Turismo

Dónde viajar para disfrutar de uno mismo

Viajar es una manera de descubrir nuevos horizontes, incluso algunos que están dentro de ti y desconocías.

Úrsula García

Muchos todavía no han vivido la experiencia de partir a otros lugares de manera solitaria. Viajar es una manera de descubrir nuevos horizontes, incluso algunos que están dentro de ti y desconocías. Da el paso y aventúrate contigo mismo a conocer mundo pero, sobre todo, a conocerte en estos lugares:

Lumbini, en Nepal

En pleno Himalaya, este país es uno de los mejores para aquellas personas que quieren realizar un retiro espiritual auténtico. Nepal está repleto de templos hindúes, pero el más importante es Pashupatinath, ubicado a orillas del río Bagmati, al este de Katmandú. La espiritualidad es fácil encontrar en una de las cunas del budismo. Por ello, mucha gente, para encontrar la verdadera paz, peregrina a Lumbini, el lugar de nacimiento de Buda. Allí se puede visitar el lugar exacto donde nació Siddharta Gautama hace 2500 años.

Chiang Rai, Tailandia

Lo cierto es que el norte de Tailandia está repleto de experiencias tailandesas que harán a uno vivir situaciones que jamás había vivido con anterioridad. Los fértiles valles, los viejos montes, las atracciones culturales, los templos de la región… Pero sin duda, ningún lugar tan fascinante como Chiang Rai, territorio fronterizo con Myanmar y Laos. Allí podrás disfrutar de la mejor gastronomía y diversidad cultural. Por supuesto no puedes dejar de visitar el Monasterio del Bosque de Bambú, el Wat Phra Kaew, el templo budista más venerado de la ciudad. A unos 13 kilómetros se encuentra el increíble Templo Blanco, el Wat Rong Khun, que parece de porcelana. Aunque este es un destino muy turístico y no podrás disfrutar de una retirada en alguno de sus templos, es un lugar idóneo para observar diferentes culturas y aprender de ellas lo mejor.

Los Andes, en Chile

Camino de Santiago

Legendaria peregrinación religiosa al norte de España. Sin embargo los tiempos cambian aunque las tradiciones perduren, por eso existen muchos peregrinos que realizan este viaje sin ninguna ambición religiosa, si no personal. Elige tu ruta, marca tus días, pauta tu ritmo y disfruta de un viaje silencioso, solitario y lleno de magia donde conocerás además a mucha gente hasta llegar a la tumba del apóstol Santiago de la Catedral de Santiago de Compostela.