dependientes de los hijos que los casados (aunque en otras investigaciones se ha visto que el matrimonio beneficia más, en términos de supervivencia, a hombres que a mujeres).

Cabe destacar que no está totalmente claro por qué tener hijos alarga la vida, aunque se baraja la hipótesis de que esto se debería a que los hijos suelen cuidar a sus padres ancianos ya sea mediante cuidados físicos, apoyo emocional e incluso colaborando a mejorar sus tratamientos médicos si fuese necesario. 

Por otro lado, otras explicaciones posibles serían que los adultos con hijos se decantarían por una vida más saludable, o que existen otros factores no conocidos que, a la vez que disminuyen la posibilidad de una persona de tener hijos, también aumentan su riesgo de muerte.

Finalmente, los investigadores afirman que tener hijos no es el factor más importante para disminuir la mortalidad en la vejez, pero sí es suficientemente importante para tenerlo en cuenta.