Una mujer mayor se prepara para un desfile de modelos.

Una mujer mayor se prepara para un desfile de modelos. Joern Pollex Getty Images

Salud

Las españolas de 2030 vivirán casi hasta los 90, pero ya no serán las terceras más longevas

Un nuevo estudio calcula la esperanza de vida en 35 países. Crece en todos ellos, pero no al mismo ritmo. 

Noticias relacionadas

Aunque la Biblia afirma que Matusalén vivió la friolera de 969 años, la realidad es que un ser humano común y corriente no puede ni acercarse a tal cifra. Existen casos puntuales que superan los 120 años, e incluso algún caso dudoso que afirma haber llegado a los 145 años, pero la media no es tan alta a nivel global.

Ahora, un reciente estudio publicado en The Lancet y en el cual se han analizado 35 países de Asia, América del Norte y América Latina, Australia y Europa, afirma que en 2030 la media de esperanza de vida aumentará hasta situarse cerca de los 90 años. Una media a la cual se acerca España, aunque no es precisamente el país más longevo.

Los países con mayor esperanza de vida

Según el estudio, serán las mujeres las que más notarán este aumento de esperanza de vida. En el podium de mayor edad destacan en este genero Corea del Sur (90,8 años de media), Francia (88,6 años de media) y finalmente Japón (88,4 años de media en mujeres). Por parte de los hombres destaca de nuevo Corea del Sur (84,1 años de media), Australia (84 años de media) y Suiza (84 años de media).

Si tenemos en cuenta que la esperanza de vida media en 2010 se situaba en 84,2 años en Corea del Sur (siendo de nuevo las mujeres las que solían alcanzar esta edad, o más), el estudio es bastante positivo para las próximas dos décadas.

Asimismo, como bien recuerda el profesor Majid Ezzati, autor principal del estudio, del Imperial College de Londres, hubo muchos expertos en su momento que afirmaban que 90 años sería el límite superior de esperanza de vida del ser humano, pero está claro que esa barrera está a punto de ser superada, y cada vez es menos raro encontrar personas cercanas a dicha edad, o incluso mayores. Eso nos indica que debemos estar preparados y reforzar nuestros sistemas de salud y de asistencia social, estableciendo nuevos modelos de atención, algunos de los cuales ya existen hoy en día tanto en Reino Unido como en otros países occidentales (como la llamada hospitalización domiciliaria por ejemplo).

Cómo se calcula la esperanza de vida media

Para su estudio, los investigadores adaptaron una técnica estadística que se suele usar para predecir el tiempo. Por ejemplo, la probabilidad de que una mujer de Corea del Sur supere los 86,7 años en 2030 es del 90%, mientras que la probabilidad de superar los 90 años es de un 57%. Que la media supere los 90 años no significa que todas y cada una de las mujeres de este país lleguen a tal edad, sino que un número significativo de ellas sí llegará o superará esa media.

Por otro lado, los investigadores también analizaron la esperanza de vida de aquellos que cumplirán los 65 años en el año 2030. Según Ezzati y sus colegas, las mujeres serían propensas a vivir 24 años más de media en 11 de los 35 países estudiados; mientras tanto, los hombres vivirían unos 20 años más de media en 22 países de los 35 estudiados.

La esperanza de vida de la mujer española en 2030

Si nos fijamos en el caso de España, la media de esperanza de vida se queda en un destacable cuarto puesto a nivel mundial en cuanto a mujeres se refiere: en 2030 la mujer española vivirá hasta los 88,03 años de media, mientras que los hombres vivirían 83,47 años de media en nuestro país. Esto supone un ligero retroceso con respecto al ranking de esperanza de vida en 2010, en el que la fémina de nuestro país ocupaba un tercer puesto, sólo por detrás de Japón y Francia.

Como ya está empezando a notarse, tanto en España como en Europa, las repercusiones sociales y económicas de este aumento de esperanza de vida serán más que palpables. El sistema de pensiones y las jubilaciones requerirán cambios, ya sea retrasando la edad de jubilación o creando una transición gradual a dicha jubilación, como proponen los mismos investigadores del estudio.

Finalmente, los investigadores destacan que este aumento de esperanza de vida media, tanto en España como en el resto de países estudiados se debería a las mejoras en la nutrición infantil (lo cual disminuye la mortalidad prematura), el acceso a la asistencia sanitaria y a la tecnología médica, todo ello mucho más extendido en los países occidentales durante los últimos años. 

Eso sí, los investigadores aclaran que sus proyecciones no pueden tener en cuenta algunos eventos tales como cambios políticos importantes que afecten a las condiciones sanitarias y de sistema de salud de cada país, u otros eventos desconocidos o inciertos, como por ejemplo el hecho de que se produzcan guerras.