El mar, fuente  de nuevos fármacos para tratar el cáncer.

El mar, fuente de nuevos fármacos para tratar el cáncer.

Con la colaboración de

Salud

¿Y si la solución contra el cáncer se encontrara en el mar?

La multinacional farmacéutica de origen español PharmaMar centra sus esfuerzos en estudiar el fondo marino para hallar nuevos tratamientos para esta enfermedad. 

Miriam Bonilla Julián Povedano

Rasguños o heridas profundas, jaquecas, picaduras, dolores y enfermedades de cualquier tipo. Para todo tiene remedio la naturaleza. Como escribió el romano Plinio el Viejo, allá por el año 77 D.C., “la naturaleza ha distribuido medicinas por todas partes”.

Hoy en día no es distinto. La naturaleza sigue siendo fuente de medicamentos que ya pertenecen a nuestro día a día. Ejemplo de ellos son la penicilina o la aspirina. Para encontrar otros nuevos, nuestro entorno sigue siendo objeto de estudio para nuestros científicos, quienes, armados de la mejor tecnología, buscan curas para los grandes males de nuestro tiempo, como el cáncer.

PharmaMar vuelca sus esfuerzos en la búsqueda de alternativas terapéuticas para esta enfermedad, hasta el punto de haberse convertido en la compañía española líder mundial en el descubrimiento, desarrollo y comercialización de fármacos antitumorales de origen marino.

YONDELIS® Ecteinascidia turbinata

YONDELIS® Ecteinascidia turbinata

“La vida se originó en el mar hace 3.600 millones de años y, además, el 80% de los seres vivos que albergan la tierra son marinos. Ante esta situación, ¿por qué el mar no podría ser fuente de grandes fármacos?”, asegura Carmen Cuevas, directora de I+D de la Unidad de Negocio de Oncología en PharmaMar. Puesto que millones de años avalan a nuestros mares como fuente creadora de vida, no parece descabellado buscar respuestas en ellos para ‘repararla’.

63,5 millones de inversión en I+D

Pioneros en la investigación en el fondo del mar, sus 30 años de historia respaldan a PharmaMar como referencia en el plano de la biofarmacéutica con 7 filiales en Europa y en Estados Unidos, lo que se refleja en su apuesta por invertir en I+D. En el año 2015, la compañía destinó 63,5 millones de euros a esta partida que continúa creciendo en 2016.

Instalaciones de PharmaMar

Instalaciones de PharmaMar

Fruto de esta inversión en I+D, es el presente y el futuro de la compañía reflejado en su cartera de productos. PharmaMar ya posee un medicamento en el mercado que genera ingresos, Yondelis, indicado para tratar sarcomas de tejidos blandos y cáncer de ovario sensible a platino. Además de trabectedina (principio activo de Yondelis), investigan Aplidin® (plitidepsina), obtenida a partir de la ascidia Aplidium albicans y que ya se encuentra en proceso de revisión por parte de la Agencia Europea de Medicamentos para su posible aprobación para el tratamiento de mieloma múltiple. Dicha aprobación se espera que pudiera llegar hacia finales de año.

Otro compuesto en investigación clínica es PM1183, análogo de trabectedina, que presenta actividad antitumoral muy significativa en el tratamiento de diferentes tipos tumorales, tales como cáncer de pulmón microcítico (fase III de registro), cáncer de ovario platino-resistente (fase III de registro) y un subtipo de cáncer de mama metastásico con mutación en los genes BRCA 1/2 (fase II). Los ensayos de fase III de registro significan que si los resultados son positivos, PharmaMar prepararía el dossier para solicitar la autorización de comercialización de la molécula en estas indicaciones a las agencias reguladoras.

En la cartera de productos de PharmaMar se encuentra también PM184, en estudio para tumores sólidos, y procedente de una esponja conocida como lithoplocamia lithistoides. Actualmente está en marcha un ensayo en cáncer de mama localmente avanzado y/o metastásico positivo para receptores hormonales y negativo para HER2. Además, la compañía cuenta con una amplia cartera de productos en investigación preclínica con potencial para convertirse en candidatos a nuevos fármacos.

Aplidium albicans

Aplidium albicans

Con todo ello, PharmaMar estaría proponiendo de media la aprobación de un producto o una indicación al año, con el objetivo de llegar a 2020 con tres fármacos en el mercado para cinco indicaciones.

Recolección cuidadosa, manual y selectiva

Se trata de compuestos descubiertos en el mar gracias a un equipo profesional de buzos y biólogos marinos que realizan inmersiones de hasta 100 metros de profundidad para recoger, de forma manual y selectiva, organismos de los cuales se aíslan los compuestos que serán posteriormente testados en ensayos preclínicos y clínicos. Este proceso de recogida de muestras se realiza cumpliendo el Convenio de Biodiversidad de Río de Janeiro y el protocolo de Nagoya.

La estrategia para convertir estos descubrimientos en medicamentos eficaces se basa en la innovación. Como fruto de ello, PharmaMar comercializa Yondelis, que es un inhibidor de la transcripción. Se trata de un novedoso mecanismo de acción que evidencia que el fondo marino es fuente de nuevos medicamentos para atacar células cancerosas de manera diferente. Yondelis fue el primer fármaco antitumoral de origen marino aprobado por la Unión Europea, indicado para combatir el cáncer de tejidos blandos y el de ovario sensible a las terapias con platino, que se comercializa en 80 países, incluidos Estados Unidos y Japón.

Echinometra mathaei, originaria de Tanzania, en el Océano Índico.

Echinometra mathaei, originaria de Tanzania, en el Océano Índico.

Para continuar con los ensayos clínicos y desarrollar nuevos fármacos contra el cáncer, la compañía cuenta en la actualidad con la mayor colección dinámica de organismos marinos del mundo, aproximadamente 200.000 muestras, entre macroorganismos y microorganismos.

Pero la batalla, como las que narraba Plinio el Viejo entre romanos y germanos, todavía no ha terminado, y la colección de 200.000 organismos marinos de la que dispone PharmaMar parece un buen ejército para afrontarla, y ganar.