Región Además, consideró que la “conciencia” de la Comunidad que representa el Común resuena como “un aldabonazo ante la evidencia de que, en muchos casos, no se ha estado a la altura a la hora de proteger” a los más débiles.En su opinión, las casi 5.000 quejas recibidas por la Administración autonómica indican que a la Junta se le han visto las “costuras” cuando más necesaria y consideró “demoledor” el relato de Tomás Quintana sobre lo sucedido en las residencias, que a pesar de no ser algo nuevo, al provenir de él, tiene un “marchamo de autoridad”, por lo que invitó a reflexionar sobre lo que pasó para que no vuelva a suceder y recordó que una parte del sufrimiento es consecuencia de las debilidades de los servicios por los recortes.Tudanca pidió un análisis “crítico” de todo lo que falló para corregirlo.

Tudanca se une al Procurador del Común para contar con un sistema residencial "con mayor peso de lo público"

11 mayo, 2021 14:01

El portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, se sumó hoy al Procurador del Común con ánimo constructivo para demandar la transformación, “cuanto antes”, del sistema de atención residencial de Castilla y León, con el fin de avanzar hacia un modelo “participado”, “consensuado” y “con un mayor peso de lo público”. “Reitero aquí lo que es un clamor social. Lo que pasó no puede volver a pasar. Nunca”, sentenció.

Tudanca, que fijó posición tras exponer el procurador del Común, Tomás Quintana, el informe de 2021, aseguró que su trabajo es un “buen reflejo” de la vida en Castilla y León en un año “dramático”, así como un “espejo” en el que se ven reflejados los problemas y anhelos de las personas.

En ese sentido, el socialista aludió a la realidad que dibuja en todo lo que se refiere a las residencias o al sistema sanitario es “demoledora” y expresó su indignación con los procuradores ‘populares’ que se reían mientras aludía a la situación de los centros de mayores. Además, consideró que la “conciencia” de la Comunidad que representa el Común resuena como “un aldabonazo ante la evidencia de que, en muchos casos, no se ha estado a la altura a la hora de proteger” a los más débiles.

En su opinión, las casi 5.000 quejas recibidas por la Administración autonómica indican que a la Junta se le han visto las “costuras” cuando más necesaria y consideró “demoledor” el relato de Tomás Quintana sobre lo sucedido en las residencias, que a pesar de no ser algo nuevo, al provenir de él, tiene un “marchamo de autoridad”, por lo que invitó a reflexionar sobre lo que pasó para que no vuelva a suceder y recordó que una parte del sufrimiento es consecuencia de las debilidades de los servicios por los recortes.

Tudanca pidió un análisis “crítico” de todo lo que falló para corregirlo. “Las familias merecen saber la verdad y nuestros mayores merecer saber que, al menos, hemos aprendido la lección”, dijo. Así, recordó que la Junta antes de la pandemia planteaba reducir el número de médicos en los centros de mayores y lamentó que rechazara desde hace tiempo todas las demandas del PSOE para cambiar el sistema residencial alegando unos “dieces” que -dijo- “son hoy un triste consuelo”.

El portavoz socialista denunció la falta de transparencia y criterios dispares en toda la Comunidad en las listas de espera de personas mayores en las residencias, así como la necesidad de aumentar las inspecciones si se establecían más medidas, la falta de protección a residentes y trabajadores, así como que ningún protocolo nuevo se adoptara por razones económicas o presupuestariarias o que se privara de la asistencia en condiciones de igualdad a los internos. En este punto, recordó que el Procurador del Común tuvo que advertir a la Junta que no puede escatimar recursos y medios en los centros residenciales.

Además, lamentó que no remueva conciencias que Castilla y León sea la tercera comunidad con más fallecidos en residencias, tras Madrid y Cataluña, furto de la situación “crítica” y “angustiosa” que aseguró vivieron no pocas personas ante la falta de planes de contingencia, el déficit en la asistencia médica o por la frialdad de algunos aspectos del confinamiento. De hecho, apuntó que el Procurador señala que la falta de atención hospitalaria explica la elevada mortalidad en estos centros.

Sanidad



En cuanto a la situación de la sanidad, Tudanca aseguró que de los “polvos” del pasado, cuando el Procurador del Común advirtió en 2017 que se debía garantizar la igualdad en la atención, llegan estos “lodos”. Así, recordó los problemas “endémicos” y el “déficit” estructural de este servicio en la España vaciada ante la falta de profesionales, los problemas de acceso a internet o la forma de abordar su futuro.

De esta forma, el portavoz socialista criticó que los consultorios locales no se hayan abierto, pese al compromiso asumido en junio de 2020, y advirtió de que la telemedicina “no es la panacea” si las líneas telefónicas están colapsadas y advirtió de que se generan errores en los diagnósticos. Además, aludió a las listas de espera, que auguró empeorarán “mucho”, así como a los problemas de algunos hospitales, como el de Béjar (Salamanca) o a la sanidad berciana.

Finalmente, Luis Tudanca puso en valor la “extraordinaria” labor del personal y del procurador del Común por tener que adaptarse a la nueva situación, modernizarse a una “velocidad de vértigo” y hacer un esfuerzo ante el aumento de las quejas en un año de “dolor” y “sufrimiento”. Además, valoró su “sensibilidad” y “empatía” en su respuesta a los ciudadanos.