El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ambos del PSOE.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ambos del PSOE. EFE

Alicante DATOS

Los municipios valencianos de PSOE y Compromís reciben 5 veces más dinero europeo que los del PP

Se han impulsado 10 proyectos de comercio por 7,67 millones. Las localidades afines al Ejecutivo acaparan el 84% de la financiación.

16 enero, 2022 00:59
Alicante
Los ayuntamientos pertenecientes a partidos del Gobierno valenciano del Botánico (PSOE y Compromís) han conseguido cinco veces más financiación de los programas de apoyo al sector comercial que los del PP, según un informe al que ha tenido acceso El Español. El Ejecutivo autonómico es el responsable de repartir este dinero que viene de Bruselas, por delegación del Gobierno de España. Y las cifras no están exentas de polémica.


En total ha habido diez proyectos en la Comunidad Valenciana que han logrado pasar el filtro de las ayudas para programas relacionados con mercados sostenibles (tanto urbanos como rurales) y zonas de gran afluencia turística: cinco pertenecen a consistorios socialistas, tres al PP y dos a Compromís.


En concreto, y tal como se puede consultar en este documento (a partir de la página 26), los municipios beneficiados son Canals (Compromís), Torrent (PSOE), Gandía (PSOE), Silla (PSOE), Novelda (PSOE), Orihuela (PP), Bigastro (PP), Vall d'Uixò (PSOE), Benidorm (PP) y Valencia (Compromís).


Se trata de 7,67 millones de euros, de los cuales solo 1,2 millones (es decir, el 16%) han ido a parar a ayuntamientos gobernados por los populares. De hecho, Valencia, Novelda y Gandía acaparan las subvenciones más altas, con 5 millones de euros entre las tres. En la estadística los municipios del PSOE y Compromís se han llevado cinco veces más ayudas que los del PP.


Esta distribución de fondos se une a la polémica que ha tomado fuerza esta última semana sobre un posible reparto "discrecional y arbitrario" de los fondos que vienen de Europa desde el Ejecutivo central, y que ha puesto en pie de guerra a presidentes de comunidades autónomas y alcaldes. 


Uno de los municipios que se ha quejado es Alicante. La segunda ciudad más grande de la Comunidad Valenciana lleva ya al menos dos convocatorias (una de turismo y otra comercio) quedándose fuera de este proceso. El motivo, que sus proyectos no reciben la puntuación suficiente como para pasar la criba de los técnicos que en teoría se encargan de supervisar las propuestas.


El problema, denuncian fuentes municipales, es que los informes que rechazan sus peticiones son "completamente opacos" y ni siquiera detallan qué se ha hecho mal: simplemente se limitan a rebajar la nota del municipio hasta el punto de que la valoración global no llega a la nota mínima (50 puntos) para pasar a la siguiente fase del proceso. 


En el caso de los proyectos comerciales, llama la atención que Alicante sacase cero puntos (de un total de diez) en el capítulo de "financiación municipal", cuando con solo 2 le bastaba para haber accedido al dinero de Bruselas. El Ayuntamiento se encuentra actualmente saneado (liquidó en 2018 su plan de ajuste) y cuenta cada año con un notable volumen de remanentes que le permiten acometer obras sin tener que endeudarse.


Esto ha llevado a que el concejal encargado de la Coordinación de Proyectos, Antonio Peral, acuse directamente al Ejecutivo de "primar" a consistorios "de su mismo color político" o de sus socios, algo que en la Comunidad Valenciana pasaría por favorecer a municipios gobernados por PSOE y Compromís. 

La vía judicial

El presunto agravio en el reparto de estas ayudas ha hecho que presidentes de comunidades autónomas como Alberto Núnez Feijóo o Isabel Díaz Ayuso denunciasen la "discrecionalidad" del Ejecutivo de Pedro Sánchez. En este último caso, la Comunidad de Madrid incluso ha presentado ante el Tribunal Supremo un recurso alegando los mismos argumentos que los del equipo de Gobierno de Alicante sobre la "arbitrariedad" a la hora de decidir el destino del dinero. 


Como adelantó este diario, el Ayuntamiento está muy pendiente de la resolución de este pleito: en caso de que el Supremo condene al Ejecutivo, el equipo de Gobierno moverá ficha también en los tribunales para reclamar "un reparto justo".  


Las mismas fuentes recordaron que el Gobierno de España ha cerrado además 2021 con más de la mitad de los fondos europeos sin gastar: solo 11.000 millones de los más de 24.000 que se incluyeron en los Presupuestos Generales del Estado han llegado a los ayuntamientos.