El coco, más que una fruta, es todo un tesoro nutricional. Obtenido de una especie tropical como es el cocotero (Cocos nucifera), su cultivo se extiende por diversas zonas de todo el mundo destacando Indonesia, Filipinas, India, Sri Lanka y Brasil. Se trata de un superalimento del que se puede aprovechar prácticamente todo: el agua, la pulpa fresca o deshidratada, el aceite y la manteca, leche, harina y azúcar. Toda una despensa de productos saludables en un mismo alimento que aporta múltiples beneficios saludables para el organismo.

Noticias relacionadas

Su valor calórico, según la Fundación Española de Nutrición (FEN), es el más alto de todas las frutas. Por el contrario, aporta una baja cantidad de hidratos de carbono y proteínas. Asimismo, cuenta con un alto contenido en fibra y es fuente de selenio, hierro y potasio, que contribuyen al mantenimiento del cabello y las uñas, así como a la formación de glóbulos rojos y a regular la tensión arterial. No en vano, es una de las frutas más recomendada por la Fundación Española del Corazón porque también reduce el colesterol y ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre.

Pero sus beneficios para la salud cardiovascular no son los únicos: es antioxidante, hidratante, bactericida, antiparasitario, desintoxicante y aporta una gran cantidad de energía. También está indicado para la osteoporosis, la retención de líquidos y para las dietas de aumento de peso, al contrario que otras frutas que adelgazan. No obstante, el agua de coco es baja en grasas y azúcares, poco calórica e hidratante, lo que hace de ella una bebida isotónica natural con múltiples vitaminas y minerales, perfectas para los músculos.

Sus cualidades detox benefician además al riñón y al hígado, contribuyendo también al correcto funcionamiento del sistema digestivo. Otra de las propiedades más llamativas del coco es su acción antimicrobiana, antiviral y antimicótica, tanto por vía externa como interna. De hecho, su aceite se emplea en el tratamiento de las infecciones por hongos o bacterias. Sin embargo, a pesar de la gran difusión que han tenido las investigaciones de un grupo de científicos filipinos que afirmaban que el aceite de coco podía ser útil contra la Covid, no hay información concluyente.

Valor nutricional del coco

El valor nutricional por 100 gramos de coco según la FEN es el siguiente:

Calorías: 373 kcal

Proteínas: 3,2 g

Grasas totales: 36 g

Colesterol: 0 g

Hidratos de carbono: 3,7 g

Fibra: 10,5 g

Magnesio: 52 mg

Potasio: 405 mg

Fósforo: 94 mg

Variedades de coco

Los tipos de cocoteros de la Cocos nucifera se clasifican en tres grupos de variedades:

-Gigantes. Se usa para producir aceite y también para consumir en fresco. Tienen alto contenido de agua y sabor poco dulce.

-Enanos. Se usan mayoritariamente para elaborar bebidas envasadas por el gran sabor de su agua.

-Híbridos. Se trata de un cruce de las variedades anteriores. Es de tamaño mediano o grande, con buen sabor y rendimiento.

Cómo tomar coco

Aunque cada derivado del coco potencia unas cualidades y usos concretos, empezaremos por desvelar algunos misterios de la fruta fresca. El primero es cómo elegirla cuando vayamos a comprarla. Para saber que es fresca bastará con agitarla y comprobar que se escuche el agua en su interior. Una vez en casa, la segubnda prueba: ¿cómo puedo abrirlo? Parece complicado, pero lo cierto es que es más fácil de lo que parece

El mejor truco es congelarlo durante la noche y por la mañana lo sacamos, le damos unos golpes secos y contundentes con la parte no afilada de un cuchillo largo y pesado, y vamos rotando el coco. Irá apareciendo una grieta a su alrededor hasta que podamos separarlo en dos mitades. Una vez dividido (y todavía helado) será más fácil quitarle la carcasa sin problemas. Esperaremos a que se atempere para usar el agua y la pulpa o, directamente, podemos hacer un batido o leche.

La pulpa se conserva en la nevera unos tres días dentro de un recipiente al que le cambiemos el agua a diario. Podremos tomarla directamente o hacer con ella múltiples recetas, sobre todo de repostería. El aceite, por su parte, además de cosmético se usa para frituras; la harina es perfecta para postres y para mezclar con yogures, batidos o mueslis; la manteca es un excelente sustituto de la mantequilla; la leche es un clásico de la comida asiática, indispensable para el curry, y el azúcar es un endulzante muy saludable y repleto de propiedades.

También te puede interesar...

Para qué sirve el aceite de coco, usos y propiedades

Agua de coco: propiedades nutricionales y beneficios para la salud de este refresco natural

El aceite de coco más vendido en Amazon: ¿cuáles son sus beneficios?