La EFSA analiza cada año la cantidad de pesticidas presente en diversos productos.

La EFSA analiza cada año la cantidad de pesticidas presente en diversos productos. Pixabay

Nutrición Seguridad alimentaria

Las frutas y verduras con "más pesticidas que los procesados": una alarma sin sentido

Se trata de una polémica interpretación de un informe europeo que en realidad dice lo contrario: podemos comerlas con tranquilidad.

Noticias relacionadas

Hace algunos días, Antena 3 Noticias se hizo eco de un informe elaborado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) en el que, entre otros asuntos, trata la existencia de pesticidas en frutas y verduras.

Una información, sin duda, interesante para una parte importante de la población, y en especial aquella concienciada sobre la necesidad de mantener hábitos alimentarios saludables.

El problema de la noticia elaborada por la cadena de Atresmedia fue el tuit que lanzó a las redes, en el que se afirmaba lo siguiente: "Las frutas y las verduras contienen un mayor porcentaje de pesticidas que los alimentos procesados".

Esta polémica sentencia provocó la respuesta airada e indignada de muchos usuarios de la red del pajarito azul, para denunciar que el contenido del informe publicado por la agencia europea no tenía nada que ver con este enfoque. La mayoría destaca que, según el mismo informe, el 96 % de las 90.000 muestras analizadas cumplen perfectamente con la normativa de fitosanitarios.

Otros alertaban de que el mensaje tomaba forma de legitimación de la industria de los alimentos procesados, con la estrategia de situarlos en el mismo plano que las frutas y verduras.

Más allá de las intenciones, que no corresponde aquí valorar, la realidad, y el propio informe, demuestran que la afirmación lanzada no se sostiene. Vamos a explicar por qué.

Solo el 4 % de los productos analizados superan el límite permitido.

Solo el 4 % de los productos analizados superan el límite permitido. Pixabay

¿Qué dice el informe?

El informe de la EFSA se basa en dos conjuntos de datos recogidos en el año 2017, sobre 90.000 productos, entre los cuales se cuentan las frutas y verduras. Una parte de los datos provienen de un programa "programa coordinado por la UE, según el cual la Comisión Europea obliga a los países que presentan informes a analizar una lista común de productos alimenticios y pesticidas".

Estos se basan en muestras que "se toman al azar para obtener resultados estadísticamente representativos de los alimentos que consumen los ciudadanos europeos". Otra parte proviene de programas de control de ámbito nacional.

El documento señala que exactamente el 95,9 % de las muestras que se estudiaron "estaban libres de residuos de pesticidas o contenían rastros que se encuentran dentro de los niveles permitidos legalmente". Solo un exiguo 4,1 % mantenía restos de pesticidas y plaguicidas por encima de los niveles permitidos por la normativa europea.

Pero, además, el mismo informe afirma que más de la mitad, el 54,1 % podían considerarse como 'libres de residuos de pesticidas'. Es decir, que en ellos no se encontraron restos por encima del límite de cuantificación, que se define como "la concentración más pequeña de una sustancia que se puede cuantificar con una precisión aceptable".

La mayor parte de los productos analizados, el 64,3 % procede de la Unión Europea, además de Islandia y Noruega, que sí forman parte del Espacio Económico Europeo. El 28 % procedía de otros terceros países. Los datos aportados confirman que solo el 2,6 % de las muestras procedentes de los países del Espacio Económico Europeo excedían lo límites legales de pesticidas. Una proporción que se triplica en los productos provenientes de otros países.

La conclusión de la EFSA ante todo este panorama es claro: no hay motivos para preocuparse. "Utilizando los datos de 2017, es poco probable que la exposición alimentaria aguda y crónica a los residuos de pesticidas sea motivo de preocupación para la salud del consumidor".

:Los productos ultraprocesados aumentan el riesgo de sufrir enfermedades de diversos tipos.

:Los productos ultraprocesados aumentan el riesgo de sufrir enfermedades de diversos tipos. Pixabay

Frutas y verduras, siempre mejor

Ahora que conocemos los datos reales aportados por la EFSA, la pregunta que cabe responder es si es más sano consumir productos procesados o frutas y verduras, en función de la cantidad de pesticidas que pueden contener. Si duda, solo hay una respuesta posible: las frutas y las verduras, en condiciones normales, siempre son más saludables que los alimentos procesados.

En primer lugar hay que tener en cuenta que los alimentos ultraprocesados, por el proceso de producción por el que pasan, es casi imposible que puedan contener pesticidas o plaguicidas. Por ejemplo, ¿alguien se imagina que en un bollo industrial, por mucha harina de trigo que contenga, puede mantener algún resto de pesticida? Evidentemente no.

En segundo lugar, las investigaciones demuestran que muchos alimentos procesados y la práctica totalidad de los ultraprocesados son realmente nocivos para nuestra salud. De hecho, un estudio publicado recientemente en Cell Metabolism dejaba claro, una vez más que los alimentos ultraprocesados, que se caracterizan por un alto contenido en grasas, azúcares y sal, son un factor directamente vinculado con el riesgo de obesidad.

Una conclusión coherente con otro estudio publicado en Circulation, revista de la Asociación Americana del Corazón, que describe tres factores de riesgo evitables asociados a las enfermedades cardiovasculares: tensión, sodio y grasas trans.

Por tanto, no es realista insinuar que un alimento procesado puede ser más sano que cualquier fruta o verdura. Mucho menos si tal insinuación se basa en la existencia de pesticidas en estos últimos. Por tanto, entre ambos tipos de productos las frutas y las verduras siempre son más saludables.

Siempre bien lavada

En cualquier caso, y con vistas a minimizar un riesgo de por sí muy bajo, existen algunos consejos sobre cómo lavar la fruta y la verdura para eliminar cualquier eventual resto de productos tóxicos.

Un estudio publicado por el Journal of Agricultural and Food Chemistry, del que ya se hizo eco EL ESPAÑOL, analizó diversas formas para la limpieza de estos alimentos. Los resultados sugirieron que una solución de agua y bicarbonato de sodio era más efectiva para eliminar los pesticidas que el agua del grifo e, incluso, que los productos con lejía.

Por su parte, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) dispone en su página web de unas recomendaciones y sugerencias muy sencillas sobre la manipulación de las frutas y verduras, para evitar microorganismos patógenos y elementos químicos que en ocasiones pueden contaminar las frutas y verduras.

En conclusión, la realidad demuestra que entre una manzana y un bollo relleno de chocolate, este último es mucho menos saludable que la primera, incluso si tenemos la mala suerte de que nos toque una de esas piezas de fruta que forman parte de ese 4 % que superan los límites. En cualquier caso, seguir unos sencillas pasos será más que suficiente para evitar cualquier riesgo.

[Más información: Estos son los 9 alimentos procesados saludables que triunfan en Mercadona]