Cicloturismo por el inacabado 'Corredor del Mediterráneo de la bicicleta' de Alicante provincia

Cicloturismo por el inacabado 'Corredor del Mediterráneo de la bicicleta' de Alicante provincia Cicloturismo en la Comunidad Valenciana

Salud SALUD

Cicloturismo por el inacabado 'Corredor del Mediterráneo de la bicicleta' de Alicante provincia

El Consell impulsó en 2019 el Eurovelo con el objetivo de unir la provincia de norte a sur con un trazado de 217 kilómetros.  

7 junio, 2021 01:30
Alicante

Noticias relacionadas

Existe un 'Corredor del Mediterráneo' que no copa portadas en los medios y que no suscita preocupación entre empresarios y políticos por su lento desarrollo. No nos referimos a la infraestructura ferroviaria inacabada, sino a la red de carriles bici para  toda la Comunidad Valenciana que la conselleria anunció a finales de 2018 que estaría completada en 2020. 

La idea, defendida en su día por la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, era crear el itinerario cicloturístico europeo Eurovelo en toda la región, que en la provincia de Alicante comprendería 217 kilómetros desde L'Orxa, al norte, a Orihuela, al sur. 

El proyecto en realidad es más amplio pues abarca a toda Europa, con el objetivo de conformar una única red ciclista transnacional mediante la integración de itinerarios existentes y planificados en una única red de ámbito europeo.

Así que, si bien el gobierno valenciano saliente se aventuró en prometer que en dos años la tendría acabada, incluida las seis etapas que pasan por Alicante, en realidad tiene hasta 2030 para culminar las obras, con un presupuesto de casi 11 millones de euros. 

Mapa proyectado del Eurovelo con las rutas para la provincia de Alicante

Mapa proyectado del Eurovelo con las rutas para la provincia de Alicante

Mapa extraído del Instituto Cartográfico Valenciano con la ciclorutas que existen en la actualidad.

Mapa extraído del Instituto Cartográfico Valenciano con la ciclorutas que existen en la actualidad.

Para conocer cómo se encuentran las ciclorutas alicantinas en la actualidad, nos hemos basado en el mapa que proporciona el Instituto Cartográfico Valenciano. Así que comenzamos en el norte de la provincia. En el noreste, la conexión entre la provincia de Valencia y la de Alicante no está completada, por lo que del último pueblo valenciano, Oliva, hay que "saltar" hasta Pego, cuya distancia, unos 10 kilómetros, se recorren por la CV-715.

Marina Alta

En Pego ya podemos subirnos a la bici, y empezar a disfrutar de las vistas que envuelven, a la izquierda, el Parque Natural de la Marjal, y a la derecha, la Sierra de Segària hasta encontrarnos, tras algo más de 10 kilómetros, en El Verger. Tras la visita obligada al pueblo nos encontraremos con la ruta marcada una vez abandonado el municipio y casi en línea recta, durante 6 kilómetros, alcanzaremos Dénia. Paralelamente, más al sur, en Ondara, encontramos otra cicloruta, dividida en dos tramos, de casi 4 kilómetros que acaban en el mismo destino: la capital de la comarca de la Marina Alta. 

El Instituto Cartográfico Valenciano (ICV) se olvida, sin embargo, de importantes tramos frecuentados por ciclistas en esta comarca por carreteras que no son exclusivas de ciclistas, como la que une Benissa con Gata de Gorgos, de 14 kilómetros, la más larga de Dénia a Gata de Gorgos, 33 kilómetros para superar pueblos como Jalón, Llíber, Senija o la ya mencionada Benissa. El ICV tampoco traza ningún recorrido hasta Calpe, como la que llega desde Benissa pasando por Pinos, con un desnivel considerable, eso si, por estar a los pies de la sierra de Bernia, por lo que se recomienda ir preparado para completar sus 24 kilómetros. 

Marina Baja

Bajamos, nunca mejor dicho, a la Marina Baja, para dejarnos guiar por el ICV. A los lomos del Castillo de Guadalest podemos coger la bici y seguir la dirección que marca CR-70, por lo que es imposible perderse, hasta llegar a Benidorm, habiendo dejado a la izquierda l'Alfàs del Pi. Desde la capital turística existen numerosas rutas, en todas las direcciones, lo cual da buena cuenta de cómo Benidorm sí se ha tomado en serio la apuesta por los carriles bicis gracias al empuje de una población extranjera acostumbrada en sus países a usar las dos ruedas. 

