Economía

Recesión en Castilla y León: caída del PIB del 10,1% en 2020, y previsión para 2021 de crecer "como mucho" un 7,5%

4 diciembre, 2020 11:23

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha presentado esta mañana la Contabilidad Regional del tercer trimestre de 2020, que confirma que Castilla y León se encuentra en "fase de recesión", con un crecimiento negativo, si bien el ritmo de la caída en la economía regional disminuye este terce con respecto al anterior, donde la mayor parte de la actividad económica paró en los peores meses de la pandemia. Así, la Junta prevé que la caída total en el 2020 alcance el 10,1%, una cifra de dos dígitos nunca vista en las series históricas, y que es el escenario macroeconómico que contemplan los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2021. "La intención es que la caída sea menor a la que se registre en el conjunto de España, y también en términos de evolución de la tasa de paro y de endeudamiento", ha asegurado Fernández Carriedo.

Además, de cara al próximo ejercicio, la previsón del ejecutivo autonómico contempla "como mucho recuperar tres cuartas partes de lo perdido en este 2020", y alcanzar un crecimiento del 7,5% en 2021, que en todo caso sería "insuficiente para compensar lo perdido en el 2020", y "no será hasta el 2022, en el mejor de los escenarios" cuando el PIB alcance niveles comparables a antes de la crisis, en 2019.

El fin del estado de alarma a finales del mes de junio y con ello las restricciones impuestas a la circulación de personas y al ejercicio de actividades económicas para combatir la crisis sanitaria COVID-19, si bien todavía con ciertas limitaciones, resultó en un mejor comportamiento del PIB regional en el tercer trimestre del año.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León registró en el tercer trimestre de 2020 una variación interanual de -5,5% (-18,8% en el trimestre anterior). La variación intertrimestral se situó en 15,8% en este periodo (-15,2% en el precedente).

Desde la perspectiva de la OFERTA, durante el tercer trimestre de 2020, en términos interanuales, se observan menores descensos en el VAB de la industria manufacturera, construcción y servicios de mercado y crecimientos en el del sector primario, industria energética y servicios no de mercado.

El VAB del sector primario de Castilla y León anotó en el tercer trimestre de 2020 un crecimiento interanual del 9% (7,7% en el periodo anterior), dado el incremento de la producción agrícola y de la ganadera.

- Los últimos datos disponibles de producción de cultivos de la campaña 2019/2020 reflejan un crecimiento de la producción agrícola en contraste con los descensos de la campaña anterior.

-  En el sector ganadero se produjo un aumento de la producción frente al descenso observado en el trimestre precedente.

El VAB de la industria decreció un 4,4% en el tercer trimestre del año, en menor medida que en el periodo anterior (-22,8%), resultado del menor descenso del VAB de las ramas manufactureras y del incremento de las energéticas.

- Las ramas energéticas crecieron un 12,1% interanual (decrecieron un 2% en el trimestre anterior), debido al mayor aumento del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado y al crecimiento de las ramas extractivas en este periodo frente al descenso en el segundo trimestre.

- Por su parte, las ramas manufactureras descendieron un 5,7% en este trimestre, en menor medida que en el anterior (-24,4%), todas ellas con menores caídas y algunas registraron un crecimiento, como la de industria química y productos farmacéuticos y las de productos informáticos y electrónicos y material y equipo eléctrico.

El sector de la construcción registró una variación interanual del -8,2% en el tercer trimestre de 2020 (-24,5% en el precedente), observándose menores descensos en la actividad de edificación e ingeniería civil.

Por último, el VAB del conjunto del sector servicios anotó en este tercer trimestre una tasa interanual del -6% (-18% en el periodo anterior), registrándose una menor contracción en el componente de mercado y una aceleración en los de no mercado.

- Los servicios de mercado descendieron un 8,5%, en menor medida que en el trimestre precedente (-24%).

- Por su parte, el VAB de los servicios no de mercado anotó un crecimiento del 2,1% (1,7% en el periodo anterior).

Desde el punto de vista de la DEMANDA, en el tercer trimestre de 2020 se registra una menor contribución negativa de la demanda interna al crecimiento del PIB, que pasa de -18 a -6,4 puntos porcentuales (p.p.) en este trimestre. La contribución del sector exterior pasa de -0,8 a 0,8 p.p. en este periodo, donde descienden en menor medida tanto las exportaciones como las importaciones totales.

El gasto en consumo final descendió un 4,3% en este tercer trimestre, menos que en el trimestre anterior (-14,2%), resultado de la menor caída del gasto en consumo final de los hogares (-6,8%) y del crecimiento del 3,2% del gasto de las Administraciones Públicas (dos décimas menos que en el segundo trimestre).

En cuanto a la formación bruta de capital (inversión), registró una variación de -13,6% (-27,8% en el precedente).

-  La formación bruta de capital fijo anotó una menor caída interanual (-13,6%,

-27,8% en el trimestre anterior) debido a los descensos inferiores registrados en la inversión en construcción y en bienes de equipo.

La inversión en bienes de equipo descendió un 10,1% interanual (-28,4% en el trimestre precedente). Por su parte, la inversión en construcción también registró en este periodo una contracción menor a la del anterior trimestre (-16,1% y -27,4%, respectivamente).

Por último, la variación de existencias mantuvo un efecto neutro sobre el incremento del PIB.

El sector exterior presentó una contribución positiva de 0,8 p.p. al crecimiento del PIB en el tercer trimestre del año (-0,8 p.p. en el periodo anterior), con una variación del -6,1% de las exportaciones totales (5,7 puntos superior a la del periodo anterior) y del -6,5% de las importaciones totales (3,5 puntos más que la del trimestre precedente).

El EMPLEO, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, definidos como el número de horas trabajadas entre la jornada media realizada en puestos de trabajo a tiempo completo, refleja una variación interanual del -4,2% en este tercer trimestre (-11,6% en el anterior), en el que se observaron menores descensos en el empleo de la industria y los servicios, una mayor caída en el del sector primario y un aumento en la construcción.