Sociedad

El director de la Escuela de Arquitectura de Valladolid reclama “un cambio de paradigma, integral y para todos, en la accesibilidad al patrimonio”

17 mayo, 2021 14:09

Según Darío Álvarez, director de la ETSAVA y del GIR Laboratorio para la Investigación e Intervención en el Paisaje Arquitectónicos, Patrimonial y Cultural desde el que trabajan para hacer posible que toda la ciudadanía disfrute de los sitios y monumentos BIC.

Transitar con muletas entre los restos de un Castro o subir la torre de una iglesia románica es misión imposible, igual que lo es, hacerlo con un carrito de bebé o en una silla de ruedas. Estas situaciones que a lo largo de la vida pueden afectarnos de forma transitoria, son un impedimento diario para la ciudadanía con una discapacidad.

Pensando en éstos, y en el beneficio de todos, desde el GIR Laboratorio para la Investigación e Intervención en el Paisaje Arquitectónicos, Patrimonial y Cultural, de la ETSAVA, buscan desde hace años integrar la accesibilidad en los proyectos de intervención del Patrimonio, entendiendo como una obligación que el Patrimonio sea accesible para todos.

Las soluciones son muchas y variadas, teniendo que adaptarlas a las especiales características de trabajar con Bien de Interés Cultual (BIC), lo que entraña muchas dificultades a la hora de planificar cualquier intervención. "Ésta en ningún caso debe ser agresiva, sino que lo se añada termine siendo parte del monumento. En el ámbito patrimonial hay que valorar lo que consigues y lo que sacrificas", señalaDarío Álvarez, director del GIR.

"Más allá del cumplimiento de la normativa, hay que hablar también de accesibilidad sensorial o cognitiva, facilitar la accesibilidad integral. Un concepto desde el que trabajamos en el GIR y con el perseguimos un cambio de paradigma", explica el también director de la ETSAVA.

Un cambio de paradigma, añade, que supone "que en el momento de realizar una intervención en un sitio o monumento BIC,nos anticipemos y dejemos todo preparado para en un futuro poder hacerlo accesible, en beneficio de todos. Por ejemplo, dejando preparados los accesos a un castro, con la limpieza del camino, esto facilita tanto el acceso en silla de ruedas como con un carro de bebé".

Desde este paradigma el GIR ha realizado numerosas intervenciones en elementos patrimoniales como las villas romanas de Santa Cruz (Baños de Valdearados, Burgos), de Orpheus (Camarzara de Tera, Zamora) y El Vergel (San Pedro del Arroyo, Ávila); el Jardín de Sefarad (Ávila) o los paisajes arqueológicos de Tiermes (Montejo de Tiermes, Soria) y Clunia (Peñalba de Castro, Burgos), donde la obra que realizaron en su Teatro acaba de ser elegida finalista en la XV Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo. Actualmente trabajan en el desarrollo de un proyecto de accesibilidad cognitiva para hacer monumentos táctiles y utilizando la realidad aumentada.

Además, como parte de su actividad docente organiza, junto a la profesora y arquitecta Rosa Bellido Pla, el curso de Accesibilidad y Patrimonio, que acaba de celebrar su quinta edición de forma online y en la que han participado profesionales en Arquitectura, Urbanismo, Edificación, Remodelación y Museografía, y Patrimonio, que han analizado entre otros temas la accesibilidad en los cascos históricos, la intervención en espacios protegidos, el diseño de la información, o la instalación de ascensores urbanos en entornos protegidos.

Entre los participantes por parte de la ETSAVA, además del propio Darío Álvarez y Rosa Bellido Pla ha estado también la profesora Nieves Fernández Villalobos.