Sociedad

Más de 150 hackers de seis países se unen para solucionar los retos educativos más urgentes gracias a la iniciativa de la UPSA y ProFuturo

3 noviembre, 2020 14:16

Más de 150 hackers se reúnen virtualmente durante los próximos tres días para desarrollar soluciones tecnológicas innovadoras a los desafíos educativos más urgentes, planteados por profesores, académicos, instituciones educativas y particulares, gracias a la iniciativa 'hack4edu', 'hackaton' virtual dedicado a la educación digital promovido por la Universidad Pontificia de Salamanca y por el programa ProFuturo de las fundaciones Telefónica y La Caixa.



En el encuentro participan así un total de diez universidades españolas y latinoamericanas dedicadas, dentro de la iniciativa, tanto al planteamiento de retos como a la conformación de equipos para el desarrollo del 'hackatón' a nivel local, informaron esta mañana Telefónica, La Caixa y la Universidad Pontificia de Salamanca.



Así, y durante estos tres días, grupos multidisciplinares de hackers procedentes de España, Argentina, Colombia, Nicaragua, Perú y Uruguay trabajarán remotamente en el diseño de un prototipo que resuelva alguno de los 45 retos que, desde el 29 de julio, se han ido planteando en 'hack4edu' y entre los que destacan los relacionados con el acceso a contenidos educativos digitales en zonas con conectividad limitada, el control de la afluencia en los centros escolares, y las limitaciones de la educación remota en materias prácticas como las ciencias.



ProFuturo, por su parte, propone a los participantes el desarrollo de una herramienta que sea capaz, usando la analítica de datos, de recomendar contenidos específicos a docentes en función de los cursos de formación que complete cada uno en la plataforma 'online' de la iniciativa compartida de las fundaciones Telefónica y La Caixa.



Una vez finalizado el tiempo de desarrollo del prototipo, los equipos presentarán sus proyectos a nivel local en una ceremonia virtual que se celebrará el 6 de noviembre, en la que un jurado, integrado por especialistas en tecnología y educación, evaluará dichos proyectos en base a varios criterios, entre los que se incluye la creatividad de la propuesta y la posibilidad de usar el prototipo en el mercado real. Los tres proyectos ganadores de cada sede local competirán a nivel internacional y serán galardonados con 2.000, 1.000 y 500 euros, respectivamente.