La consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Ana Barceló, hoy en las Cortes.

La consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Ana Barceló, hoy en las Cortes.

Salud VEGA BAJA

El Tribunal Supremo investiga la reversión a la sanidad pública del hospital de Torrevieja

A preguntas del PP, la consellera es incapaz de explicar el modelo que seguirá y sólo dice que "los trabajadores estarán mejor".

29 abril, 2021 15:15
Torrevieja

Noticias relacionadas

El Tribunal Supremo ha admitido el recurso de Ribera Salud, concesionaria del hospital de Torrevieja, contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) a favor de la reversión del departamento de salud 22 a la sanidad pública tal y como la está ejecutando la Generalitat. 

En su auto, fechado el pasado mes de diciembre, el alto tribunal recuerda que no existe jurisprudencia previa respecto a la decisión de no prorrogar el contrato para la asunción de la gestión directa del departamento de salud por parte de la Conselleria de Sanidad.

Y es que esa decisión depende de "sus repercusiones y efectos económicos" en virtud de la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Algo que no ha quedado acreditado por parte del Gobierno autonómico tripartito de PSOE, Compromís y Podemos.   

En este sentido, el portavoz de Sanidad del grupo parlamentario del PP, José Juan Zaplana, ha advertido hoy a la consellera de Sanidad que "a sabiendas de ese incumplimiento, si el Consell sigue adelante con Torrevieja, puede que la ex consellera Montón y las decisiones de la consellera de Sanidad, las lleven a estar cometiendo delitos de prevaricación, malversación e incluso de administración desleal".

El debate

Zaplana ha añadido que la consellera Ana Barceló "sabe que se puede declarar nulo todo el proceso o incluso tener que indemnizar por haber incumplido una ley orgánica". Y también que el decreto de personal de Alzira está recurrido en el TSJCV "que se ha remitido a la sentencia que pueda dictar el Tribunal Supremo porque, ésta, marcará su legalidad".

Por su parte, la consellera de Sanidad ha seguido sin aclarar, tal y como informó ayer DE ALICANTE, cómo va a proceder con los profesionales del Hospital de Torrevieja. Barceló ha contestado que no saben "qué condiciones laborales tienen los trabajadores" de este departamento de salud, pues la empresa no facilita la información, pero tiene la seguridad de que esos contratos "están mejor con la administración o con el modelo que se establezca que con Ribera Salud".

Zaplana le ha contestado que "ha convertido un departamento de salud referente en atención sanitaria en toda Europa en un caos asistencial, organizativo y laboral", le ha espetado Zaplana. Y Barceló solo ha podido responder que una vez acaben todas las reversiones, "quedará cohesionado todo el sistema valenciano público de sanidad". 

También le ha recordado que los trabajadores de la Ribera han vuelto a convocar una nueva concentración, para, textualmente "protestar por los incumplimientos del Convenio Colectivo, por los agravios derivados de la falta de voluntad negociadora de la Conselleria y por los prejuicios que tiene la dirección del departamento después de 3 años de gestión".

Además, también como recogió este diario, los trabajadores de Torrevieja han llevado al Defensor del Pueblo su falta de transparencia en todo este proceso, y “el defensor les ha aceptado la queja porque siguen sin escuchar, siguen sin hablar”, ha dicho Zaplana.

Carta de los trabajadores

Zaplana ha leído una carta de los trabajadores del Hospital del Torrevieja ante la imposibilidad de hablar con la consellera donde se recoge la “decepción” y “preocupación” de los trabajadores con el trato de la consellera, su “desconcierto” en la que denuncian “la ocultación de las decisiones del Consell” y la vulneración de los derechos fundamentales.

Además, ha añadido, la persona a la que Barceló "ha puesto a pilotar este proceso, Mónica Almiñana está imputada ya, por un delito de prevaricación" y le ha preguntado a la consellera “dónde está su línea roja”.

Desde el PP denuncian que el Consell “diseña un engaño con un supuesto Decreto Ley para crear una empresa pública, que en su memoria económica solo habla de asistencia farmacéutica y de resonancias, que esta es otra que se estudiarán los tribunales”.



“Ya le digo que si Podemos y Compromís se bajan los pantalones en el Consell y aprueban ese Decreto Ley y llega a estas Corts, el PP votará en contra”, ha sentenciado.

Por otro lado, le ha pedido a la consellera que explique “cómo se financiaba irregularmente el PSPV en Alicante con empresas sanitarias, cuando era la secretaria general, y cómo, casualmente, fue la encargada de fabricar un informe que intentó esconder dicha financiación, y como meses después de eso, la hicieron Conselleria de Sanidad, y cómo esas mismas empresas sanitarias están creciendo y haciendo caja desde el momento que puso el pie en esa Conselleria”.