Un manifestante contra la crisis climática el pasado septiembre en Sao Paulo.

Un manifestante contra la crisis climática el pasado septiembre en Sao Paulo. Gtres

Medio ambiente

Estas son las 20 empresas que destruyen el planeta pero que siguen expandiendo sus negocios

Una investigación señala a las compañías responsables de más de un tercio de todas las emisiones de gases de efecto invernadero de la era moderna.

Noticias relacionadas

Una investigación ha identificado a las 20 empresas de combustibles fósiles que después de explotar de forma incesante las reservas mundiales de petróleo, gas y carbón son responsables de más de un tercio de todas las emisiones de gases de efecto invernadero de la era moderna.

Según informa el diario inglés The Guardian, citando nuevos datos de investigadores de renombre mundial, este grupo de empresas estatales y multinacionales están impulsando la emergencia climática que amenaza el futuro de la humanidad y siguen expandiendo sus operaciones a pesar de ser conscientes de su impacto devastador en el planeta.

El análisis, realizado por Richard Heede, del Instituto de Responsabilidad Climática de Estados Unidos, la principal autoridad mundial sobre el papel del petróleo en la creciente emergencia climática, evalúa la cantidad de combustibles fósiles que las corporaciones han extraído del suelo y las emisiones de las que son responsables desde 1965. En ese momento, según dicen los expertos, fue conocido el impacto ambiental de los combustibles fósiles tanto por los líderes de la industria como por los políticos.

Estas 20 compañías son responsables del 35% de todo el dióxido de carbono y metano relacionado con la energía en todo el mundo. Se trata de un total de 480 mil millones de toneladas de equivalente de dióxido de carbono (GtCO2e) desde 1965. Las identificadas en este análisis son empresas propiedad de inversores— Chevron, Exxon, BP y Shell — y compañías estatales como Saudi Aramco y Gazprom.

La empresa petrolera estadounidense Chevron encabeza la lista de las ocho corporaciones propiedad de inversores, seguida de cerca por Exxon, BP y Shell. Juntos, estos cuatro negocios globales están detrás de más del 10% de las emisiones de carbono del mundo desde 1965.

20 empresas son responsables del 35% de las emisiones desde 1965

Doce de estas 20 compañías son de propiedad estatal y sus extracciones son responsables del 20% de las emisiones totales de este período. Dentro de este grupo el principal contaminador es Saudi Aramco, una empresa con sede Arabia Saudí, responsable del 4,38% del total mundial.

Esta es la lista de todas las empresas identificadas (ordenadas de mayor a menor por volumen de emisiones): Saudi Aramco (59,26 mil millones de toneladas), Chevron (43,35), Gazprom (43,23), ExxonMobil (41,90), National Iranian Oil Co (35,66), BP (34,02), Royal Dutch Shell (31,95), Coal India (23,12), Pemex (22,65), Petróleos de Venezuela (15,75), PetroChina (15,63), Peabody Energy (15,39), ConocoPhillips (15,23), Abu Dhabi National Oil Co (13,84), Kuwait Petroleum Corp (13,48), Iraq National Oil Co (12,60), Total SA (12,35), Sonatrach (12,30), BHP Billiton (9,80) y Petrobras (8,68).

Michael Mann, uno de los principales científicos del clima del mundo, pide a los políticos que en las próximas conversaciones sobre el clima, que tendrán lugar en diciembre en Chile, se tomen medidas urgentes para controlar las actividades de estas empresas.

"La gran tragedia de la crisis climática es que siete mil quinientos millones de personas tendrán que pagar el precio — en forma de un planeta degradado— para que un par de docenas de empresas contaminantes puedan continuar obteniendo ganancias récord. Es un gran fracaso moral de nuestro sistema político que hayamos permitido que esto suceda ”, dice el experto según recoge el diario inglés. 

Para elaborar esta lista de grandes empresas contaminantes se ha tenido en cuenta la producción anual de petróleo, gas natural y carbón informada por las compañías y luego se ha calculado la cantidad de carbono y metano que se ha emitido a la atmósfera a lo largo de la cadena de suministro, desde la extracción hasta el uso final.

Así, se descubrió que el 90% de las emisiones atribuidas a estas 20 compañías provienen del uso de sus productos, como gasolina, combustible para aviones, gas natural y carbón térmico, mientras que una décima parte es producto de la extracción, refinado y entrega de los combustibles terminados.