Así, desde la costa, se puede ir hacia el interior hasta llegar a Terra Natura, hacia la Serra Gelada en dirección Altea,y si nos lo proponemos, llegaremos fácilmente hasta Villajoyosa (solo 9 kilómetros), desde donde es más accesible el acceso hasta Finestrat, 5 kilómetros por la CR-759. 

L'Alcoià

La oferta cicloturística del interior tiene que pasar, obligatoriamente por la comarca de La Hoya de Alcoy o l'Alcoià aunque de nuevo, sin haberse completado el proyecto Eurovelo. El Consell había planteado una ruta desde Muro de Alcoy a Castalla (45 kilómetros) para que el ciclista pudiera bordear la sierra de Mariola y el Parque Natural de la Font Roja. 

Sin embargo, según el ICV, de Muro de Alcoy a Alcoy no hay ruta disponible. Tampoco desde Alcoy a Ibi, quedando buena parte del tramo incompleto. Lo mismo ocurre de Ibi a Castalla. Por suerte, todo cambia a partir de entoces, existiendo 20 kilómetros de recorrido por la CR-799 con casi dos metros de ancho para ir en la bicicleta. 

L'Alacantí

Se da la misma situación en la siguiente comarca en dirección al sur, l'Alacantí o Campo de Alicante, donde el ICV separa el recorrido previsto entre Agost y San Vicente del Raspeig, unos dos kilómetros a la altura de la autovía AP-7, aunque esto no significa que no se pueda transitar, sino que no es carril bici. Sí que lo es en este último tramo antes de llegar al municipio alicantino, debido a la construcción de la infraestructura CR-824, dependiente de la Diputación de Alicante y por donde solo pueden transitar bicicletas. 

Por dicho vial, se puede llegar sin problemas, gracias al anillo cuadrado que se ha ido formando en la comarca, a casi todos los destinos posibles: Mutxamel, Sant Joan, Platja de Sant Joan y Alicante ciudad, sin olvidar que las últimas obras permiten llegar por carril bici hasta el aeropuerto de Alicante-Elche, situado en la comarca del Baix Vinalopó. 

Medio Vinalopó

De Elda, en dirección sur, existen casi tres kilómetros de carril bici de creación municipal. Éste desemboca en la CV-83, carretera para vehículos de tracción mecánica que conecta con Monóvar. Más al sur, existe la posibilidad de ir de Novelda a Aspe en bici a través de la CR-84, una carretera exclusiva para las dos ruedas de unos tres kilómetros de distancia por el entorno del Valle de las Uvas. 

Sin embargo, desde Aspe a la vecina Elche solo se puede ir en bicicleta por la CV-84, una carretera de doble sentido pensada para los coches y camiones que se mueven entre polígonos, por lo que el ciclista tiene que conformarse, como de hecho lo hace de manera habitual, por ocupar un carril que no le corresponde. 

Baix Vinalopó

Como en el caso de la capital de provincia, en Elche y alrededores la Conselleria sí que está haciendo los deberes. Y también el Ayuntamiento, donde ya se puede circular por carril ciclista desde que uno llega de Elda hasta su siguiente destino: el aeropuerto, Alicante ciudad y Santa Pola, siendo especialmente recomendable las rutas que llevan hasta las Salinas y el Parque Natural del Hondo. 

Vega Baja

Y acabamos como empezamos este recorrido, con el caos vial que existe en la actualidad en la Vega Baja donde se proyectó por parte del Consell una carretera que llegaría hasta Orihuela, pero la realidad es bien distinta. El ICV señala la existencia de una infraestructura de este tipo entre Granja de Rocamora, Callosa del Segura y Rafal, 10 kilómetros en total. 

Para encontrar otros carriles nos tenemos que ir a la costa, donde el Ministerio tiene casi diez kilómetros desde el último tramo del río Segura hasta la entrada de Torrevieja, y la Conselleria 9 kilómetros desde Benijófar hasta la ciudad turística, pasando por en medio del Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja.