Región

El Ayuntamiento no defenderá la continuidad de Valladolid Alta Velocidad

8 febrero, 2017 19:28

El pleno extraordinario pedido por el Partido Popular para buscar una postura común de cara a la reunión del Consejo de Administración de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV), el próximo 16 de febrero y en el que se prevé su disolución, ha decidido que, por parte del Ayuntamiento, no se defenderá la continuidad de la misma.

La decisión ha estado sustentada por los votos en contra de la moción del PP, en la que se pedía hacer todo lo posible para mantener la sociedad, de los grupos municipales del PSOE, Toma la Palabra y Sí Se Puede. Además de la abstención de Jesús Presencio como concejal no adscrito y a favor de PP y Ciudadanos.

Precisamente, el grupo municipal Ciudadanos, del que es portavoz Pilar Vicente, no ha podido incluir el punto principal de su enmienda de adición, en el que pedía la creación de una Comisión de Investigación sobre la gestión de la SVAV, debido a que el reglamento se lo ha impedido porque dicha petición necesitaba el apoyo del 25% de los concejales de la corporación.

No obstante, tanto el PP como Toma la Palabra y Sí Se Puede han declarado que veían con buenos ojos dicha investigación, pero Manuel Saravia ha pedido separarla del debate para no interferir. A pesar de ello, se han comprometido a estudiar la creación de la comisión en los próximos meses para depurar responsabilidades, en la medida de lo posible.

Antes de las intervenciones de los diferentes representantes políticos, hubo tres interposiciones por parte de María José Larena, presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid; Jesús Andrés Gallego, de CCOO; y Gregorio Ferreras, del sector ferroviario de UGT.

Los tres han incidido en la puesta en marcha de los talleres de Renfe en al páramo de San Isidro para garantizar el mantenimiento de alrededor de un millar de puestos de trabajo. El más crítico con la postura del Ayuntamiento ha sido el representante de UGT, quien ha asegurado que el equipo de Gobierno ha mostrado escaso compromiso con dicho traslado.

Ya en materia política, José Antonio Martínez Bermejo, presidente del grupo municipal popular, ha defendido que la disolución de la SVAV, ordenada o no, arrojará muchas dudas sobre el futuro del soterramiento y de la puesta en funcionamiento de los talleres de Renfe.

“Las previsiones son muy malas”, ha expresado el popular, ya que liquidar la sociedad conllevaría poner fin al convenio firmado por Ministerio de Fomento, Junta y Ayuntamiento, por el que se adquiría el compromiso de llevar a cabo el soterramiento. Sin ese convenio, “¿por qué iban a interesarse Junta y Gobierno en realizar el soterramiento tal y como quiere la ciudadanía?”.

En la búsqueda de soluciones, Bermejo ha asegurado que “nada impediría” que el Ayuntamiento aportase los 2,8 millones de intereses por el aplazamiento de la deuda que exigen Adif y Renfe para que ellos pagaran los 200 millones que sí han reconocido como deuda.

“Si se asumen los intereses de la deuda podremos avanzar en la renegociación de la misma con mejores condiciones, así como llevar a cabo una negociación urgente con el Ministerio de Fomento para comprobar las cantidades que aún no han dispuesto y el sobrecoste de los talleres de Renfe”, ha explicado el popular.

Algo que tanto Saravia como Puente han dicho que es imposible, como dicta un informe de Intervención Municipal, el cual asegura que, de asumirse el pago de esos intereses, se también se caería en la obligatoriedad de asumir el total de los 100 millones de deuda que se firmaron en la anulada Carta de Conformidad.

Según el alcalde, asumir los 100 millones de euros de deuda se acumularían en el pasivo, “lo que es insalvable”, porque llevaría a la paralización de todos los servicios públicos. “Tengo la obligación de proteger los bienes públicos”, ha asegurado.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha defendido la postura del Ayuntamiento en todas las reuniones de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad. “Hemos estado trabajando con intensidad y esfuerzo continuado y patente”, ha asegurado el concejal de Toma la Palabra.

Asimismo, ha asegurado que el compromiso del resto de socios con el soterramiento es “escaso”, ya que no han presentado ningún planteamiento alternativo para llevar a cabo el proyecto de soterrar las vías. Y, si el compromiso de estos es casi nulo, el de los bancos es “menos favorable”, ya que han actuado con “presiones y amenazas permanentes”.

Por todo ello, Saravia ha abogado porque la mejor solución sea un acuerdo de liquidación “ordenada y consensuada”. Y, después de esto, ¿qué? Manuel Saravia ha explicado que habría que buscar una propuesta alternativa que reúna tres condiciones.

Para empezar, que sea un proyecto “importante” y “eficiente” para la ciudad y que suponga un “orgullo”; en segundo término, que se impulse y lidere desde el Ayuntamiento y, por último, que se pueda realizar en tramos. Para finalizar, Saravia ha dicho que la intención sería intentar un proyecto consensuado por todos y elegido mediante un proceso particiaptivo.

Mientras tanto, el portavoz del Grupo Socialista, Pedro Herrera, ha hecho referencia a que la gestión del Ayuntamiento en la Sociedad "ya se investiga en los tribunales", en referencia a que tanto León de la Riva como Alfredo Blanco han prestado declaración por la Carta de Conformidad, mientras que el también exedil Manuel Sánchez está citado este viernes. Herrero ha reclamado al PP que "pida perdón" por mentir a los ciudadanos desde que en enero de 2011 se firmó ese documento.

La portavoz de Sí Se Puede, que ha culpado especialmente al PP de la situación que desembocará en la liquidación de la sociedad, ha coincidido con Manuel Saravia en la necesidad de "sustituir" la SVAV por "otro mecanismo de concertación" para dar solución a la integración del ferrocarril en la ciudad, con un proyecto abierto a la participación de los ciudadanos.

Por su parte, Pilar Vicente, que había exigido la oposición del equipo de Gobierno a la liquidación, ha lamentado la gestión realizada en la Sociedad tanto por gobiernos del PP como por el PSOE ya que entiende que han realizado "promesas huecas" durante años a unos ciudadanos que "ya están cansados".

El concejal no adscrito, Jesús Presencio, que se ha abstenido en la votación ha lamentado las condiciones en las que se negoció el préstamo de la sociedad, que ha causado un "elevado endeudamiento", así como que no se haya podido variar en los últimos años.

Uno de los gestos más representativos de dicho pleno, que ha durado alrededor de dos horas, ha sido cuando toda la banca del grupo municipal popular ha sacado pequeñas pancartas en las que podía leerse 'Soterramiento sí'.