La escena del crimen de un asesinato ocurrido en Usera, Madrid. (Archivo)

La escena del crimen de un asesinato ocurrido en Usera, Madrid. (Archivo) Efe

Investigación Violencia criminal

Estos son los días del calendario en los que hay más crímenes violentos

España es uno de los países más seguros del mundo si comparamos el número de homicidios que se producen con el resto del globo. Así, nuestro país es uno de los que tiene una tasa de homicidios más baja, según un estudio de 2018 realizado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). 

Existen varios estudios que señalan cómo afecta el clima al comportamiento humano. Entre ellos, se explica que las temperaturas y la climatología afectan a nuestro modo de vivir el día a día y a la delincuencia. Incluso existen leyendas, sin evidencia científica que las respalde, que afirman que la Luna llena afecta a los partos.

Un estudio de la Universidad de Arizona y la Universidad de Purdue publicado en la revista científica Plos One trata de dar respuesta a muchos de los interrogantes sobre cómo afecta el tiempo a los asesinatos

Para ello, los investigadores revisaron casi seis millones de delitos que fueron denunciados en Chicago entre 2001 y 2014 para tratar de descubrir los factores que podrían promover varios tipos de delitos.

"Los resultados fueron interesantes", explica Sherry Towers, profesora de investigación del Centro de Ciencias de la Matemática, Computación y Modelización Simon A. Levin. "Descubrimos que la mayoría de los delitos en Chicago tenían patrones muy distintos según la época del año, hora del día, día de la semana e incluso si es día festivo".

Crímenes de fin de semana

Las agresiones y los asaltos aumentan los viernes y sábados, según descubrieron los investigadores tras analizar los casos. Asimismo, los días en los que se cobra también aumentan este tipo de delitos.

Towers explica este fenómeno señalando que "la gente suele salir más a la calle el fin de semana, encontrándose con más gente que con la que suele hacerlo un día de entre semana".

Del mismo modo, destaca como "importante" en los delitos que suceden en las noches de viernes y sábado que "es probable que el alcohol esté involucrado y eso puede aumentar el riesgo de agresión".

Los autores del estudio descubrieron una fuerte relación entre los delitos más agresivos y la temperatura. De este modo, cuando las temperaturas son más altas -especialmente en junio y julio- se observó un fuerte aumento en las agresiones.

"Además, cuando coinciden los días calurosos de verano y los fines de semana se produce la tormenta perfecta para los delitos", señala Towers. Por otro lado, los científicos llegaron a la conclusión de que los días lluviosos y con viento tienden a reprimir los crímenes: "La gente simplemente no quiere salir con mal tiempo".

"Los delincuentes se toman un tiempo libre para pasar con la familia"

Igualmente, el estudio señala que los efectos de las vacaciones son importantes para muchos tipos de delitos. Por ejemplo, los crímenes agresivos caen significativamente en Navidad y Acción de Gracias. "Incluso los delincuentes se toman un tiempo libre para pasar con la familia", bromea Towers.

Asimismo, aclaran que aunque los tiroteos en Chicago ocupen los titulares de la prensa, la tasa per cápita de tiroteos en Chicago es en realidad más baja que en otras ciudades estadounidenses. "Chicago ni siquiera está en el top 5", manifiesta Towers.

"Ciudades como St. Louis, Baltimore y Nueva Orleans tienen tasas mucho más altas. Pero Chicago tiene una población mucho más grande, lo que significa que a pesar de que sus tasas son más bajas que las de otras ciudades, el número total es mayor, y el recuento de cadáveres también. Además, los patrones basados en el clima y la hora del día son importantes en todas las comunidades, incluso en las ciudades pequeñas", concluye.

Análisis predictivo para la vigilancia

Por otro lado, los autores de la investigación son expertos en el campo del análisis predictivo para la vigilancia, algo que puede recordar a la película Minority Report, pero sin llegar a los extremos del film.

"Podemos decirle a la policía hacia dónde enfocar sus recursos, les damos información para que sean más efectivos y reducir los crímenes", explica David Ebert, investigador del Centro de Excelencia del Departamento de Seguridad Nacional de la Universidad de Purdue.

"No queremos poner a los policías en ciertos lugares porque si, sino a los agentes adecuados, en el lugar correcto, en el momento adecuado, para estar atentos a ciertos delitos", añade Ebert.

[Más información: ¿Puede una ciudad vacunarse contra la violencia?]