La ciruela es uno de los alimentos de los que echamos mano cuando queremos dar un impulso a nuestro tránsito intestinal, pero sus propiedades laxantes no son las únicas destacables de este superalimento que ya estaba en los fruteros de nuestras abuelas. Se trata del fruto del ciruelo, el Prunus domestica, un árbol que pertenece a la familia de las rosáceas y al género prunus, como el melocotón y el almendro. No existe unanimidad a la hora de determinar su origen, pero la mayoría de los autores aseguran que procede del Cáucaso, Anatolia y Persia. Cuando llegó a Italia en el 149 a.C. fue cuando se expandió por toda Europa. 

Noticias relacionadas

La ciruela es una de las frutas con más fama para combatir el estreñimiento aunque otras le superen en cantidad de fibra. El motivo es que realmente su efecto positivo en el tránsito se debe al sorbitol que contienen, una sustancia laxante. No obstante, sus beneficios para nuestro organismo son muchos más y muy variados. Aporta energía, depura, refresca, tonifica y estimula el sistema nervioso. Está especialmente indicada para obtener un mejor rendimiento físico e intelectual, especialmente en períodos de intensa actividad de estudiantes o deportistas.

Ayuda a combatir la anemia por su contenido en hierro y vitamina C, que facilita la absorción de este mineral, y una de sus grandes cualidades tiene que ver con su poder antioxidante. Contiene un gran porcentaje de flovonoides que luchan contra los radicales libres, responsables del daño celular; es decir, la ciruela fortalecen el sistema inmunológico. La Fundación Española del Corazón recomienta esta fruta para cuidar la salud cardiovascular; pero también está indicada para tener proteger la vista y velar por la buena salud del cabello, la piel y las mucosas gracias a su aporte de vitamina A.

Además de prevenir y mejorar los trastornos intestinales, son diuréticas y evitan la retención de líquidos gracias a su alto contenido en potasio, una propiedad que contribuye también a la depuración del organismo en general y de un modo especial a la desintoxicación de hígado y riñones. Estas cualidades respaldan a la perfección cualquier dieta de adelgazamiento, porque no nos olvidemos de que la ciruela tiene un bajo contenido calórico y es una de las frutas con más fibra, con lo que ejerce un efecto saciante que ayuda a adelgazar.

Valor nutricional de la ciruela 

Según la Fundación Española de Nutrición el valor nutricional por 100 gramos de ciruela es el siguiente:

Calorías: 51 kcal

Proteínas: 0,6 g

Grasas totales: 0 g

Colesterol: 0 g

Hidratos de carbono: 11 g

Fibra: 2,1 g

Agua: 86,3 g

Calcio: 14 mg

Potasio: 214 mg

Fósforo: 19 mg

Tipos de ciruela

Existen más de 200 variedades de ciruela en todo el mundo, pero una de las más famosas y universales es la Claudia, que recibió el nombre de la esposa del rey Francisco I de Francia. Esta fruta se clasifica tanto por su origen como por su color. Atendiendo a la primera clasificación distinguimos:

-Las europeas (prunus domestica). Más comunes y con menos agua y más sólidos solubles. De tonalidad verde claro o morado. Son variedades como las Claudias, Stanley, President, Giant y Ana Apath. Maduran en verano, su carne es jugosa y su hueso se desprende fácilmente.

-Las japonesas (prunus salicina). Más jugosas, de colores rojizo, negras y amarillo claro. Algunas de ellas son la Red Beauty, Golden Japan, Menthey, Formosa y Santa Rosa. Maduran en primavera. Su textura es más dura.

-Ciruela española. Originaria de América del Norte, son frutos pequeños y redondeados, con cáscara de color rojo.

-Ciruela china. Proviene del sur del país asiático y del norte de Vietnam. Es muy dulce y se consume fresca, deshidratada o en conserva.

Si atendemos a su clasificación por fisionomía, las variedades son:

-Ciruelas amarillas. Originarias de América y Asia. Fruto grande con pulpa fina y jugosa, empleada también para zumos, mermeladas y gelatinas.

-Ciruelas rojas o moradas. Su color varía entre el rojo claro y la tonalidad más oscura, morada. Es oblonga o redondeada, con sabor agridulce. Se producen mayoritariamente en España, Francis, Italia, Chile y Sudáfrica.

-Ciruelas negras. De color oscuro, tonalidad azulada, y pulpa dulce y carnosa. Proceden de Japón, en su mayoría. Se comem frescas y también en forma de pasa tras haber pasado por un proceso de deshidratación. La variedad más apreciada en repostería.

Cómo tomar ciruela

Las recomendaciones nutricionales indican la toma de 5 raciones de frutas y verduras diarias, unas 2-3 piezas de fruta al día en las que podríamos introducir la ciruela, sobre todo si está de temporada. Además puede tomarse a cualquier hora del día porque es rotundamente falso que la fruta engorde si se consume de noche

Para que sea más efectiva contra el estreñimiento lo ideal es consumir ciruela en el desayuno ya sea fresca, en compota o en mermelada. Añadirla al yogur también es una buena opción. No obstante, además de estos remedios saludables, esta fruta es una de las más versátiles en cocina, puesto que tanto acompaña ensaladas frescas —como esta de escarola—, tablas de quesos y frutos secos, y también carnes como este pollo relleno de carne o este lomo de cerdo a la sal.

También te puede interesar...

Pollo relleno de carne y ciruelas, receta que nunca falla en Navidad

Estas son las 7 frutas que tienen más fibra

De una vez por todas: ¿comer fruta por la noche engorda?