Ximo Puig y el presidente de Riegos del levante, Javier Berenguer, en el Palau de la Generalitat.

Ximo Puig y el presidente de Riegos del levante, Javier Berenguer, en el Palau de la Generalitat.

Economía AGUA

El Consell negocia con sus compañeros del partido en el Gobierno suprimir la tasa a regantes Tajo-Segura

El PP critica que Sánchez no haya destituido a Teresa Ribera por los daños ocasionados a la provincia de Alicante con el trasvase.

12 julio, 2021 18:05
Elche
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado en una reunión en Valencia que se están realizando gestiones con el Gobierno central para eliminar la tasa que los regantes del Tajo Segura pagan a las Confederaciones Hidrográficas por el mantenimiento de la infraestructura.



Así lo ha comunicado Puig al presidente de Riegos de Levante, Javier Berenguer, en la reunión celebrada este lunes en el Palau de la Generalitat, en la que han coincidido en la necesidad de suprimir el ‘tasazo’ que supone un coste anual de 2,5 millones de euros a esta comunidad de regantes, con independencia de la llegada de agua.



Ximo Puig también ha reiterado la posición del Consell de seguir reivindicando el trasvase Tajo Segura, asegurando que no se va a renunciar a los volúmenes de agua necesarios del trasvase.



Al mismo tiempo ha destacado la necesidad de que se ejecuten las inversiones previstas, así como de armonizarlas para garantizar los recursos hídricos a la provincia de Alicante, “a precios razonables”, ante cualquier modificación del trasvase.



Por último, el presidente se ha comprometido a mantener abiertas las vías de interlocución con regantes y agricultores en el objetivo común de conseguir “agua para siempre” para la Comunitat Valenciana.
 

Respuesta del PP

La secretaria general del PP de la Provincia de Alicante, Ana Serna, ha lamentado este lunes que al presidente del Gobierno “se le haya olvidado cesar a la ministra que más daño está haciendo a la provincia de Alicante”, en referencia a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que continúa al frente del ministerio, y a los cambios en el Gobierno de España anunciados este pasado fin de semana por Pedro Sánchez.

Serna ha afirmado que igual que Sánchez “se ha cargado a una ministra como González Laya por la crisis con Marruecos, o a Celaá por enfrentarse a gran parte de la comunidad educativa, esperábamos que acabara también con Teresa Ribera por la crisis hídrica que ha generado, especialmente en las comarcas del sur de la provincia de Alicante, donde los regantes y agricultores están reclamando agua del trasvase para no convertir en un secarral la principal hnuerta de Europa”.

Para Serna, “llaman Transición Ecológica a un ministerio que quiere cargarse la obra más ecológica y solidaria de este país. Y su ministra sigue ahí”. En este sentido la dirigente popular ha pedido a Ribera que dimita “por coherencia” y después de “su nefasta gestión del trasvase, recortando el agua del Tajo al Segura y poniéndose en contra a regantes y agricultores, y sin acordarse de”” las cien mil familias que dependen económicamente del trasvase”.

Ningún ministro de la Comunidad Valenciana, empezando por su propio presidente Ximo Puig, ha dado la cara por el trasvase. Ni Ábalos, ni el alicantino Pedro Duque mientras han estado en el Gobierno le dijeron a su compañera que esta provincia necesita agua”, ha concluido Serna.