Un hombre refuerza el amarre de su barco en Angra do Heroismo, en las islas Azores, antes de la llegada del huracán Lorenzo.

Un hombre refuerza el amarre de su barco en Angra do Heroismo, en las islas Azores, antes de la llegada del huracán Lorenzo. Rafael Marchante Reuters

Medio ambiente Meteorología

El huracán Lorenzo no es una excepción: por qué cada vez llegan más ciclones a España

¿Es culpa del calentamiento global que las tormentas tropicales se acerquen cada vez más a Europa? 

Noticias relacionadas

El huracán Lorenzo, que ha alcanzado la categoría 5 en una zona del Atlántico donde nunca antes había sucedido desde que hay referencias históricas, se ha cruzado en el tiempo con manifestaciones ciudadanas en todo el mundo que exigen acciones reales a los gobiernos contra la crisis climática. Por eso, en los últimos días ha sido fácil encontrar referencias cruzadas ¿Es culpa del calentamiento global que los ciclones tropicales se acerquen cada vez más a Europa? 

Según explica José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored, no parece casualidad que haya más huracanes en las "cercanías" de Europa en el marco del calentamiento global, ya que las anomalías cálidas en las aguas superficiales del Atlántico van a más.

Y es que el caso del huracán Lorenzo no es una excepción. Conviene echar la vista atrás para corroborar que cada vez se desarrollan más ciclones cerca de España. En octubre de 2005, los meteorólogos se quedaron desconcertados después de que el huracán Vince, formado cerca de Madeira, se enfilase hacia el suroeste peninsular y llegase a tocar tierra en las costas de Huelva. Un hecho que calificaron de extraordinario.

A finales de noviembre del mismo año, la tormenta tropical Delta rozó el norte de Canarias, ocasionando grandes destrozos. Fue en ese momento cuando empezó a hablarse de la posible relación del cambio climático con la formación de huracanes en las zonas más próximas a Europa, donde hasta ese momento apenas había registros históricos de ello.

Los huracanes en España, ¿cada vez más probables?

De esto han pasado 14 años. En todo este tiempo varios huracanes han pasado más cerca de Europa que del continente americano, siendo más fuerte el impacto de uno de ellos – Leslie en 2018- en tierras ibéricas.

Según los pronósticos, es probable que el huracán Lorenzo se dirija hacia las Islas Británicas a finales de semana y, previsiblemente, se mantendrá como huracán hasta una latitud próxima a 50º N (paralelo que está a 50 grados al norte del plano ecuatorial de la Tierra) lo que supondrá un nuevo hito. 

Lorenzo va a hacer historia por logros propios al ser un huracán de categoría 5 más al este que se forma en la cuenca Atlántica. En su desarrollo ha dejado estupefacto a más de un predictor especializado en meteorología tropical, al acentuarse rápidamente el sábado 28 de septiembre de 2019 y pasar a categoría 5. Es el segundo de esta magnitud de la temporada 2019 tras el mortífero Dorian a su paso por las Bahamas. Muy pocos modelos apoyaban tal evolución en su intensidad máxima.

Los aviones cazadores de huracanes se han desplazado desde América para evaluar el singular caso del huracán Lorenzo. Según el portal meteorológico Meteored, este ciclón se cobró su primera víctima el sábado 26 de septiembre, cuando aún era de categoría 4, tras hundir un barco remolcador. Dejó al menos un muerto y diez desaparecidos.

"Parece que el huracán Lorenzo agudizó rápidamente sobre aguas algo más cálidas de lo normal, pero no demasiado, en un entorno rico de bastante humedad y de muy ligera cizalladura del viento", explica otro meteorólogo del portal, Francisco Martín. 

Alerta en Las Azores

Las autoridades del archipiélago portugués de las Azores, en el océano Atlántico, han ordenado el cierre de escuelas y otros centros sociales y han reforzado el contingente de bomberos para este miércoles, cuando se espera que llegue al territorio el huracán Lorenzo. 

Lorenzo, que se situaba en la categoría 2 este lunes cuando aún estaba a 1.800 kilómetros del archipiélago, "pasará muy cerca" de las islas más occidentales durante la madrugada del miércoles, según la previsión del Instituto Portugués de Mar y Atmósfera (IPMA).

El IPMA estima para entonces vientos de unos 190 kilómetros por hora, con posibilidad de llegar a los 200, fuertes lluvias y oleaje de hasta 25 metros en la zona más occidental de las Azores. 

El presidente del Gobierno autónomo de las Azores, Vasco Cordeiro, advirtió de que existe aún cierta incertidumbre sobre el recorrido de Lorenzo y que, si la situación lo exige, también cerrarán los servicios de administración no esenciales. Además, pidió a la población que tomen medidas de precaución y sigan las recomendaciones de protección civil y bomberos, que han sido reforzados para atender la situación en la zona más occidental del archipiélago.