El nuevo material de Krion capta y transforma contaminantes del ambiente.

El nuevo material de Krion capta y transforma contaminantes del ambiente. Krion

Medio ambiente

Así es Krion el innovador material de construcción que hace saludable el ambiente de tu casa

Algunos materiales de construcción nuevos incorporan funciones naturales de los minerales para purificar el ambiente que los rodea.

Noticias relacionadas

La emergencia climática que atravesamos en la actualidad exige repensar muchos de los elementos que componen nuestras sociedades. Uno de ellos, especialmente importante, es la construcción. Una mala planificación o una mala elección de materiales puede dar como resultado edificios que demanden un mayor gasto energético y, en consecuencia, que produzcan contaminación asociada. Pero, además, los espacios interiores pueden contener sustancias y microorganismos dañinos para la salud.

La revista sobre construcción sostenible, EcoHabitar, estimó que el consumo energético anual de una familia media equivalía a 1.300 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) emitidos a la atmósfera. Los espacios domésticos interiores no están, por lo tanto, exentos de la presencia de contaminantes y sustancias perjudiciales para la salud. Sin embargo, en la actualidad es posible transformar el hogar para hacerlo más eficiente en cuanto a consumo energético.

En este sentido, los diseños inteligentes y los nuevos materiales son fundamentales. Gracias a ellos se puede, por ejemplo, suavizar las temperaturas en las estaciones más frías y cálidas y, en consecuencia, depender en menor medida de fuentes contaminantes. Pero, además, existen en la actualidad materiales capaces de hacer los espacios interiores más saludables. Este es el caso de las nuevas líneas de superficies sólidas de Krion.

Un método anticontaminación natural

Se tratan de unos compactos minerales elaborados con minerales naturales, en su mayoría con trihidrato de alúmina, y resinas acrílicas de gran resistencia. En su proceso de elaboración se utiliza un bajo consumo energético y, una vez se desecha, es posible reciclar el 100% de este material para producir nuevas superficies. Sin embargo, este producto cuenta con nuevas propiedades tan sorprendentes como la capacidad de purificar el ambiente, "autolimpiarse" y eliminar químicos y bacterias. ¿Cómo lo hacen? Imitando a la naturaleza. 

La fotocatálisis es un proceso que realizan ciertos minerales en la naturaleza y que se puede incorporar a materiales de construcción. Cuando la luz impacta contra estos materiales, sus moléculas se ven alteradas y pueden combinarse con la humedad y el oxígeno que las rodean. De estas interacciones aparecen como resultado unas moléculas, llamadas radicales hidroxilo, que se unen a otras partículas que se encuentran cerca.

Lo que tiene de especial este proceso es que esos radicales hidroxilo se combinan con sustancias dañinas y las vuelven inofensivas para la salud. Las manchas y los compuestos orgánicos volátiles (COV) son transformados en agua y en CO2. El óxido de nitrógeno, que liberan los motores de los coches, se transforma en nitratos. Las bacterias, por su parte, mueren en este proceso. Se trata, por tanto, de un mecanismo natural de descontaminación.

Nuevas aplicaciones

Las planchas de Krion cuentan con un innovador polímero con función fotocatalítica que se encuentra conjunta con la resina acrílica de estas piezas. De esta manera, este proceso de captación y transformación de los contaminantes está presente en toda la plancha. Quienes la han desarrollado afirman que se trata de un material resistente y que puede ser utilizado tanto en los espacios exteriores como interiores.

Un esquema explicativo del proceso de fotocatálisis.

Un esquema explicativo del proceso de fotocatálisis. Krion

Anteriormente se había incorporado la capacidad fotocatalítica a otros materiales como aditivos y pinturas. Es decir, se aplicaba encima de otro material. Esta característica provoca una pérdida de efectividad con el tiempo, un coste adicional al producto base y el hecho de que, a veces, se encuentren mezclados en aerosoles o con disolventes contaminantes. Por tanto, al encontrarse el material fotocatalítico de manera inherente en estas planchas, su función es resistente.

Además, estas planchas no presentan poros, son resistentes a arañazos y se unen unas a otras con un adhesivo especial que hace prácticamente imperceptibles las juntas. Esta característica es importante porque las bacterias y otros microorganismos pueden proliferar en huecos y convertirse en un problema sanitario. Por tanto, las superficies con porosidad nula se recomiendan en cocinas, baños e, incluso, hospitales.

[Más información: Así es la casa del futuro: llena de plantas, 'robótica' y que te protege de los tóxicos]