Manifestantes contra la crisis climático el pasado septiembre en Madrid.

Manifestantes contra la crisis climático el pasado septiembre en Madrid. Silvia P. Cabeza

Medio ambiente Cambio climático

Europa declara el estado de emergencia: la lucha contra la crisis climática no puede esperar

Se trata del primer continente que aprueba una resolución que advierte de la necesidad de atajar con urgencia esta crisis.

Bruselas

Noticias relacionadas

En vísperas de que comience en Madrid la Cumbre del Clima, el Parlamento Europeo ha declarado este jueves una "situación de emergencia climática y medioambiental". La resolución -aprobada por una amplia mayoría de 429 votos a favor, 225 en contra y 19 abstenciones- ha salido adelante gracias a los votos de socialistas, liberales, verdes y el grupo de izquierda radical. Se trata de un gesto simbólico con el que la Eurocámara pretende mantener el liderazgo en la lucha contra el cambio climático y plantar cara al negacionismo de los Estados Unidos de Donald Trump.

La UE se convierte así en el primer continente en declarar la emergencia climática cuando apenas quedan unas semanas para que la nueva presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, presente su Pacto Verde Europeo, cuyo objetivo es reforzar la lucha contra el cambio climático. La inundación de Venecia, los incendios de Portugal o la sequía en Lituania son algunos de los síntomas que según la alemana revelan la urgencia de actuar. 

Sin embargo, el Partido Popular Europeo, su familia política, se ha dividido en la votación. Su portavoz, el alemán Peter Liese, alegó durante el debate que el término "situación de emergencia" tiene "connotaciones negativas" ya que evoca una situación de "pánico" y se utilizó durante el Tercer Reich para suspender los derechos democráticos. Por eso, el PPE había presentado una enmienda para cambiarlo por "urgencia", pero el cambio ha sido rechazado.

La Eurocámara declara la emergencia climática

Pese a ello, todos los eurodiputados del PP español han apoyado declarar la emergencia climática. Lo mismo han hecho los del PSOE, Ciudadanos, Unidas Podemos, Cataluña en Comú, el PNV y Bildu. Los únicos españoles que han votado en contra de la resolución han sido los tres de Vox (Mazaly Aguilar, Jorge Buxadé y Hermann Terstch) al igual que la mayoría de su grupo, los Conservadores y Reformistas Europeos. También se ha opuesto el grupo de ultraderecha Identidad y Democracia.

La resolución, que apenas consta de tres puntos, "declara la situación de emergencia climática y medioambiental" y reclama tanto a las instituciones de la UE como a los Gobiernos "que adopten urgentemente las medidas concretas necesarias para combatir y contener esta amenaza antes de que sea demasiado tarde".

La Eurocámara reclama además a la nueva Comisión de Von der Leyen que garantice que todas sus propuestas legislativas y presupuestarias tienen en cuenta el objetivo de limitar el calentamiento global a un máximo de 1,5 grados. 

En una segunda resolución aprobada este jueves, la Eurocámara pide una estrategia para lograr la neutralidad de las emisiones de aquí a 2050. También reclama aumentar del 40% hasta el 55% el objetivo de reducción de emisiones de CO2 para 2030.

Varios países, administraciones locales y científicos han declarado ya que el planeta afronta una emergencia climática. En cuanto al objetivo de alcanzar la neutralidad climática en 2050, la Comisión Europea ya ha presentado una propuesta en ese sentido, pero el Consejo Europeo no lo ha respaldado ante el rechazo de Polonia, Hungría y la República Checa.

El propio Parlamento Económico tampoco escapa a las contradicciones. Al tiempo que declara la emergencia climática, mantiene una doble sede en Bruselas y Estrasburgo. Los desplazamientos mensuales entre sedes emiten 19.000 toneladas de CO2, según ha dicho el eurodiputado Alyn Smith.

Alarmismo climático

"El alarmismo climático evita las cuestiones difíciles", ha criticado el portavoz de Medio Ambiente de los Conservadores y Reformistas Europeos, Alexandr Vondra. A su juicio, aumentar los objetivos de reducción de emisiones de la UE antes de que se hayan cumplido los anteriores "envía un mensaje totalmente equivocado a las empresas e ignora las preocupaciones de las comunidades y los trabajadores cuyo modo de vida va a cambiar dramáticamente".

"El debate fake sobre la 'emergencia climática' es sólo una cortina de humo que oculta las auténticas decisiones que deberemos tomar para reducir las emisiones más allá del 50%. Unas decisiones que tendrán un impacto real en la vida diaria de los europeos. Es urgente actuar pero no hace falta declarar una situación de emergencia", ha dicho el portavoz del PPE.

En contraste, los socialistas europeos han celebrado la declaración de emergencia climática. "Combatir el cambio climático ya no es una opción sino una obligación. No hay tiempo que perder porque nuestro planeta está en riesgo. Los científicos nos están diciendo que esto es una emergencia porque el cambio climático está teniendo ya un impacto negativo, no sólo en la biodiversidad sino que se ha convertido ya en una amenaza a la humanidad", ha dicho la líder del grupo, la española Iratxe García.

"Espero que los líderes mundiales que se reúnen en la COP25 de Madrid la semana que viene escuchen el llamamiento del Parlamento Europeo", ha resaltado.

Para el vicepresidente del grupo de los Verdes y eurodiputado de Catalunya en Comú, Ernest Urtasun, "el resultado de hoy es histórico, un hito del Parlamento Europeo y un mensaje inequívoco para la Comisión Von der Leyen. El texto llega en el mejor momento posible, ante la COP25 de Madrid, donde la Comisión Europea deberá jugar un rol de liderazgo internacional.

Urtasun ha apuntado que, por iniciativa de los Verdes, "la resolución denuncia las inconsistencias de la política comercial, energética, agraria y de inversiones de la UE respecto a los objetivos climáticos". "No se puede seguir haciendo declaraciones grandilocuentes sobre el clima si se continúan con las mismas políticas de siempre", denuncia.